Nacional > IGLESIA CATÓLICA

Obispos cuestionan ley de personas trans y advierten sobre "colonización ideológica"

Señalan que el proyecto tiene cuestiones propias de estados totalitarios

Tiempo de lectura: -'

07 de mayo de 2018 a las 20:10

La Comisión de Familia y Vida de la Conferencia Episcopal, presidida por el obispo de Minas, Jaime Fuentes, emitió una declaración donde cuestiona el proyecto de ley Integral de las Personas Trans, que se encuentra a estudio del Parlamento, y advierte sobre la "colonización ideológica" que enfrenta Uruguay.

La declaración condena la discriminación a cualquier persona ya sea por raza, sexo, religión u orientación sexual y reconoce que las personas trans "han sido por largo tiempo injustamente discriminadas en nuestra sociedad", no obstante, subraya que el proyecto de ley en cuestión no respeta otras concepciones sobre la sexualidad, el matrimonio y la familia.

"Ese justo empeño (la no discriminación), se ve desfigurado por quienes quieren imponer la 'ideología de género' y no toleran otras concepciones de la sexualidad, del matrimonio y de la familia, en particular la visión judeo-cristiana de la que somos dichosos herederos".

Para la Conferencia Episcopal, el proyecto de ley de las Personas Trans "lleva hasta el extremo la intención de 'deconstruir estereotipos' que ya estaba presente en algunos textos de enseñanza", como denunciaron los obispos en 2014.

En este sentido, recuerda la definición de sexo que se utiliza en el proyecto de ley: "algo convencionalmente asignado al momento del nacimiento". Al respecto, los obispos expresan que "la ciencia y la común experiencia (...) enseñan que el sexo biológico es independiente de toda ley y de toda convención humana".

Lea también: ¿Qué dice la carta de los obispos y por qué molestó a Roballo?

"Estas afirmaciones nos alertan porque al final del proceso 'deconstructivo' no puede ser otro que una sociedad formada por individuos solitarios sin más ligamen que la propia idea que tengan de sí mismos", señala. Y agrega que: "aprovechando la discriminación que sufre un determinado grupo, se está pretendiendo alterar todo el tejido social fraterno creado por nuestra sociedad democrática y consagrado en nuestra Constitución".

La Conferencia Episcopal también cuestiona que se otorgue a los menores de 18 años el derecho a cambiar su registro de nombre y sexo y a acceder a tratamientos médicos. A su vez, llaman la atención sobre la posibilidad de autorizar representantes legales para lograr estos objetivos, en caso en que los padres no estén de acuerdo.

"¿Es lógico considerar que un niño o un adolescente menor de edad tienen la suficiente madurez, para tomar una decisión de tal magnitud que podría afectar su vida irreversiblemente?", se preguntan los obispos. "¿Puede una ley desautorizar y desvalorizar a las madres y padres de familia, pasando por encima de su patria potestad en una materia de tanta importancia? Sustituir a los padres por un representante estatal en una decisión tan compleja, ¿no es una actitud propia de los estados totalitarios?", agregan.

La declaración llama a senadores y diputados a legislar "pensando en el bien común, actual y futuro de nuestra sociedad" y, parafraseando al papa Francisco, advierte sobre la "colonización ideológica" que enfrenta Uruguay.

"Eso es la colonización ideológica: entrar a un pueblo con una idea que no tiene nada que ver con él; con grupos del pueblo sí, pero no con el pueblo, y así colonizar un pueblo con una idea que cambia o pretende cambiar su mentalidad o su estructura", afirman los obispos, citando palabras de Francisco en 2015.

Comentarios