Nacional > ANIMALES

Malvín Norte: caballos que andan sueltos y nadie se hace cargo

Desde la IMM afirmaron que están trabajando de forma "activa" en un protocolo para que los vecinos sepan a quién dirigirse en casos de denuncias

Tiempo de lectura: -'

17 de enero de 2019 a las 05:04

Hace algunos días un grupo de más de diez caballos sueltos sorprendió en pleno cantero de Avenida Italia, a la altura de Hipólito Yrigoyen. El video de una persona que circulaba por el lugar se viralizó de inmediato en las redes sociales y, después de denuncias en el Municipio E, la Policía los retiró del lugar. Pero lo que causó sorpresa para quienes circulaban por la zona no fue novedad para los vecinos de Malvín Norte, acostumbrados a ver caballos sueltos por el barrio.

Hace unas semanas una mujer circulaba en su auto por Mataojo. En la vereda había un caballo pastando. Pero cuando la mujer fue a pasar el caballo se asustó y bajó de la vereda. La conductora también se sorprendió y por reflejo frenó de golpe. Un motociclista que venía atrás, a poca distancia, se dio de lleno contra el auto. “No tuvo tiempo para reaccionar, no pudo frenar y se lastimó toda la pierna”, narró a El Observador Víctor, un vecino que integra la Mesa de Convivencia de Malvín Norte.

Los vecinos que integran ese ámbito aseguraron a El Observador que la presencia de caballos sueltos en el barrio es un problema constante. Según su testimonio, hay personas que usan a Malvín Norte de “pradera” para que los animales pasten.

“Son buenos caballos. Los propietarios no son gente que vive acá”, aseguró Raquel. Según los testimonios de los integrantes de la Mesa de Convivencia de Malvín Norte, alguien le está pagando a un residente de la zona para que cuide a los animales. Sin embargo, afirmaron que “nadie” quiere decir “quién es el dueño”.

Mabel, otra vecina del lugar, comentó que en los últimos meses no encontraron respuesta del Ministerio del Interior ni de la seccional. “Ese es el gran problema. ¿A quién nos dirigimos? ¿Quién se tiene que hacer responsable?”, se preguntó.

Para los casos que se dan en Montevideo la normativa departamental es clara. En el capítulo referido a la tenencia de animales se prohíbe expresamente el abandono de animales o el tenerlos sueltos “en vías de tránsito y/o sitios de uso público”, así como en los “predios abiertos” del departamento. También establece que todo animal que esté incumpliendo las normas será “recogido por personal de los servicios de la Intendencia respectivos o de la policía (terrestre o marítima) que preste su colaboración a tales efectos”.

Los animales, una vez recogidos, deberán ser enviados al predio que la Intendencia de Montevideo (IMM) destine para esa finalidad, por lo que desde hace varios años la comuna mantiene un convenio con el Instituto Legal de los Derechos de los Animales (ILDA), que oficia de depósito judicial cuando se dan estos casos.

Pero además de estas disposiciones, los propietarios, responsables o cuidadores que no cumplan con las normas deberán pagar multas por los “daños y perjuicios ocasionados y los gastos de manutención y cuidado”.

Ana Rita Colombo, creadora de ILDA, explicó a El Observador que en sus años como activista por los derechos de los animales “nunca” vio a nadie poner una multa por la tenencia irresponsable de un caballo, algo que le correspondería a Inspección General de la IMM, aunque esto tampoco está claro.

“Hay un digesto que dice que le compete a la IMM y que puede solicitar ayuda al Ministerio del Interior. Es obvio que Inspección General no sabe cómo tratar a los caballos”, sostuvo Colombo.

Desde la Prosecretaría General de la comuna reconocieron a El Observador que en los últimos tiempos no se dieron retiros de animales. Respecto a las multas, afirmaron no tener conocimiento si se aplicaron en casos específicos de caballos, ya que muchas veces las denuncias llegan a través de expedientes (no de forma directa) y cuando los inspectores van al lugar el animal ya no está. 

"Y luego está la dificultad de quién los retira y cómo se retiran. Por otro lado está el marco departamental y las competencias nacionales. Hay como muchos organismos con competencias en la materia", agregaron desde esa división de la comuna y anunciaron que están trabajando de forma "activa" en un protocolo con la Comisión de Tenencia Responsable y Bienestar Animal (Cotryba), así como otras organizaciones vinculadas.  

Colombo también comenzó a trabajar en la redacción de un protocolo “más aceitado” que determine de forma clara todos los pasos a seguir cuando se encuentra a un caballo suelto en la ciudad. “Ya que nadie está haciendo nada, ahora cualquiera va a ver un caballo y se lo va a llevar”, criticó. 

Asimismo, afirmó que el argumento constante es que los organismos no tienen dónde depositar a los animales. Por eso, recordó el convenio que tiene vigente con la IMM y por el que proporciona de forma honoraria un depósito judicial para los animales sin límite de estadía.

En la Mesa de Convivencia de Malvín Norte también surgió este problema, ya que los policías de la zona han justificado su inacción en la falta de medios para trasladar a los caballos, así como un lugar en el cual dejarlos.

“Ellos lo que han planteado es que no los pueden llevar a la seccional 15. No tienen cómo trasladarlos”, explicó una de las vecinas y recordó que, en una oportunidad, el comisario de la zona les contó que tuvo durante días a un perro en el calabozo porque “no sabía qué hacer con él”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...