Cargando...

Nacional > ENTREVISTA

Vázquez en El Legado: "Seguimos luchando; no te rindas, aunque el frío queme"

"Yo sin María Auxiliadora no hubiera sido nada", dijo el expresidente al recordar a su esposa

Tiempo de lectura: -'

30 de noviembre de 2020 a las 00:54

El expresidente de la República, Tabaré Vázquez, fue el protagonista de la emisión de este domingo del programa El legado, donde recorrió su carrera política, dedicó un capítulo especial a su esposa María Auxiliadora Delgado y en el que también habló del cáncer que le fue diagnosticado en agosto de 2019.

“Seguimos luchando. Ahora estamos en un mano a mano", indicó Vázquez al ser consultado sobre su enfermedad. "No te rindas, aunque el frío queme”, agregó después, citando el poema No te rindas, de Mario Benedetti. El programa fue grabado en el Palacio Legislativo hace 15 días.

El referente frenteamplista dijo que le gustaría ser recordado como un presidente “serio” y “responsable” y reflexionó sobre a qué se dedicaría si naciera de nuevo. “Me di cuenta que ejercer la política es ejercer medicina. El pueblo está constituido por seres humanos. El pueblo es una entidad humana que tiene sueños como cualquier persona, que tiene deseos de tener oportunidades para avanzar, que tiene patologías, pero enormes grandezas. Ejercer la política es ejercer medicina”.

Vázquez, que de joven era creyente, también fue consultado sobre su vínculo con la fe. “Yo estoy en una etapa final de mi vida. A veces creo que hay Dios y a veces que no hay Dios. Que somos una ventanita que hay de la vida y salimos al escenario. Pero muchas veces desearía que hubiera un Dios. Pero hasta ahí puedo llegar”, dijo.

El recuerdo a sus padres y a María Auxiliadora Delgado

Vázquez narró en el programa El legado que nació en una casa “muy humilde”, de chapa, pero “con una enorme dignidad”. “Dignidad que mis padres supieron darle con trabajo, con honradez y pensando en el futuro de sus hijos”, declaró entre lágrimas. “Y lo lograron”, agregó.

En un tramo del programa recordó a su esposa, María Auxiliadora, que falleció en julio del año pasado. “Fue todo. Me atrevo a decir que yo no hubiera logrado el desarrollo de mis actividades sin ella. Fue el factótum total. Lo que hice fue por el respaldo que tuve de ella. Yo sin María Auxiliadora no hubiera sido nada”, dijo.

Además, aseguró que dejó “una riqueza enorme, una familia maravillosa y un ejemplo de vida inigualable”.

Delgado murió en julio de 2019 a los 82 años y estaba casada con Vázquez desde el 23 de octubre de 1964.

Progreso, la intendencia y ser presidente

El exmandatario, quien aseguró que inicialmente nunca se propuso realizar una carrera política, recordó su primer gusto por la actividad política cuando fue presidente de Progreso, con el que obtuvo un campeonato Uruguayo y participación en torneos internacionales. Pero lo que más lo marcó fue el impacto social que tuvo su administración en La Teja.

Consultado sobre la campaña para las elecciones departamentales de 1989, Vázquez aseguró que se esforzó por modificar “la vieja estructura de los discursos políticos”. “Salí a la cancha a ganar. Sabía que era difícil, complicado, pero no me salía del interior decir: 'voy a competir para perder'. Los uruguayos no somos así”, recordó.

Durante el programa también recordó el “mandato” de postularse a la Presidencia de la República en 1994 y algunas “rispideces” con el líder del Frente Amplio de ese momento, Líber Seregni, así como la noche en la que fue elegido como primer mandatario en acceder a la jefatura de Estado por el Frente Amplio el 31 de octubre de 2004.

“Algunas cosas las logramos y otras no. Nos quedaron cosas pendientes. Una nación es una construcción permanente (…) Lo que más me enorgullece fue el equipo que me acompañó en el primer y segundo gobierno”, indicó.

La izquierda de la región "hacia una socialdemocracia"

Para Vázquez “la izquierda latinoamericana está en una etapa de transición”. Cree que esa izquierda está marchando “hacia una socialdemocracia como en su momento lo planteó Marx”.

Al mismo tiempo se refirió a los movimientos políticos “radicalizados” de la región, tanto de derecha “que están muy cerca del nazismo y fascismo”, como los de izquierda, que son “más revolucionarios y quizás totalitarios”. “Los extremos no son buenos y terminan tocándose”, agregó.

El vínculo con Lacalle Pou

El histórico líder frenteamplista calificó como un “caballero” al presidente, Luis Lacalle Pou, por su gesto en la ceremonia de cambio de mando del pasado 1º de marzo, cuando el actual mandatario lo tomó del brazo para dirigirse hacia el escenario. ”Él contribuyó a esa imagen de Uruguay democráctico que se presenta al mundo como un ejemplo”, indicó.

Si bien manifestó tener diferencias, dijo que en esa transición se sintió “muy cómodo”.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...