Nacional > Disturbios

Policía está en "alerta" ante fiestas irregulares en Kibón y Michigan el 24 y 25

Entre los elementos que alarmó a las autoridades, se encuentra una captura de pantalla de una historia de Instagram que invita a congregarse con cerveza y parlantes en los alrededores del bar de Malvín

Tiempo de lectura: -'

30 de diciembre de 2019 a las 05:00

Como parte de la planificación de seguridad para las fiestas del 24 y 25 de diciembre, la policía se encuentra "en alerta" ante convocatorias en redes sociales para realizar fiestas irregulares en algunos puntos de la ciudad, con algunas señales que indican que pueden generarse disturbios, según dijeron a El Observador fuentes del Ministerio del Interior.

Es por esa razón que la cartera de seguridad planifica "incrementar la presencia policial" durante el martes y el miércoles en aquellas zonas en que potencialmente puedan haber conflictos, por fuera de aquellas fiestas que cuentan con el aval de la Intendencia de Montevideo, a las que también se destinarán funcionarios policiales como medida de precaución –como es el caso de las que tendrán lugar en la Plaza Virgilio, en el Yacht Club y frente al Club de Golf de Bulevar Artigas, entre otras–.

Uno de los puntos problemáticos que la policía ya identificó, de acuerdo a las fuentes, es el bar Michigan y los alrededores, en donde ocurrieron peleas y disturbios durante la tarde del 24 de diciembre del año pasado. Entre otros elementos que generaron alarma, la policía cuenta con una captura de pantalla de una historia de Instagram que invitaba a la fiesta improvisada.

"Este martes 24 nos juntamos todos en Michigan! Lleva tu birra y parlante y mandale cumbia", decía la publicación, que a su vez proponía una encuesta de dos opciones, entre los que planificaban asistir –cuya opción era "tamo ahí"–, y los que no quienes debían presionar "soy perro espero a Papá Noel".

Los informantes policiales aseguraron que "perro" es una marca que pertenece al "lenguaje de delincuentes, que hace referencia al mandadero, al del escalón más bajo", y que también es empleado en la comunicación entre narcotraficantes.

Los alrededores de ese bar es un lugar de encuentro de todos los años en las fiestas, y así ocurrió el año pasado, cuando se reunieron allí en la previa de Nochebuena, pese a que el local no había organizado ningún evento.

Esa tarde, sobre la hora 18, la música se cortó pero la gente siguió en la calle, y entonces empezaron cánticos relacionados a clubes de fútbol. Pocos minutos luego, comenzaron a volar botellas de vidrio, y hubo varios enfrentamientos con golpes de puño, que quedaron registrados en videos que se hicieron virales en su momento.

El 25 de diciembre de 2018 también se vio en esa esquina –Michigan y Orinoco, Malvín– una piscina que por unas horas se instaló en el medio de la calle, cortando una de las vías de la calle Orinoco, algo que tampoco contaba con el aval de la comuna.

Esta vez, los informantes dijeron que la policía estará "atenta" a que eso no vuelva a ocurrir, y que ante la eventualidad de encontrar irregularidades, se procederá en forma "disuasiva".

Otros de los lugares que hasta el momento la policía identificó con probabilidades de desmanes tras indicios de convocatoria social es la zona del Kibón, en donde hasta semanas atrás se congregaron jóvenes que protagonizaron disturbios importantes durante dos sábados consecutivos. 

Los primeros incidentes ocurrieron en las primeras horas del domingo 24 de noviembre, cuando los jóvenes –convocados en redes para participar de "Kibón Manija"– comenzaron a atacar un camión de la Armada que pasaba por la zona con urnas y soldados para distribuir en distintos circuitos. Luego, avanzaron por la avenida Luis Alberto de Herrera y Marco Bruto –y otras calles de Pocitos Nuevo–, rompiendo a su paso vidrios de autos –cuatro patrulleros fueron rotos– y entradas de edificio.

Cuatro personas fueron detenidas esa noche –dos mayores y dos menores–, pero a las pocas horas fueron liberados por la fiscal del caso, Adriana Costa, porque no había elementos para imputarlos.

El detonante del segundo domingo, según un comunicado oficial de la cartera de seguridad, fue un operativo de rutina que realizó la División Tránsito de la Intendencia de Montevideo, con apoyo de personal de Prefectura.

En cuanto llegaron a la zona para controlar, los funcionarios fueron atacados y los agresores luego siguieron destrozando todo a su paso, hasta que los refuerzos policiales llegaron y controlaron la situación, aunque recién sobre las seis de la mañana. Una camioneta también fue incendiada esa madrugada, y ocho jóvenes –dos de los cuales eran menores– fueron luego imputados con prisión domiciliaria por un delito de violencia privada.

Luego de dos grandes operativos de seguridad que se desplegaron en la zona los fines de semana siguientes, no ocurrieron más incidentes. Y según fuentes policiales, ya el sábado pasado casi "no había" gente en el lugar.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...