Nacional > 1° de mayo

Un discurso que se repite con más halagos que críticas al gobierno

Las reivindicaciones se repiten año tras año y las críticas son mesuradas

Andrade durante el acto del 1° de mayo

Tiempo de lectura: -'

03 de mayo de 2018 a las 05:00

No hubo grandes sorpresas. El acto del primero de mayo por el Día de los Trabajadores transcurrió sin sobresaltos. Y así ha sido durante los últimos años. Los temas y las grandes reivindicaciones se repiten y solo existen pequeñas variaciones vinculadas a los temas de coyuntura. Pero el acto de este martes generó algunas reacciones inesperadas. Una ministra se fue antes de tiempo por discrepancias con uno de los oradores mientras que un histórico dirigente del PIT-CNT ni fue a la plaza Mártires de Chicago y criticó que no se pusiera el énfasis de los discursos en el empleo. Desde la propia central sindical hicieron una valoración "positiva" de la movilización y destacaron la concurrencia.

"No hay sorpresas. Sí resulta interesante que se metió el tema seguridad pública", dijo a El Observador el politólogo Eduardo Bottinelli. Temas coyunturales pueden influir en cierta medida en los discursos del acto pero las reivindicaciones y los "enemigos" se repiten año tras año en este tipo de concentraciones. Desde que el Frente Amplio está en el gobierno, la central sindical encontró un equilibrio entre la crítica medida y los elogios a los avances registrados en las relaciones laborales, explicó el politólogo.

A pocos días de haber comenzado la negociación colectiva más grande de la historia, en un año de Rendición de Cuentas y con una campaña electoral a la vuelta de la esquina, el discurso de los trabajadores se mantuvo dentro de los parámetros de siempre. "La reivindicación de la negociación colectiva y del crecimiento salarial son puntos clave", dijo a El Observador el investigador y licenciado en Ciencia Política Fabián Carracedo. La central sindical, según Carracedo, mantiene la postura de la "lucha de clases" y con intención de mantener "cierta autonomía" del Frente Amplio, aunque sus dirigentes tienen muchas coincidencias con la fuerza política.

Lea también: La inseguridad se coló en el discurso sindical del 1° de mayo

El discurso de los oradores de este martes tuvo algunos puntos de contacto con el del movimiento Un Solo Uruguay. El dirigente del sindicato de UTE Gabriel Castelgrande reclamó por la rebaja de la tarifa de electricidad. "Mucho de los punteos sobre las tarifas son los mismos que los productores", dijo Carracedo aunque marcó que las razones de ese pedido son distintas.

Hubo pocas sorpresas. "El representante de Aute hizo que me fuera del acto. La fecha no merecía un orador tan pobre de conceptos", escribió en Twitter la ministra de Turismo Liliam Kechichián en referencia al discurso de Castelgrande. "Nadie se puede sentir incómodo por escuchar una demanda sindical", dijo en conversación con El Observador el presidente de la central sindical, Fernando Pereira y agregó que el PIT-CNT no es una organización para hacer un análisis de la realidad sino para platear demandas.

Para el exintegrante del secretariado ejecutivo del PIT-CNT, Richard Read, fue "un acto más" y lamentó que no se haya puesto el énfasis sobre el desempleo. "Yo no sé si hay muchos trabajadores que se sientan identificados con la oratoria", apuntó Read.

Sin embargo, Pereira defendió a los oradores y dijo que él se siente identificado con los discursos. "Yo me sentí representado", dijo.

Más allá de la reacción de Kechichián, el PIT-CNT mantiene un equilibrio entre las críticas y la defensa de los avances de los derechos sindicales. Si bien existen reivindicaciones generales que se repiten, como reclamar mayor inversión pública, la central sindical critíca con mayor dureza a la oposición y al empresariado que al gobierno del Frente Amplio.

Reivindicaciones coyunturales

La seguridad y la violencia de género fueron los temas de agenda que se colaron en este acto del PIT-CNT. El minuto de silencio por los trabajadores asesinados y por los femicidios al comienzo del acto fue el distintivo de esta movilización. Los hechos de los últimos días obligaron a la central sindical a no dejar de lado la seguridad pública. Hasta ahora la palabra seguridad siempre hacía referencia a las condiciones de trabajo.

El acto lo cerró Abigail Puig de la Federación Uruguaya de Empleados del Comercio y Servicios (Fuecys) y fue la que puso el tema de género sobre la mesa. "Las grandes decisiones son tomadas por hombres y con muy poca influencia de mujeres", dijo Carracedo

Además, la reducción de la jornada laboral se metió por primera vez en la plataforma del 1° de mayo. Un tema que se viene conversando desde hace varios meses, fue uno de los puntos de la reivindicación de este martes.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...