Fútbol > TROTAMUNDOS

Santiago Mele, atajando en la locura turca

El juvenil se sorprendió por el fanatismo de los hinchas y las costumbres y bellezas de ese país

Tiempo de lectura: -'

24 de septiembre de 2018 a las 05:02

Con 20 años recién cumplidos, Santiago Mele comenzó su recorrido internacional en el fútbol y en un medio poco común para los trotamundos celestes: Turquía. El arquero hizo las maletas y se fue al país que ocupa Asia y Europa, con costumbres un tanto distintas a las de España e Italia, que son más parecidas a las de Uruguay.

Un año después, ya ha sumado varias experiencias, tanto deportivas como de la vida. Su club es Osmanlispor, pero en su primer semestre se fue cedido a Ankaragucu y en el segundo a Lleida de España. Ahora retornó a la institución dueña de su ficha.

“Es un club nuevo, fundado en 2014, y está en Segunda división, pero tiene buena infraestructura. Y a causa de que es nuevo no tiene una gran hinchada”, comentó a Referí. “Comparado con Uruguay, en lo que es Primera división, la infraestructura del club creo que es mayor a la de los grandes de allá, si bien nunca estuve en un grande”, agregó.

Uno de los cambios que tuvo en su equipo es la forma de practicar. “Si entrenamos a las 18:00, nos hacen ir a las 16:00, como mínimo”, comentó. “Estamos un rato ahí, donde por lo general tenés para merendar, está el equipo de fisios y kinesiólogos para lo que precises, y para hacer todo y estar pronto para las 18:00 que es cuando se realiza el entrenamiento principal. Además del gimnasio y allí tenemos todo, sauna y piscinas para recuperar. Y tenemos para cenar”, prosiguió. “Es como una jornada laboral, porque entro a las 16:00 y termino a las 22:00”.

Si hay algo que distingue al fútbol turco es la gran pasión de sus hinchas. Y Santiago lo afirma: “Están locos de verdad”. Al respecto señaló que cada equipo de Primera o Segunda tiene su estadio y su hinchada “por lo general bastante bulliciosa”.

“Me tocó estar a préstamo en Ankaragucu, que históricamente estuvo en Primera y por un tema monetario bajó a Tercera. Cuando yo estuve, estaba en Segunda y ascendió. Y era una locura, todos los partidos jugábamos con 15.000 personas”, contó.

También explicó que los hinchas son algo resultadistas, tanto que todo el estadio pedía la renuncia del DT de Ankaragucu luego de un par de derrotas, pero que a la siguiente fecha, tras ganar 4-0 de visita al puntero, cambiaron de actitud. “Cuando llegamos al aeropuerto nos fueron a recibir con bengalas como si fueramos campeones. ¡Tremendo!”, contó.

En el estadio se dividen las cuatro barras de la misma hinchada en las distintas tribunas. Así se cantan de una hinchada a otra del mismo equipo. Y también hemos visto, y no lo podíamos creer, que se saludaban de una hinchada a otra rival. Son muy efusivos. Cuando hay un gol se enamoran del que hace el gol.

Por ejemplo, cuando llegué a Ankaraguku, en el primer partido que estuve venían de perder. Ganábamos 1-0 y nos lo dan vuelta 2-1. Y todas las tribunas cantaban “Ismail, renunciá”, que era el técnico. Al siguiente le ganamos 4-0 al primero, de visitante, y cuando llegamos al aeropuerto nos fueron a recibir con bengalas como si fuéramos campeones. Y era el primer partido que ganábamos del campeonato. ¡Tremendo! Y después empezamos a ganar y estuvimos 10 partidos invictos y cada vez que ganábamos de local dábamos como una vuelta olímpica saludando a las hinchadas, te tiraban camisetas, bufandas.

Sobre Turquía, señaló que lo primero que le llamó la atención fue la comida, que tiene platos muy ricos, aunque algunos son muy picantes, y que elaboran platos dulces “deliciosos”.

En Ankara, donde vive, hay bastante tránsito pero gracias a las grandes autopistas se hace muy ágil, contó. En lo que respecta a la seguridad, nota que sus compañeros no se preocupan mucho al respecto, pero él no se confía y sigue “a la uruguaya”, con precacuión. “Igual, en el ambiente donde nos movemos los futbolistas es bastante seguro”, indicó.

“Te choca un poco mirar los carteles y no entender la mayoría de las cosas”, comentó.

Santi vive solo en Ankara y cuenta las horas para ver a su madre y a su abuela en las fiestas. “Mamá pudo venir el año pasado, cuando recién llegué. Para mí fue un cambio enorme, porque viviendo 21 años en el mismo barrio, con tu madre y con tu abuela, a pasar a la otra punta del mundo, y a manejarte solo, me salvó la vida que haya venido”, contó el arquero que crece día a día y espera su oportunidad para disfrutar de la locura turca desde el arco.

Un juvenil en Turquía

En globo por Capadoccia. Un paseo inolvidable

Entre las mejores experiencias en Turquía destacó la ida a Capadoccia con su novia. “Es una ciudad de piedra construida en cuevas que tiene una parte subterránea”, contó. “El traductor del club me dijo: ‘Tenés que ir porque no hay en el mundo un lugar como ese’. Y es verdad”, agregó. La escapada tenía un viaje en globo aerostático. “Despegás, viajas y ves el amanecer y los valles. Había como 80 globos más. Es algo increíble. Y tiene muy pocas medidas de seguridad porque vas en la canastita con 16, y no tenés nada, ni un alambrado. Mirás y para abajo está el vacío”, contó.

Se extraña Uruguay. La familia, el asado y los amigos

“Extraño pila de cosas. Primero los amigos, juntarnos y tener ese desenchufe que necesitás en el fútbol”, contó Mele.  “También la rambla, el barrio, la gente del barrio, ir a mirar fútbol”, agregó. “Y después el asado, y todo lo que genera: el entorno, juntarse, reir, contar historias, eso lo extraño pila”, puntualizó el arquero, que también extraña los entrenamientos con el Flaco Caro, entre otros goleros con los que trabajaba. Y también a su madre y abuela. “Para ellas es difícil venir. Mi madre tiene tres trabajos y mi abuela 89 años, está espectacular, pero para viajar sola es muy largo. Para venir, tienen que poder las dos”.

En lo de Salt Bae, el chef del momento

“En Turquía está el famoso Salt Bae (el chef que es viral en Instagram), es turco, y en Ankara está el restaurante y ellos te venden todo el show. Todos los mozos aparte de su indumentaria tienen que dejarse el bigote, es parte del uniforme. Y estas comiendo, pedís un plato y te prenden una llamarada, te pican la carne todo raro. Y fui a festejar mi cumpleaños y me dijeron si quería llevar la torta o ellos la llevaban. Les dije que la pusieran ellos. Y cuando te llevan la torta van todos y te cantan, y la tradición acá es que tenes que cortarla con una espada. Y para la torta te traen una espada, te dan el mango y yo quería agárralo y no me la soltaba, y le digo ‘qué pasa’, y me dicen ‘tenes que darle algo de plata’, y le di 20 liras y recién ahí me la soltó. Y corté la torta con la espada y ahí me aplaudieron todos”.

El pasaje por España. Varios jugadores y uruguayos

“En España, cuando estaba en Lleida, me encontré con Merentiel, Gustavo Alles, Facundo Guichón, hay varios uruguayos en la Segunda. Y no sé si cuenta o no, pero el año pasado pude almorzar con Muslera y Gomis, y en España pude conocer a Jorge Drexler, que justo fue a tocar a la ciudad en la que estaba, y a Pablo Cuevas, por medio de un amigo profe uruguayo. Así que me pude colgar con bastante gente”.

Robinho, un crack

En la pasada pretemporada coincidió con otro arquero uruguayo en Turquía, Sergio Rochet. Sus respectivos equipos estaban en el mismo hotel y en el club de Rochet jugaba el ídolo brasileño Robinho. “Me levanté un día a desayunar, y aproveché que él se levanta muy temprano y me saqué una foto con él, un crack, y hablé con él, siempre con una sonrisa, muy amable”.

Tomando mate y chai

“Cada tanto hablo con Muslera por las redes sociales y también está Sergio Rochet, otro arquero uruguayo que está jugando acá, y con él hablo muy seguido. Además, los dos clubes hicimos la pretemporada en la misma ciudad y coincidimos en el mismo hotel, y nos veíamos todos los días, tomábamos mate y chai, que es el té turco, y nos acostumbramos. Es un té refamoso, que se puede ver en las novelas. Lo toman en un vasito redondito que es finito arriba. Es como un té negro, es fuerte, lo diluyen para que no quede tan fuerte”.

 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...