Mundo > CRISIS POLÍTICA Y SANITARIA EN BRASIL

Religiosos denuncian a Bolsonaro ante la ONU y OMS por "racismo estructural" y manejo de la pandemia

La denuncia presentada ante Michelle Bachelet denuncia falta de "transparencia en la información" proporcionada por el gobierno

Manifestante flamea bandera en contra Bolsonaro

Tiempo de lectura: -'

01 de febrero de 2021 a las 17:19

Distintas organizaciones religiosas volvieron a apuntar contra el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, luego de que la semana pasada más de 380 organismos solicitaran iniciar un juicio político en su contra por considerarlo responsable de las muertes por la pandemia en el país (más de 225 mil).

Esta vez, integrantes de la Conferencia Nacional de Obispos, apoyados por el Consejo Nacional de Iglesias Cristianas, el Indigenista Misionero, el grupo Franciscanos Internacionales y la Fundación Luterana de la Diaconía, cuestionaron su manejo de la crisis sanitaria y lo denunciaron ante la OMS y la ONU. La acusación llegó a las oficinas de Derechos Humanos de esta última con el fin de que la entidad actúe ejerciendo presión sobre el Ejecutivo, para que Bolsonaro revea su posición sanitaria. 

Para los religiosos, la postura adoptada por el mandatario responde a un "racismo estructural", donde los indígenas y afrodescendientes son los más condenados.  "La Ley de Techo de Gasto dificulta la inversión pública y contribuye al aumento de las desigualdades con la privatización de servicios esenciales", citan en el documento como ejemplo. Además, advierten que "de cada 10 personas muertas en el mundo por covid-19, una de ellas es de Brasil" y señalan que el gobierno mantuvo una "conducta política, económica y social contradictoria, negacionista e indiferente al dolor, que está amplificando las profundas desigualdades".

Buscan culpables y cuestionan falta de transparencia

La mayoría de los lineamientos se refieren al presidente Bolsonaro, a quien critican por cometer "crímenes de responsabilidades con respecto a la política de salud pública", dando a entender, así, que respaldan los más de 60 pedidos que solicitan su destitución. Entre los cuestionamientos que condenan a su gobierno, los religiosos subrayan la "estrategia de propaganda contra la salud pública" y un "discurso político que moviliza argumentos económicos, ideológicos y morales. 

“La orientación política del gobierno federal en relación a la pandemia ha sido asumida por los gobiernos municipales de Manaos y del estado de Amazonas. Hay, por tanto, responsabilidades compartidas entre las diferentes esferas de poder”, sostienen.

La denuncia, presentada ante la OMS y la Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, plantea presunta falta de "transparencia en la información y confianza en las decisiones tomadas por los representantes políticos en relación a la contención del covid-19"

Pese a las afirmaciones contra Bolsonaro, los críticos también llaman a investigar para "determinar (otras) posibles responsabilidades". En ese punto, alertan sobre "la indiferencia de los poderes públicos a nivel federal, estatal y municipal ante los hechos". 

Otro de los reproches publicados fueron vinculados a las noticias falsas. Los obispos dijeron que en Brasil "se recurre ampliamente" a ese método para "desacreditar a las autoridades sanitarias, reducir la adhesión popular a las recomendaciones de salud basadas en evidencias científicas y promover el activismo político contra las medidas de salud pública necesarias".

La situación en Manaos, en la Amazonía, donde los contagios mantienen un elevado ascenso, preocupa —y mucho— a los religiosos detractores de Bolsonaro, según especifican en su carta. El ministro de Salud brasileño, Eduardo Pazuello, advirtió en las últimas semanas que se debe intervenir en esa localidad para estabilizar la situación y las instituciones coinciden en que "el grito de socorro se hará más alto" allí si no se toman "medidas efectivas" para contener la difusión del virus.

El escrito finaliza con un cuestionamiento hacia la priorización de la economía que, a su parecer, ha implementado el gobierno de Brasil. “El resultado de esta firme opción por la economía son 945 muertes por coronavirus en Manaos en los 20 primeros días de enero de 2021, casi la misma cantidad que la suma de muertes por covid-19 entre agosto (inicio de la segunda ola) y diciembre de 2020 (...) La principal causa de estas muertes ha sido la falta de oxígeno en los hospitales y la frágil estructura hospitalaria".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...