Nacional > ENCUENTRO

Manini Ríos saludó a Bolsonaro en asunción de comandante de Brasil

Desde varias tiendas se considera que el número uno del Ejército está preparando su carrera política

Tiempo de lectura: -'

12 de enero de 2019 a las 05:02

"El trabajo de inteligencia es de los más importantes y sensibles para la seguridad de la nación. Sin embargo, por su naturaleza discreta, raramente es reconocido. En lo que concierne a este gobierno no faltará el apoyo y la valorización para los profesionales del área”, tuiteó Jair Bolsonaro el 30 de diciembre, dos días antes de asumir la Presidencia de Brasil.

Ese mensaje del excapitán del Ejército de Brasil durante las décadas de 1970 y 1980 recibió más de 62 mil “faveos” en la red social. Entre las muestras de aprobación estaba la de otro militar: el comandante en jefe del Ejército uruguayo, Guido Manini Ríos.

Trece días después de ese gesto virtual, Manini Ríos tuvo la posibilidad de saludar a Bolsonaro en persona durante la ceremonia de puesta en posición del cargo del nuevo comandante del Ejército brasilero, el general Edson Pujol. 

En una foto a la que accedió El Observador y que acreditó como auténtica se ve a Manini Ríos conversando con Bolsonaro en un evento que se desarrolló este viernes. En la ocasión, el comandante de la fuerza de tierra uruguaya estaba vestido de civil a diferencia del uniforme que portó en la ceremonia oficial. 

Fuentes militares dijeron a El Observador que, más allá de estar en representación del Ejército uruguayo, Manini Ríos fue invitado a la ceremonia porque es amigo del nuevo comandante y del saliente, Eduardo Villas Boas. 

El casual encuentro entre Manini Ríos y el presidente de Brasil se dio días después que el jefe del Ejército fuera criticado por integrantes del oficialismo a raíz de su saludo de Navidad a la tropa con un tuit en el que apuntó contra “la acción de los mercaderes del odio, de los que viven de la división y del enfrentamiento entre orientales”. 

Hay quienes creen que el jefe del Ejército está preparando el terreno para lanzarse a la vida política y, de hecho, llegaron a compararlo con Bolsonaro. 

El diputado frenteamplista Jorge Pozzi dijo a Subrayado que Manini Ríos puede “transformarse en un líder político y tal vez quiera hacer algo como Bolsonaro”.

El integrante del sector Nuevo Espacio considera que algunas actitudes del comandante, como la de criticar en forma pública la reforma a la Caja Militar cuando el tema estaba en discusión en el Parlamento y tildar de mentiroso al ministro de trabajo, Ernesto Murro no tenían otra finalidad que preparar una eventual carrera política cuando el militar pase a retiro. 

Esos cuestionamientos le valieron a Manini Ríos la sanción de 30 días de arresto a rigor ordenada por el presidente Tabaré Vázquez.

“Creo firmemente que eso fue lo que hizo con la (reforma de la) Caja Militar; buscó la sanción que el presidente le aplicó para transformarse en una especie de líder de los damnificados”, dijo el diputado. Además de Pozzi, otros integrantes del oficialismo criticaron a Manini en redes sociales.

Un movimiento por Manini

El Observador informó el 27 de diciembre que hay un grupo de militares retirados y civiles que busca convencer al comandante para que asuma el liderazgo de una agrupación política una vez que se retire en 2020 y que Manini Ríos, aunque respondió que no hará ningún movimiento mientras se encuentre en actividad militar, dejó abierta la puerta para el 2024.

Dentro del grupo que impulsa a Manini Ríos se discute cuál es el mejor camino para que el jefe de la fuerza de tierra pueda salir a la arena política con posibilidades reales. 

Hay quienes creen que lo mejor es generar un nuevo espacio político, que no herede estructuras ni se identifique con ninguna trayectoria preexistente. “Movimiento Social Artiguista” es el nombre que algunos manejan para ese grupo nuevo que ya salió a buscar firmas en todos el país para hacer la inscripción en la Corte Electoral.

Sin embargo, dentro del grupo hay quienes creen que en Uruguay no funcionan los nuevos partido políticos y que crear una agrupación sería una estrategia pobre desde el punto de vista electoral. Por eso entienden que el desembarco de Manini Ríos debería darse con un sublema dentro de alguno de los dos partidos tradicionales.

El liderazgo y carisma que mostró al frente del Ejército y su determinación para defender los intereses de su colectivo, las simpatías que entienden que evoca en algunas franjas del electorado y su capacidad de trabajo son algunos de los atributos por los que sus impulsores creen que sería un buen candidato. 

Hay también otro dato anecdótico que los integrantes de este grupo de militares retirados y civiles usan para subrayar la oportunidad de la movida: su ascendencia política.

El comandante del Ejército viene de una familia con fuerte tradición política. Es nieto del colorado Pedro Manini Ríos, quien fuera ministro del Interior de José Batlle y Ordoñez, ministro de Relaciones Exteriores de José Serrato y ministro de Hacienda de Gabriel Terra. 

Su tío Carlos, también colorado, estuvo al frente de varios ministerios durante los gobierno de Óscar Gestido y Jorge Pacheco Areco, embajador político ante Brasil durante varios años de la década de 1970 y ministro del Interior del primer gobierno de Julio María Sanguinetti. 

Si los Manini Ríos lo llevan de la mano al Partido Colorado, su apellido materno y su esposa Irene Moreira lo dejan cerquita de la colectividad de Oribe. Moreira es edila de Artigas por la lista 404 que trabaja por la candidatura de Luis Lacalle Pou.

Pero más allá de la ponderación de su persona o de herencias familiares, Manini Ríos todavía aún no está muy convencido con la idea y sus promotores deberán trabajar un poco más para que nazca un nuevo liderazgo político, tal como ellos lo conciben. 

El renacer del patriotismo
En su despedida, Villas Boas dijo que la elección de Bolsonaro como presidente de Brasil trajo una “liberación de las amarras ideológicas que secuestraron el libre pensamiento, embotaron el discernimiento e indujeron a un pensamiento único y nefasto” en el país, según consignó el diario Folha de San Pablo. Para el general en retirada, la llegada de Bolsonaro al poder despertó un sentimiento patriótico que había estado adormecido”.En tanto, el nuevo comandante se manifestó –al igual que su par de Uruguay- contrario a que los militares se vean afectados por la reforma del sistema de prensiones que impulsan algunos integrantes del gobierno de Bolsonaro. “No debemos modificar nuestro sistema”, dijo Pujol.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...