Piden que la lechería quede a resguardo de conflictos ajenos

Litigio en empresa transportista causó pérdidas a los productores

Tiempo de lectura: -'

04 de julio de 2017 a las 05:00

L a Asociación Nacional de Productores de Leche (ANPL) solicitó al Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS) que convoque a la Mesa del Sector Lácteo con el fin de crear un mecanismo que ponga a los tamberos a resguardo de conflictos que perjudican a la producción primaria, como ocurrió el pasado fin de semana cuando se perdieron más de 30 mil litros de leche", informó a El Observador el presidente de la gremial, Wilson Cabrera.

La Mesa del Sector Lácteo está integrada por los ministerios de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP) y de Industria, Energía y Minería (MIEM), además del MTSS; el Instituto Nacional de la Leche (Inale); la ANPL; y la Federación de Trabajadores de la Industria Láctea (FTIL).

Se procura encontrar una fórmula "que impida que estos conflictos terminen impactando en los productores que nada tienen que ver con situaciones como la ocurrida el pasado fin de de semana", advirtió a El Observador el presidente de Inale, Ricardo de Izaguirre.

El conflicto se desató entre el Sindicato de Trabajadores del Transporte de Leche (STTL) y la empresa transportadora Gelemind SA, de Fray Bentos, que resolvió cerrar y enviar al seguro de desempleo a sus cinco trabajadores a partir del 1° de julio. Argumentó que negociaba con sus trabajadores desde hace casi un año para no seguir pagando a sus empleados 70% por encima del laudo, lo que redundaba en resultados negativos para la empresa.

Si bien anunció que pagará la indemnización por despido, STTL resolvió bloquear el ingreso de los camiones cisterna transportando leche a Conaprole como medida de reclamo por los cinco trabajadores despedidos.

Al conflicto que se inició el sábado pasado en la planta de Mercedes –y que continuó luego hasta el domingo–, se agregó la imposibilidad de ingresar a la planta de Conaprole en Rodríguez, en San José. Esto generó una situación de mucho nerviosismo en los productores lecheros en la mañana del domingo, al comprobar que no llegaban los camiones, expresó De Izaguirre.

En la planta de Rodríguez "descargaban de a un camión, enlenteciendo el trabajo en forma extrema, mientras había una fila de 28 a 30 camiones esperando", contó a El Observador el secretario de la ANPL, Gerardo Perera.
El productor, quien trabaja un tambo en San José, se mostró muy molesto con este tipo de medidas que "desconocen que al animal (la vaca) hay que ordeñarlo todos los días de cualquier manera por un tema sanitario y biológico".

La leche en los tambos se ordeña en forma automática dos veces al día y se transfiere a los tanques de frío del establecimiento. Cuando estos llegan al tope de su capacidad, si el camión cisterna no hace la recolección, provoca que la leche se empiece a derramar en el lugar donde esté instalado el tanque, en el predio lechero.

Otra perla

El conflicto en el ámbito del transporte lechero es una preocupación que se suma a los problemas que tienen los tamberos, por lo arbitrario que significa como medida frente a un sector que está tratando de lograr soluciones de fondo para la crisis que le afecta, dijo a El Observador el presidente de la Intergremial de Productores de Leche (IPL), Fernando Valverde. En ese marco las gremiales lecheras esperan seguir explorando una solución en la mesa de diálogo entablada con el presidente de la República, Tabaré Vázquez.

Comentarios