Nacional > DINERO K

Oposición acusó a Bonomi por dar orden de no revisar lanchas deportivas en Carmelo

El oficialismo señaló que la tarea de revisar las embarcaciones le corresponde a Prefectura

Tiempo de lectura: -'

12 de septiembre de 2018 a las 22:53

El senador del Partido Nacional, Javier García, dijo sentirse preocupado porque el gobierno desconoce quién ingresa al país y afirmó que eso se debe a una resolución firmada en el año 2012 por la que Migraciones dejó de “atender” a las embarcaciones deportivas que arriban a Uruguay. El hecho fue parte de la discusión durante la convocatoria al Parlamento realizada por el legislador blanco al ministro del Interior, Eduardo Bonomi, para que diera explicaciones acerca de los ingresos al país del financista del expresidente argentino Néstor Kirchner, Ernesto Clarens.

El oficialismo señaló en el Parlamento que el legislador blanco buscó generar "alarma" contra el Ministerio del Interior porque la revisión de embarcaciones es una potestad que le corresponde a la Prefectura, una dependencia del Ministerio de Defensa. 

En una conferencia de prensa tras la comparecencia de Bonomi, el senador García consideró “grave que haya una orden que expresamente determine que no se atiendan las yachts y que el responsable de la seguridad del país no esté enterado”.

El senador del Frente Amplio, Rafael Michelini, dijo a El Observador que el Ministerio del Interior se encarga exclusivamente de Migraciones y que si se realizaron ingresos al país por otros puntos es responsabilidad de Prefectura, un área que depende del Ministerio de Defensa. "El senador (García) no entiende que quien controla las embarcaciones turísticas no es el Ministerio (del Interior) sino Prefectura", dijo. "Hay un error de conocimiento de como funcionan las migraciones y el control de fronteras en el Uruguay", agregó.

Lea también: Clarens acusó a más implicados en la trama de corrupción K

Además, el legislador oficialista explicó que aunque Clarens hubiera ingresado al país por fuera de Migraciones, no se lo podría detener salvo que hubiera alguna orden de captura contra su persona. “Si salió más veces de Argentina de las que fue a Uruguay; o no vino al país o (si lo hizo) no fue por migraciones. Incluso si lo hubiera hecho, si no tiene alguna advertencia de Interpol o algo no se puede hacer nada porque se violarían los derechos humanos”, dijo Michelini.

Clarens es el financista ligado al kirchnerismo acusado de llevar fuera de Argentina más de US$ 200 millones de coimas recibidas por la obra pública.

Más allá de los cruces, si la Prefectura de Carmelo quiere controlar a un barco que llega al puerto de esa localidad tiene que verlo primero o contactarlo por radio, ya que los radares no están operativos en el lugar.

Lea también: Según la Armada Nacional, en Carmelo no hay radar y los barcos son invisibles para la Prefectura

Según el senador oficialista, Bonomi explicó durante la citación que actuó de acuerdo a los controles que dispone y que el legislador nacionalista quiere causar alarma pública. “Quiere crear una situación de inseguridad sobre perforación de fronteras. En mi opinión, debería tener más cuidado”, sostuvo Michelini.

Según García, Bonomi afirmó que solo se realizaron 94 viajes -los registrados por migraciones- mientras que el senador indicó que se realizaron al menos 60 ingresos más, como aseguraron los registros argentinos.

García fue consultado por si era posible que el financista del expresidente saliera de Argentina y se dirigiera a otro destino a pesar de haber declarado en migraciones del país vecino que se dirigía a Uruguay. “Es llamativo (que no viniera a Uruguay) porque esa persona declaró que venía acá”, sostuvo.

Comentarios