Fútbol > PEÑAROL

Una derrota que pegó fuerte en Peñarol por una propuesta sin ambición

El conjunto aurinegro regresó de Curitiba en donde dejó una pobre imagen y ya piensa en el encuentro del sábado ante Danubio en el que deberá comenzar a cambiar su juego y mejorar en sus líneas

Tiempo de lectura: -'

05 de marzo de 2020 a las 05:00

Peñarol siempre es noticia. Todos los días suceden cosas y esta semana es muy especial.

Porque el martes debutó en una nueva edición de la Copa Libertadores, y como viene sucediendo últimamente, lo hizo con derrota.

Fue el primer encuentro de Diego Forlán al frente del equipo en materia internacional y él más que nadie sabe que quedó en el debe.

Mostró un planteamiento con escasos fundamentos ofensivos, replegado en el fondo la mayor parte del encuentro y apenas se animó a cruzar la mitad de la cancha con criterio luego del golazo del rival. Solo faltaban 13 minutos para el final.

¿Se esperaba más de este Peñarol? Sí, sin dudas. ¿Se puede ser demasiado exigente con Forlán en su tercer partido? Siempre hay que ser exigente con el técnico de un grande, aunque claro que también hay atenuantes como puede ser este y que el propio entrenador lo indicó en la conferencia de prensa posterior: "Nos falta rodaje".

A ese rodaje también hay que adosarle la ausencia de Cristian Rodríguez. El capitán estuvo en el banco pero sigue sin tener minutos. Había estado fuera de la convocatoria ante Cerro en el debut del Apertura y jugó 26 minutos contra Defensor Sporting por la segunda fecha.

Peñarol cerró espacios y poco más. Se dignó a defender, no hizo la otra función. Decididamente no atacó.

Kevin Dawson se vistió de figura otra vez y de no ser por él y los palos, el equipo hubiera recibido al menos tres o cuatro goles más. Se habla de un rival que no es de lo mejor de Brasil, que perdió a 14 jugadores en este período de pases y que sumó a cinco nuevos futbolistas sin renombre.

Los errores defensivos volvieron a aparecer. Ya se había escrito en estas páginas que es uno de los grandes debe de Peñarol. El otro, es la falta de definición ya que venía creando muchas chances y definiendo proporcionalmente pocas. Pero este no fue el caso del encuentro del martes.

Peñarol tuvo falta de ambición ofensiva y eso se paga. Siempre. Es muy difícil poder conseguir un resultado, ni siquiera un 0-0, cuando el equipo se tira tan atrás. Porque no fue que el rival lo metió en su área, fue el propio equipo de Forlán que se tiró muy atrás en el segundo tiempo y le costó caro.

Este resultado no genera alarma, pero enciende una luz de alerta, más cuando en dos días se viene Danubio por el Torneo Apertura y se suma una baja más por lesión con Matías De los Santos, y hay que ver cómo llega Facundo Pellistri que entró con lo justo para disputar 19 minutos.

Esta será otra prueba de fuego y posiblemente allí sí Forlán se decante por colocar entre los titulares –por primera vez en la temporada– a Cristian Rodríguez. Tiene muy claro que el sábado se juegan más que tres puntos y que ya enseguida debe poner proa hacia Jorge Wilstermann ya que el miércoles que viene se juega ya la segunda fecha del grupo de la Copa.

El cambio de mentalidad tiene que aparecer. Además, mejorar los errores defensivos –importantes– y ser más ambicioso a la hora de pensar en el arco de enfrente. De lo contrario, esa luz de alerta que ya se encendió, puede comenzar un camino lento hacia la alarma.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...