Cargando...

Copa América > COPA AMÉRICA

¡A las 6.30 sonaron los despertadores de los jugadores argentinos!

Los teléfonos de varias habitaciones se activaron a la misma hora; además, a medianoche los molestaron con bombas de estruendo

Tiempo de lectura: -'

02 de julio de 2019 a las 14:00

La vieja picardía sudamericana volvió a revivir en territorio brasileño este martes de cara a las semifinales de la Copa América. La prensa argentina denunció que los teléfonos despertadores de la mayoría de los jugadores del plantel albiceleste sonaron a las 6.30 de la madrugada y que, a la medianoche, explotaron bombas de estruendo en las inmediaciones del hotel.

El partido entre Brasil y Argentina que se jugará este martes a partir de la hora 21.30 se empezó a vivir sobre la medianoche en Belo Horizonte. Desde ese momento, y con intervalos de 20 minutos, empezaron a sonar bombas de estruendo en las inmediaciones de la rua Lavras, donde está la entrada principal del hotel.

El diario La Nación informó que las bombas se escucharon hasta las 4 de la mañana y que posteriormente vinieron esas dos horas y media de silencio.

Sobre la hora 6.30 de la mañana llegó la segunda parte de la historia.

En las habitaciones de los jugadores de Argentina, que ocuparon el sexto piso del hotel Radisson Blu, empezaron a sonar los teléfonos despertadores cuando nadie del cuerpo técnico albiceleste había dado la orden de que el plantel fuera llamado a esa hora.

“Eran las 6.30, la hora de la salida del sol, cuando de pronto se activaron los relojes despertadores en las habitaciones de algunos jugadores del plantel. No es que había futbolistas con deseos de desayunar temprano en el hotel Radisson Blu, ubicado en Savassi, un barrio tranquilo que por la noche tiene un circuito de bares frecuentados en estos días por los argentinos que estarán en el Mineirao. No, lo que pasó, según reconocieron integrantes de la delegación, es algo que escapó a la planificación: nadie, a esta hora, puede aseverar a quién se le ocurrió la idea. Pero miran con desconfianza hacia el staff del hotel”, informó La Nación.

Estas prácticas de molestar el descanso de los jugadores, que se definían como picardías de los locales y que fueron muy comunes en la Copa Libertadores en los años 1960 y 1990, habían empezado a quedar en desuso. Sin embargo, este martes, reeditaron viejas estrategias para sacar ventaja de cara a un partido decisivo.

En medio del malhumor que generó esta situación en la interna de la selección argentina, transcurren la horas previas al decisivo partido que definirá si Argentina o Brasil avanzarán a la final de la Copa América.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...