Economía y Empresas > POLÍTICA MONETARIA

Qué medida aprobó el BCU para que los bancos tengan más pesos para prestar a futuro

El Banco Central reducirá en forma definitiva los encajes en pesos y las instituciones podrán acceder a unos $ 20.000 millones (unos US$ 474 millones) 

Tiempo de lectura: -'

23 de diciembre de 2020 a las 18:39

El Directorio del Banco Central del Uruguay (BCU) resolvió este miércoles aprobar una reducción gradual y definitiva de los encajes en pesos que las instituciones financieras deben tener inmovilizados por regulación ante la autoridad monetaria. La medida apunta a reforzar la política de desdolarización de la economía uruguaya así como para fomentar el crédito en moneda nacional a plazos más largos. 

En una conferencia de prensa virtual, el presidente del BCU, Diego Labat, y el vicepresidente, Washington Ribeiro, anunciaron la medida tras el cierre de los mercados (17 horas) y la reunión del último Comité de Política Monetaria (Copom) del año, que mantuvo incambiada la tasa de interés de referencia en 4,5%. 

La autoridad monetaria había aprobado una reducción transitoria de los encajes en abril para atender los efectos de la pandemia e inyectar liquidez a la economía por los efectos de la pandemia. 

Ahora, el BCU decidió que esa medida tenga un carácter permanente y no apuntará a la coyuntura de corto plazo, sino a una mirada de mediano y largo plazo para avanzar en la estrategia de "desdolarización de la economía" uruguaya, explicó Labat. Esto porque solamente se reducirán los encajes en pesos y no los de dólares. 

De acuerdo al cronograma que resolvió el BCU, los encajes en pesos (hoy en 22%) comenzarán a reducirse desde el próximo 1º de enero, tendrá un nuevo ajuste en julio de 2021, para terminar en enero de 2020 con una tasa del 15%. Durante ese proceso gradual, los encajes para plazos de 90 días bajarán de 11% a 3%, mientras que para plazos más largos se reducirán a 2% y 1%, respectivamente. Con esto último, el BCU busca alentar los depósitos a más largo plazo en moneda nacional, algo que también debería tener su correlato en el crédito en igual horizonte temporal. El sistema financiero uruguayo suele tener un alto componente de liquidez pero de dinero a la vista. Eso dificulta el fondeo de los bancos para que puedan prestar en pesos a plazos más largos. 

La estimación del impacto que tendría esta medida en el mercado implicaría la liberalización de unos $ 20.000 millones (unos US$ 474 millones) para los bancos, informó Labat. 

"Esta es una media de política monetaria de largo plazo. Encajes a niveles óptimos para darle estabilidad a los bancos. El principal objetivo es fijar reglas claras de la intermediación financiera para el largo plazo; que las instituciones se sientan cómodas con las reglas de juego", explicó Labat. 

El presidente del BCU indicó que como la medida transitoria de reducción de los encajes estará vigente hasta junio de 2021, cuando se pase al esquema definitivo en julio, no habrá grandes cambios para aquellos bancos que ya utilizaron esa opción para contar con más liquidez a la hora de gestionar su negocio de intermediación financiera. 

 

 

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...