Cargando...
Óscar Ortega, Nicolás Gandini y Diego Simeone en la pretemporada 2016 de Atlético de Madrid

Selección > SELECCIÓN

¿Quién es Óscar Ortega? Sus raíces en Uruguay, su innovación y su alto vuelo por el mundo

El nuevo preparador físico de la selección uruguaya, Óscar Ortega, tiene 63 años, lleva una década en Atlético de Madrid pero arrancó en las formativas de River Plate, se fue a Argentina con Garisto y le hizo un trabajo especial al Pato Aguilera

Tiempo de lectura: -'

16 de diciembre de 2021 a las 10:58

Fue un alumno brillante en el Instituto Superior de Educación Física. Tiene fama de ser un tipo duro, pero quienes trabajaron con él lo reconocen como un revolucionario y un innovador en la preparación física. Sus amigos dicen que como persona es aún mejor que como profesional. Desde el miércoles, Óscar Ortega es el nuevo preparador físico de la selección uruguaya de fútbol en el cuerpo técnico que encabezará Diego Alonso como sustituto de Óscar Tabárez. 

Ortega, de 63 años, es el profe del argentino Diego Simeone desde 2006. Los perfiles que han escrito medios españoles dan cuenta de un profesional de gran pasión y entrega que a pesar de sus metodologías de entrenamiento de tipo militar sabe cómo llegarle y ganarse la confianza del jugador. 

Pero poco se conoce de la obra de Ortega en Uruguay y del camino que recorrió antes de llegar a la elite del fútbol mundial. 

Todo comenzó cuando en 1975 se anotó en el ISEF para convertirse en licenciado en Educación Física cuando la carrera duraba tres años. Ahí conoció a Aníbal Matonte, con quien mantiene al día de hoy una relación de amistad. 

"Fue un estudiante brillante, ya entonces se veía que iba a llegar lejos", dijo Matonte, también preparador físico, a Referí

"Mi padre lo llevó a las inferiores de River Plate en la época que solo había Cuarta, Quinta y Sexta", recordó Carlos Aguilera, quien se formó en el darsenero y conoció a principios de la década de 1980 a Ortega y guarda hasta el día de hoy una amistad que atesora con orgullo. 

"Tuvo un corto pasaje por las selecciones juveniles de Uruguay. Un día le pedí para ir a ver cómo trabajaba y me di cuenta que era un fenómeno. Entrenaban en el Parque Rivera", contó Matonte. 

Después dirigió a las formativas de Peñarol y antes de llegar a dirigir a un primer equipo en Uruguay Luis Garisto se lo llevó en 1985 a Gimnasia y Esgrima La Plata. 

Con Garisto estuvo en el Lobo, en Unión de Santa Fe, Atlas, Estudiantes, Argentinos Juniors y Toluca. En su vuelta a Argentina, para dirigir a Banfield, Matonte pasó a ser el preparador físico de Garisto. 

Luis Garisto le abrió el camino a Ortega en el fútbol grande

En 1993, en Argentinos Juniors, Ortega conoció a un pibe de 15 años que subía a entrenar con el primer equipo pero que no llegó a debutar con el cuerpo técnico uruguayo: Pablo Rodríguez. Con el tiempo el argentino se convirtió en el ayudante de Marcelo Gallardo en su primera experiencia como entrenador, en Nacional, donde fue campeón uruguayo en la temporada 2011-2012. 

"Tuve de compañeros a Gabriel Cedrés, Carlos Soca, Chingo (Ernesto) Gómez y Líber Vespa. Los métodos de entrenamiento de Ortega no los había experimentado ningún jugador de aquel plantel. Hacía trabajos de 8 minutos, de 7 minutos y al final entrenabas una hora y cuarto. Hacía muchos trabajos con pelota. Nada que ver con aquellos profes que te hacían dar 20 vueltas a la cancha. Fue al primero que le escuché decir: 'al jugador lo quiero para jugar un partido no para correr una maratón'. Los jugadores lo queríamos mucho", dijo Rodríguez en diálogo con Referí

"Los días de partido hacía algo atípico. En lugar de juntar al plantel para desayunar agarraba un carrito, iba pieza por pieza y le servía el desayuno a cada jugador en la cama y nos dejaba seguir durmiendo. Un fenómeno", agregó. 

"El día que se fue a Toluca me acuerdo clarito que me dijo: 'Yo un día te voy a dirigir' y yo que tenía confianza con él le dije: 'Pero si apenas te subas al avión ya te vas a olvidar de mí' a lo que me contestó 'ya vas a ver'. Con el tiempo me fui a jugar a Niza (1998-2003) que fue el equipo donde mejor rendí y un día me entró una llamada de un número de España: era el profe. Me dijo que estaba en Racing de Santander con Marcos Alonso y quería un jugador en mi puesto, que le dijera cuánto quería ganar. No se dio porque en Francia estaba muy cómodo", recordó Rodríguez que en Uruguay dirigió a Cerro y Danubio tras largar su carrera en solitario. 

"Cuando me fui a Leganés (2003-2004) me consiguió casa en Majadahonda a dos cuadras de su casa. Nos veíamos todos los días. Y cuando salimos campeones con Nacional con Gallardo me fui a Madrid a capacitarme y estuve una semana conviviendo con él. Le pregunté todo, intenté absorber cada una de sus enseñanzas porque es un libro abierto. Además tiene eso de ser un tipo que vino de abajo, que la tuvo que remar para llegar a donde llegó pero que no se olvida de sus raíces. Es formación pero también es picardía", aseguró Rodríguez. 

Tras una experiencia en Japón, en 1999, Ortega hizo un trabajo especial de seis meses con el Pato Aguilera. "Es verdad que es muy exigente y que no se casa con nadie, para él todos los jugadores son iguales. ¡Y no sabés los líos que tuve! Eran tan duros sus entrenamientos que un día me calenté y me fui. Eso sí, solo lo hice una vez porque me dijo que si me volvía a ir se terminaba. Estoy muy orgulloso de ser su amigo y creo que le va a hacer muy bien a la selección uruguaya porque sabe como llegarle al jugador", afirmó por su parte Aguilera. 

Carlos Aguilera, amigo de Ortega

El trabajo con Aguilera se vio interrumpido cuando en 1999 Ortega recibió una oferta para dirigir en el fútbol español. "Paco (Casal) lo llevó al Sevilla de los uruguayos", dijo Aguilera. 

Marcos Alonso, excompañero de Diego Maradona en Barcelona y padre de Marcos Alonso, lateral izquierdo que cuando pasó de Fiorentina a Chelsea permitió la llegada a los violetas de Maximiliano Olivera desde Peñarol, fue el entrenador con el que se inició en España. Con él estuvo también en Racing de Santander. Con Gregorio Manzano trabajó en Atlético de Madird (donde conoció al Simeone jugador en la temporada 2003-2004) y en Málaga. 

Desde 2006 es parte del cuerpo técnico del Cholo donde pasó por Racing, Estudiantes, River Plate, San Lorenzo, Catania y desde 2011 están en Atlético de Madrid club al que seguirá vinculado en conjunto con la selección uruguaya. 

Con el Cholo Simeone, una forma de ver el fútbol: pasión y actitud

Nicolás Gandini, actual preparador físico de Progreso, logró a través de su vínculo con Aníbal Matonte ingresar al mundo Atlético de Madrid y hacer un posgrado invitado por el Profe Ortega. 

Gandini fue a presenciar la pretemporada para el curso 2016-2017 y tanto llamó la atención al impenetrable mundo colchonero que Marca le hizo una nota. 

"Fui a Segovia, al centro de entrenamiento de Atlético donde tienen dos hoteles cinco estrellas y donde hacen la pretemporada. Hasta el día de hoy estamos en contacto, es un fenómeno como profesional y como persona", expresó Gandini. 

Gandini y Óscar Ortega, encuentro de uruguayos en Madrid

Más que retratarlo con la simpleza de quien mira el trabajo fragmentariamente desde afuera, Gandini explicó que Ortega utiliza una metodología integrada, donde toma elementos de varios métodos para potenciar al jugador y sacarle el máximo rendimiento. "¿Trabaja duro? Sí, pero con el convencimiento del jugador; no impone, convence", dijo Gandini. 

"Como profe es intuitivo, utiliza lo mejor de cada método de entrenamiento siempre sobre una base científica", también aportó Matonte.

"Dicen que los cuadros de Simeone son defensivos pero no es así porque le sale a jugar de igual a igual a Barcelona y Real Madrid", expresó Aguilera. 

"Ortega trabaja en función de lo que Simeone quiere para su equipo, en el juego de transición, en la velocidad que puedan sostener sus jugadores en deplazamientos recorriendo 50-60 metros", explicó Gandini. 

Con 63 años, Ortega está lejos de ser considerado un preparador físico de la vieja guardia porque siempre se ha innovado. "Es innovar siempre con ejercicios nuevos y también utiliza técnicas de otros deportes. Cuando yo estuve en 2016 utilizó ejercicios de surf para para hacer trabajos en inestabilidad y trabajar la propiocepción de modo tal de fortalecer las articulaciones y los ligamentos", contó Gandini con admiración. 

En estas manos estará ahora la preparación física de la selección uruguaya en la recta final de las Eliminatorias para el Mundial de Catar 2022. Por algo la presencia de Ortega en el cuerpo técnico de Diego Alonso fue determinante para que los neutrales se terminaran inclinando por él en lugar de Diego Aguirre y Alexander Medina.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...