Nacional > fallo

Punto final para el caso Amodio: el extupamaro es un hombre libre

Suprema Corte de Justicia consideró que las detenciones con las que colaboró eran legales

Tiempo de lectura: -'

11 de agosto de 2017 a las 05:00

Procesado 7040. El extupamaro Héctor Amodio Pérez escuchó ese número el 14 de setiembre de 2015, cuando la jueza penal Julia Staricco lo procesó con prisión "como presunto autor responsable de reiterados delitos de privación de libertad", al haber sido acusado de participar en 1972 de operativos de detención de integrantes del Movimiento de Liberación Nacional (MLN). El pedido de procesamiento había sido realizado por la fiscal penal Stella Llorente en el marco de una causa que inició en 2011 por la denuncia de 28 expresas políticas.

El 7 de agosto de este año se cumplieron dos años de su vuelta a Uruguay luego de más de cuatro décadas de exilio en España, para participar de la presentación del libro "Palabra de Amodio", de Jorge Marius. Esa fecha marcó el comienzo de un proceso marcado por una apelación por la que un tribunal revocó su procesamiento, la autorización para que viajara a España y un nuevo recurso que este jueves tuvo el fallo final. La peripecia judicial del exguerrillero concluyó con la sentencia de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) que determinó que es un hombre libre. Tres ministros del máximo órgano de la Justicia no dieron lugar a la casación presentada por la fiscal Llorente para anular el fallo del Tribunal de Apelaciones de 4º Turno que en setiembre del año pasado revocó el procesamiento determinado por Staricco. Amodio esperaba una resolución bajo prisión domiciliaria primero en lo de su hermana y luego en la casa del escritor de su libro.

El Tribunal de Apelaciones de 4º Turno les dio la razón a sus abogados, Andrés Ojeda y Fernando Posada, por considerar que "tiene el estatuto de amnistiado, habiéndose extinguido a su respecto la acción penal por los eventuales delitos que hubiera ejecutado en el marco de la ley, por el período transcurrido entre 1962 y 1985".


Para Llorente, los argumentos de ese tribunal no eran válidos porque consideró que el exguerrillero había cometido delitos de "lesa humanidad", que quedan por fuera de la ley de amnistía, dado que las personas apresadas fueron luego sometidas a tortura. La fiscal también indicó que las detenciones con las que colaboró fueron "ilegítimas", y recalcó que no se había analizado si se trataban o no de delitos de "lesa humanidad".

Con ese punto coincidió el fiscal de Corte, Jorge Díaz, que cuando en marzo de este año se pronunció sobre el caso señaló que el tribunal de apelaciones en cuestión "debió haberse pronunciado sobre lo solicitado por la Fiscalía, en cuanto si tales hecho constituyen o no delitos de lesa humanidad". Pero el análisis de la Suprema Corte fue diferente, se mantuvo en la línea del fallo en segunda instancia e indicó que hay una "debilidad del planteo de la Fiscalía".

"El recurso se fundamenta en la infracción o errónea aplicación de normas de derecho, tanto en el fondo como en la forma, que trascienden y determinan la parte dispositiva del fallo en cuestión" - Fallo de la Suprema Corte de Justicia
Para el presidente de la SCJ, Jorge Chediak, y los ministros Eduardo Turell y Elena Martínez- redactora de la sentencia- Amodio Pérez está amparado por la ley de amnistía porque "si las detenciones por sí solas fueron legítimas resulta por lo menos dudoso que por efecto de lo que vino después, se pueda recalificar la conducta y decir que fueron ilegítimas". Según la SCJ, en el momento en el que las personas fueron detenidas había un "marco legal vigente" que amparaba a hacerlo. Los ministros indican que "no se entiende por qué el acusado debiera ser enjuiciado por un delito" que no está relacionado con las torturas que sucedieron a esas detenciones.

"Si se vulneraron otros bienes jurídicos, como la integridad física, la vida, las buenas costumbres, etc., ello resulta ajeno al enjuiciamiento seguido en la causa, puesto que, contra el encausado (Amodio), no se ejercitó reproche penal alguno respecto a dichas conductas", afirma la sentencia. Pero aquello del "Procesado 7040" sigue rondando en la cabeza de Amodio puesto que proyecta que ese sea el título del libro que está escribiendo, donde contará lo vivido en estos dos años. Pese a que volvió a Uruguay para contar "su verdad", al enterarse de que era libre, prefirió guardar silencio. Al menos por unos días.
REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...