Fútbol > COPA SUDAMERICANA

Nacional condenado por sus horrores defensivos

El tricolor falló en una zona que venía firme y San Lorenzo le pegó en momentos justos para ganarle 3-1

Tiempo de lectura: -'

22 de agosto de 2018 a las 21:25

La ilusión uruguaya y más particularmente la de Nacional quedaron seriamente comprometidas en la Copa Sudamericana al perder 3-1 de visitante contra San Lorenzo en partido de ida de los octavos de final del certamen.

Arrancó muy bien el tricolor. Prolijo, compacto y audaz.

Alexander Medina apostó a un 4-3-3 que en los primeros 15' se plantó en campo rival, salió del fondo con prolijidad –aún cuando el rival decidió adelantar su línea de presión– y tuvo amplitud de campo a la hora de canalizar sus ofensivas.

Gonzalo Bergessio, con su característico ímpetu, complicó y Sebastián Fernández tuvo dos corridas inquietantes por la banda izquierda.

A los 15', el lateral Elías Pereyra fue forzado al error por Bergessio y Tabaré Viudez entró en diagonal por derecha rematando cerca del ángulo.

San Lorenzo parecía una tímida expresión, similar a la que mostró en los dos partidos ante Deportes Temuco donde fue claramente superado (1-3 en el global aunque logró clasificar por un reclamo de puntos en los escritorios de la Conmebol).

Sin embargo, bastó con que el Santo pisara por primera vez el área para que el partido tuviera un giro radical.

El extremo Rubén Botta metió una diagonal y desarticuló a la defensa, Pereyra metió un pelotazo cruzado a espaldas de Alfonso Espino que calculó muy mal y Nicolás Reniero la mató de pecho para cruzarla al medio. La pelota superó a Esteban Conde y atoró a Rodrigo Erramuspe que la metió en su propio arco.

Nacional se desflecó. De una posesión favorable de 52% pasó a un insípido 47%, sin avanzar al terreno enemigo con ideas ni en bloque.

La fortaleza defensiva, que tan bien venía funcionando, se derrumbó.

Espino volvió a parecerse a aquella versión irregular y poco fiable previa al partido con Santos en el Parque Central por la Copa Libertadores (el 1º de mayo).

A los 25' Luis Agiuar se dejó anticipar ante un pase de Rafael García y Espino dejó un enorme espacio a sus espaldas. Erramuspe tuvo que salirle al cruce a dos jugadores. No pudo. Nicolás Blandi quedó solo y fusiló a Conde.

Dos llegadas y dos goles. Esa fue la brutal eficacia de San Lorenzo en los primeros 45'.

El tricolor se adelantó en el complemento. Luis Aguiar metió un zurdazo cruzado apenas iniciado el segundo período y Bergessio volvió a obligar en la salida rival forzando al golero Navarro a jugarse el físico.

Pero claro, ese adelantamiento traía sus consiguientes riesgos.

San Lorenzo ganó muchísimo en confianza con los goles para manejar la pelota.

Creció exponencialmente el juego de Gerónimo Poblete, doble 5 junto a Ariel Rojas que lo complementó muy bien.

A los 56' una gran subida del lateral Víctor Salazar terminó en una gran atajada de Conde y a recursos urgentes y extremos de los defensas para bloquear la segunda jugada en el área chica.

Como el equipo siguió con carencias de profundidad y ataque, Medina apeló al juvenil Brian Ocampo para ganar en desborde y al Colo Romero para incrementar la intensidad del equipo.

Seis minutos después de las variantes llegó el descuento tras penal de Pereyra sobre Oliva, ante un centro de Viudez, bien ejecutado por Bergessio.

Pero Nacional ni siquiera pudo aprovechar ese golpe casual. Tuvo solo un tiro libre en el que Viudez no pudo pasar de la barrera y, para colmo, a la salida de un córner a favor tomó otro gol con un infantil penal de Ocampo, solidario en el retroceso pero imperito para marcar.

Los tres errores defensivos dejaron la serie cuesta arriba. La revancha será el 26 de setiembre y Nacional está obligado a ganar por 2 a 0 para clasificar. Demasiado para este momento del fútbol uruguayo y aún para Nacional que ha sido el mejorcito.

Embed

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...