Opinión > EDITORIAL

Pobre debate

Un encuentro que no cumplió con las expectativas 

Tiempo de lectura: -'

27 de junio de 2019 a las 05:01

El debate en Canal 4 entre los precandidatos del Frente Amplio Carolina Cosse y del Partido Nacional Jorge Larrañaga no cumplió con las expectativas generadas. Las comparaciones son odiosas, pero resultó mucho más atractivo el intercambio entre el comunista Oscar Andrade y el economista colorado Ernesto Talvi, unos días atrás.

Los debatientes dejaron pasar una oportunidad de oro para reubicarse en sus respectivas internas. Sin embargo, hay que destacar la realización de un nuevo encuentro televisado y agradecer a los políticos que aceptan la invitación para intercambiar ideas ante la opinión pública.

Fueron miles los uruguayos que se sentaron frente a la televisión a las nueve de la noche del martes a ver cómo Daniel Castro introducía a dos importantes figuras del elenco político y los invitaba a debatir.

Por un lado, Carolina Cosse, exministra de Industria, candidata con apoyo del poderoso Movimiento de Participación Popular (MPP) y la preferida del presidente Tabaré Vázquez. El debate era la oportunidad de mostrar sus mejores armas y reposicionarse como una adversaria de fuste para ganar la interna del Frente Amplio (FA), cuyo favorito es Daniel Martínez. 

Por el otro lado, el senador Jorge Larrañaga que disputa -según las encuestas- el segundo puesto en la interna del Partido Nacional (PN) tenía la última oportunidad de comunicarse masivamente con el pueblo y erigirse como el candidato de la reforma de la Constitución de la

República para combatir la inseguridad y como dice el eslogan, Vivir sin Miedo.
Cuando se esperaba un contrapunto de ideas, se vio a dos políticos con un libreto demasiado preparado, más preocupados en pasar sus mensajes o tirar chicanas más o menos efectivas que a debatir en serio. Así fue como corrió un debate sin pena ni gloria entre dos políticos que perdieron la oportunidad de sorprender y provocar un cambio en las intenciones de voto de sus respectivas colectividades. 

A Cosse se la notó demasiado guionada, repitiendo latiguillos que se pueden ver en las redes sociales, haciendo demasiadas alusiones al pasado. No dejó entrever la astucia que caracterizó su gestión al frente de Antel, salvo en el final cuando habló de los desafíos del trabajo.

Por su lado Larrañaga mostró los rasgos más típicos de su personalidad. Fue firme en su discurso, aguerrido en la defensa de su posición a favor del plebiscito, pero no ofreció un escenario novedoso ni innovador para el futuro. Criticó los fracasos de la gestión del Frente Amplio y por allí fue su estrategia.

Las humoradas, chistes, memes y chascarrillos que circularon por redes sociales una vez finalizado significaron una de las características más sobresalientes del debate. 

Larrañaga fue intendente de Paysandú, está ligado al campo y al Parlamento; Cosse pertenece al universo urbano capitalino, viene de la academia y la gestión ejecutiva. Tienen visiones diferentes de la política y les hablan a públicos distintos, pero -les guste o no- viven en un mismo Uruguay. 

Ambos representan sectores que deben aprender a entenderse y a dirimir sus diferencias dialogando y negociando. Por eso hay que insistir con la herramienta del debate. El intercambio responsable y sano entre opositores habla de la buena salud de la democracia. 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...