Cargando...
Obras del Gran Parque Central

Nacional > CONFLICTO BARRIAL

Vecinos de La Blanqueada se quejan ante el Municipio CH por "atropellos" durante partidos de Nacional

Los vecinos dicen ser víctimas de "todo tipo de daños" y aseguran que los días de partido los dirigentes de Nacional pueden estacionar sus autos en el barrio y ellos no

Tiempo de lectura: -'

12 de mayo de 2022 a las 11:46

Un grupo de vecinos del barrio La Blanqueada remitirá un escrito a las autoridades del Municipio CH, que encabeza la alcaldesa Matilde Antía, en el que cuestionan los operativos del Ministerio del Interior y aseguran que los hinchas alteran la convivencia barrial durante los días de partido del Club Nacional de Football.

Los vecinos, que expresaron parte de sus inquietudes en un cabildo este martes 10, presentarán en los próximos días una carta formal para pedir respuestas a su problemática.

Sus planteos apuntan, principalmente, a solucionar cuestiones vinculadas a ruidos molestos, impacto ambiental, limpieza, venta de comestibles, pero también a problemas de inseguridad que afectan a las zonas aledañas al estadio. 

Según los vecinos, los espectadores que transitan por la vereda "obstaculizan las entradas de las casas, arrojan desperdicios, ensucian paredes, realizan pintadas o con su ruido impiden un simple descanso". En su lugar, preferirían que la circulación se ordenara por la calzada para evitar el destrozo de las baldosas y que estas se usen como "proyectiles" en conflictos.

"¡El público convierte las baldosas de las veredas en proyectiles! Ya ha pasado y es algo que solo se podría solucionar si el público asistente circulara por la calzada y no por las veredas", dice una de las cartas que presentaron al municipio.

"Hemos sido víctimas de todo tipo de daños, atropellos contra la propiedad privada, autos apedreados, puertas de casas destruidas a patadas y la falta total de privacidad que cualquier ciudadano debe de tener y respetarse", apunta.

Entre sus planteos, los vecinos insisten en la necesidad de obtener credenciales de identificación –que les faciliten el ingreso a las viviendas– y en que se respeten las entradas a los garajes particulares. "No se dispone de una credencial que justifique frente a cualquier autoridad, en este caso puede ser la policía, que se encuentra en las barreras de contención de los accesos de dichas zonas de exclusión, que somos personas que vivimos en la zona".

Por orden del Ministerio del Interior, el operativo corta la circulación en los alrededores al estadio para permitir el ingreso del público a pie. "Una solución real a este problema sería que el club proporcione un área de estacionamiento para la vecindad, ya que el lugar, que estaría ocupado por nuestros autos y del cual no podemos disponer, sí está autorizado para estacionar los autos de las autoridades. ¿Por qué tenemos que tolerar este tipo de discriminación injusta e incoherente?", aseguran los vecinos.

Para Adriana y Graciela, que viven a espaldas de la tribuna José María Delgado, los partidos se traducen en un calvario, incluso desde la extensión de la obra, que elevó la capacidad del estadio a 34 mil espectadores. Así sucede cada vez que juega Nacional, pese a varios fallidos intentos por resolver una situación que les ha dejado más complicaciones que avances, dicen.

Los vecinos señalan que decenas de vehículos estacionan encima de las veredas de Carlos Anaya y Azambuya, que grupos de jóvenes se aglomeran en el supermercado Disco de la avenida 8 de Octubre a tomar vino y entonar canciones y que otros, a pesar de tener un baño químico a pocos metros, prefieren orinar sobre la calle.

Es por esto, y el permanente retumbe de los bombos sobre sus paredes, que volverán a plantear el asunto por escrito junto a otros residentes que insisten en tomar medidas para frenar los inconvenientes.

Este martes, vecinos y Antía mantuvieron una reunión para tratar el tema en la que redundaron sobre las negociaciones y "contrapartidas" que mantienen con el club desde hace varios años, informó la alcaldesa a El Observador.

En octubre de 2021, autoridades de la intendencia de Montevideo, Ministerio del interior y Municipio CH ya habían mantenido un encuentro para tratar el tema.

Un pedido de larga data

Una de las primeras intervenciones públicas que reclamó la comunidad de vecinos ocurrió durante la administración del fallecido alcalde Andrés Abt, a quien hicieron llegar una carta. En la misiva, además de hacer hincapié en los ruidos molestos, reportaron daños en viviendas, responsabilizaron al Club Nacional de Fútbol por el deterioro y exigieron que la institución se haga cargo de "cualquier tipo de daño en las fachadas de las casas, plazas o espacio público" perjudicado por pintadas.

Las obras del estadio se retomaron en abril de 2020

"Los efectos de la obra de ampliación de las instalaciones del Club Nacional de Futbol han causado daños a las viviendas que nos encontramos en la cercanía directa al estadio", afirmaron desde la comunidad. "Tenemos que pensar en 40.000 personas saltando, lo que ocasiona de manera comprobada pequeños sismos de hasta 4.1 en la escala de medición", añadieron.

Respecto a los comerciantes, los vecinos señalaron que si bien pueden aumentar sus ventas por la gran afluencia de espectadores, también se ven condicionados "por temor a robos o roturas de vidrieras" cuando los hinchas realizan “previas” y consumen alcohol frente a sus locales.

"La zona está en este momento cada vez más densamente poblada, ya que en los últimos 5 años se han construido muchísimos edificios destinados a viviendas, y por lo tanto se encuentra totalmente vulnerable a todo tipo de inconvenientes los días de los eventos principalmente partidos de futbol", indica la carta.

En algunas ocasiones –subrayan– el problema se extiende hasta altas horas de la madrugada cuando un grupo de fanáticos se junta a tomar alcohol y cantar por su cuadro en la calle Lucas Píriz, en especial los días de partido.

Los vendedores ambulantes y los cuidacoches son otros de los puntos que requieren atención para los vecinos. Su intención con los primeros es que permanezcan en una zona específica, sin que se puedan instalar debajo de balcones, ventanas o puertas. En tanto, para los segundos insisten en que la Intendencia de Montevideo intervenga y controle que solo trabajen funcionarios autorizados, dado que se han reportado inconvenientes con conductores por el cobro de lugares.

"Luego de los eventos quedan botellas, vasos, papeles, restos de comida y todo tipo de desperdicios que hacen que el esfuerzo que presta el CH, como es el barrido de cordones o el levantamiento de basura alrededor de contenedores, se vea inútil", aseguran los vecinos.

"Reiteramos todos los otros ítems detallados en la carta adjunta para que la frase tan valorada por los simpatizantes de un gran e histórico club de fútbol como es “Cultura Nacional” no se limite solo a una frase, sino que realmente represente lo que cultura significa: respeto, integridad, conducta social tanto para la comunidad que se siente representada como para la sociedad toda", concluyen.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...