Espectáculos y Cultura > ENTREVISTA

Passenger: "Nunca generé una conexión tan instantánea con un público y un país como con Uruguay"

El músico inglés tendrá su cuarto show en Montevideo en lo que va del año este miércoles 4 de diciembre

Tiempo de lectura: -'

26 de noviembre de 2019 a las 05:00

Repasemos: en febrero de 2019 llega como telonero de Ed Sheeran y se encuentra con un Estadio Centenario que canta sus canciones, ríe con sus chistes y lo ovaciona cuando cuenta que se perdió en Montevideo y una pareja local lo rescató, hizo de guía turística y lo llevó a los lugares de la ciudad que quería visitar. Queda encantado y promete volver, aunque no sabe cuándo, porque su próxima gira por Sudamérica no incluye un paso por Uruguay. Se arma una campaña en las redes sociales, lo convencen, y programa un show con apenas una semana de antelación, para marzo. Lo agota en cuatro minutos. Anuncia otra función, en horario matiné, y la agota en la misma cantidad de tiempo. Toca, llora, agradece. Anuncia al tiempo una nueva visita, ahora en un escenario mucho mayor y vende una gran cantidad de entradas.

La conexión entre Michael Rosenberg, más y mejor conocido como Passenger, y su público montevideano es tan firme como llamativa. Que un artista extranjero –anglosajón– toque cuatro veces en un año en Uruguay es, con toda seguridad, inédito. Él tampoco se explica muy bien lo que pasó, pero lo fascina y lo considera uno de los puntos más altos de su carrera.

Una carrera que empezó a los 16 años, cuando dejó todo y decidió enfocar su vida completamente a la música. Este nativo de Brighton, 35 años, hijo de madre británica y padre estadounidense, se curtió en calles, metros y bares, tuvo una banda que se disolvió después de sacar su primer disco y le dejó como gran legado su nombre artístico, y es también el dueño de una canción como Let her go, (que entre Spotify y YouTube tiene 3.500 millones de reproducciones. O sea, como si la mitad de la humanidad la hubiera escuchado una vez), de la que no logra despegarse pero que a la vez sabe que le abrió puertas en todas partes.

Más allá de ese hit, Rosenberg es un cantautor prolífico, a tal punto que entre 2014 y 2019 ha publicado un disco nuevo por año. El más reciente es Sometimes it’s something, sometimes it’s nothing at all, que tiene la particularidad de que todo lo que recaude será destinado a la fundación Shelter, organización de apoyo a las personas sin hogar en el Reino Unido.

En la previa a su regreso a Uruguay, donde se presentará en el Antel Arena el 4 de diciembre (quedan alguna localidades en Tickantel), el músico británico respondió a las consultas de El Observador sobre su vínculo con el país, su forma de trabajar y las particularidades del disco que presentará, acompañado solo por su guitarra, en ese escenario.

No recuerdo otro caso de un artista extranjero que haya tenido cuatro shows en un mismo año aquí en Uruguay. Los dos conciertos en un mismo día, organizados a último momento, con entradas agotadas en unos minutos para ambas funciones, ahora este show en un estadio. ¿Le encuentra explicación a la conexión generada con el público uruguayo?

Ha sido absolutamente asombroso. He tenido la suerte de tener algunos momentos increíbles a lo largo de mi carrera y esto está definitivamente ahí, entre los mejores. Pensándolo, nunca me pasó de recibir tanto cariño y de generar una conexión tan instantánea con un país y con un público como me pasó en Uruguay. Desde el primer show, con Ed, me di cuenta de que estaba pasando algo especial, y me pone muy contento poder volver y tocar de nuevo.

¿Esperaba algo así cuando vino por primera vez en febrero de 2019?

No sabía qué esperar. Porque nunca había tocado en Sudamérica hasta entonces, y cuando sos el encargado de abrir el show de alguien más es difícil saber cómo va a reaccionar la gente. Todos los shows de esa gira acompañando a Ed fueron maravillosos, ¡pero el de Uruguay superó incluso mis expectativas más locas!

¿Ha vuelto a hablar con la pareja de fans que los ayudaron a usted y al fotógrafo que lo acompaña, Jarrad Seng, cuando se perdieron en Montevideo?

¡Sí! ¡Son muy buenas personas! No estaban en el país cuando toqué solo en marzo, así que estoy esperando con muchas ganas poder reencontrarme con ellos en esta visita.

¿Cómo fue el proceso de creación de este nuevo disco? ¿Son canciones escritas “en la ruta”, durante esta última gira?

Para ser honesto, siempre estoy escribiendo nuevas canciones. Donde sea que esté y sin importar lo que esté haciendo. Este nuevo disco es especial porque estoy acompañado de un cuarteto de cuerdas y lo grabamos en los estudios Abbey Road, que para mí fue un sueño cumplido. Y también porque toda la recaudación va a estar destinada a la caridad, a una organización llamada Shelter, que trabaja con los sin techo en el Reino Unido, y estoy muy feliz de haber tomado esa decisión.

¿Cómo fue grabar en Abbey Road?

Había estado ahí una vez pero fue una cosa muy rápida. Fue increíble y una sensación maravillosa grabar en un lugar que tiene una historia musical tan rica. Me sentí muy afortunado solo por haber tenido esa oportunidad.

Al respecto de los arreglos, ¿por qué decidió que la orquestación fuera solo guitarra, voz y el cuarteto de cuerdas?

Es algo que siempre quise hacer. Creo que el sonido de un cuarteto de cuerdas es uno de los más hermosos del mundo, y realmente le quedaba bien a las canciones y a la onda del disco.

¿Cómo decidió destinar la recaudación a Shelter? ¿Conocía su trabajo desde antes de grabar el disco o hubo algún episodio puntual que lo hizo llegar a ellos?

La falta de acceso a la vivienda y la gente que vive en la calle se está convirtiendo en un problema muy grande en el Reino Unido en este momento. Hubo un incremento muy grande a lo largo de los últimos años, y me planteé desde donde podía ayudar, y qué podía hacer al respecto. Conocí a los de Shelter, y me di cuenta de que eran los adecuados para hacer un buen trabajo con ese dinero.

¿Cómo es su proceso de composición? ¿Tiene algún ritual, método o momento favorito para hacerlo, o es algo más libre y que depende de la inspiración repentina?

Trato de no ponerle muchas reglas a esa tarea. Hay momentos en los que pasa un mes y no escribí nada, y de repente hago tres canciones en una semana. Es un proceso muy misterioso…lo que sé con toda seguridad es que cuando me pongo menos presión a mí mismo es mejor…, que venga cuando venga.

Desde que lanzó el álbum Whispers en 2014, ha publicado un disco por año. ¿Cómo logra ser tan prolífico?

Buena pregunta (risas)…¡es agotador! Creo que se debe a que como escribo mucho, para cuando termino la gira de presentación de un disco ya tengo armadas las canciones del siguiente, entonces me viene la ansiedad de grabarlas y mostrárselas al mundo. También tengo la suerte de tener mucha gente a mí alrededor que trabaja muy duro para permitirme publicar con tanto volumen de producción.

Cuando esas canciones están prontas y es momento de llevarlas al vivo, ¿qué siente al pararse solo, con la guitarra, frente a todo ese público?

No se compara con nada. Es como la vida de otra persona.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...