Nacional > PASIVIDADES

Nubarrones para el BPS en 50 años si no crece la natalidad

El banco necesitaría 10 veces más dinero del gobierno para cumplir

Tiempo de lectura: -'

15 de julio de 2015 a las 05:00

La estructura demográfica del país –caracterizada por una población envejecida– además de variables de la economía, harán que el Banco de Previsión Social (BPS), en 50 años, requiera una asistencia de fondos estatales 10 veces mayor a la actual.

De acuerdo a un informe de la Asesoría General de Seguridad Social del BPS, presentado la semana pasada en el Parlamento, las proyecciones indican que para mantener los niveles actuales de prestaciones, el aporte de Rentas Generales (la caja del Estado) por encima de la recaudación del BPS para poder hacer frente a las pasividades deberá ser 2,5% del Producto Interno Bruto (PIB), cuando actualmente es 0,25 del PIB.

Las actualizaciones oficiales indican que en números actuales, con un PIB de US$ 57.000 millones, el sistema de previsión social recibe hoy un apoyo de Rentas Generales de US$ 143 millones por año.

Un informe del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) señaló que Uruguay es el país que más dinero destina a pagar jubilaciones. A ese rubro vuelca 8,2% del PIB, Brasil 6,8% y Argentina 6,4%.

Las autoridades del BPS consideraron en la Comisión de Seguridad Social de Diputados que las finanzas de la institución han mejorado "notoriamente" en los últimos diez años, básicamente por el crecimiento de los ingresos. Eso se explica porque hay más cotizantes (más gente trabajando y aportando) y el aumento del salario medio de cotización, afirmó Gabriel Lagomarsino, vicepresidente del BPS.

En ese período también, aumentó la cobertura (hoy 98% de los mayores de 65 años tienen una jubilación o pensión); subieron los egresos del banco por el pago de jubilaciones –que son 75% de la salida de caja– y por el pago de otras prestaciones.

Entre los años 1999 y 2001 la contribución que recibía el organismo correspondía a 4% del PIB y actualmente disminuyó "casi a cero" afirmó el jerarca, para quien el desafío es cómo mantener esa cobertura en forma sostenible financieramente a mediano y largo plazo.

Los datos indican que en Uruguay las tasas de mortalidad descienden y aumenta la esperanza de vida, fenómeno que es una tendencia mundial. "Esto hace que el sistema sea más costoso desde el punto de vista financiero", explicó Lagomarsino. Además, en Uruguay la tasa de natalidad sigue decreciendo, lo que tampoco ayuda al sistema previsional.

El informe oficial estimó que se espera una situación "relativamente estable" hasta el año 2040 y no se requerirán mayores apoyos del Estado al sistema previsional. En el año 2020 la asistencia financiera se estimó en 0,47% del PIB; cuatro años después bajará a 0,32%, y seguirá reduciéndose hasta llegar al año 2035, con una asistencia de Rentas de 0,23% del PIB.

En el año 2065, es decir dentro de 50 años, el peso de la demografía hará que el apoyo a la previsión social será 2,5% del PIB, de acuerdo a los cálculos de la Asesoría General de la Seguridad Social.

Los representantes del gobierno en el BPS ven ese escenario como "un asunto a atender" pero lo manejan sin dramatismo.

Una opinión distinta tiene Elvira Domínguez, representante de los empresarios en el directorio del BPS, quien señaló que el informe de la Asesoría "no lleva a conclusiones tan positivas". "Nosotros vemos algunos nubarrones vinculados, no solamente al crecimiento demográfico, sino que también nos importa el tema de la gestión y el financiamiento", afirmó.

Reconoció que entre 1998 y el 2000 hubo un aporte estatal que superó 4% del PIB y luego se creó por ley un impuesto (Cofis) que también aporta al sistema.

Para la empresaria, a los aportes de Rentas Generales también hay que sumarle el que llega por vía impositiva.

270. El BPS paga 270 pensiones graciables con un costo de US$ 2 millones anuales.

Dijo también que el informe no consideró un escenario de problemas en la economía como el que hoy se vislumbra.

Sixto Amaro, representante de los pasivos, mencionó que los empresarios aportan la mitad que los trabajadores porque así se planteó en un momento de crisis. Se preguntó si no es momento de revisar esa situación. Afirmó que según datos de Economía, cada punto que deja de aportar el sector empresarial al BPS significa US$ 70 millones anuales.

Amaro recordó que el reclamo de los jubilados de recibir aguinaldo tiene un costo de US$ 30 millones.

Más desempleados

El seguro de paro en mayo creció 16% con respecto a abril y cubre a 36.000 trabajadores.

Heber Galli, presidente del BPS, señaló que el beneficio llega a 26% de los desempleados, que son 135 mil en total.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...