Cargando...
El hincha de Nacional murió el pasado 10 de enero

Nacional > VIOLENCIA EN EL FÚTBOL

Así fue cómo el asesino del hincha de Peñarol en la Unión salió camino a matarlo

La conmoción de uno de los amigos del barra de Nacional baleado en la Vía Blanca de 8 de Octubre derivó en la muerte de un joven de 17 años que tenía puesta una camiseta de Peñarol

Tiempo de lectura: -'

24 de enero de 2022 a las 05:00

Pasaban pocos minutos de la hora 13 del 10 de enero. Los médicos del sanatorio Casmu le indicaron a los amigos de Washington Omar Simón que su estado de salud había empeorado: el barra brava de Nacional ya no resistiría.

Simón había sido baleado en la Vía Blanca de 8 de Octubre y estaba internado en CTI hacía cuatro días. El barra fue uno de los 16 condenados en noviembre de 2021 como coautor de la muerte del hincha de Peñarol Hernán Fiorito, ocurrida el 4 de noviembre de 2016 tras una emboscada perpetrada en la madrugada del 28 de setiembre, en Santa Lucía. 

La noticia cayó pesada en el grupo. Uno de sus integrantes, desconcertado, salió en moto camino a la casa de otro amigo y, al llegar, su mensaje fue claro: "Washi se está muriendo", le comentó entre lágrimas.

De la desesperación, ambos se subieron a la motocicleta con la intención de volver al sanatorio, adonde estaba Simón, pero en el camino las cosas tomaron otro rumbo. Primero, vieron a una persona con una camiseta de Peñarol y la corrieron para agredirla. Luego, fueron hasta el Casmu para informarse sobre el estado de salud de Washington. Después, uno de ellos siguió solo hacia la zona de Avellaneda y Serrato (la Unión), donde normalmente se juntan algunos parciales aurinegros.

Ese día, un joven de 17 años llamado Ignacio Galván, quien vestía una camiseta de Peñarol, en su bicicleta, iba camino a hacer un mandado. El amigo de Simón —que este sábado fue imputado— no pudo controlarse y apenas lo vio reaccionó y sacó un arma. Galván recibió un disparo en la cabeza y cayó desplomado en la calle. El criminal huyó a Rivera, donde se refugió en la casa de un allegado suyo, quien también fue detenido por la Justicia. Estuvo escondido allí desde esa noche hasta este viernes, cuando fue encontrado por la Policía.

El hecho había sido denunciado por una vecina que vio a la víctima caer de la bicicleta en la que se desplazaba. El joven no era barra de Peñarol ni estaba vinculado con la hinchada. Tampoco tenía antecedentes penales, a diferencia del asesino, que tenía al menos un antecedente penal y había estado procesado sin prisión en 2016 por un delito vinculado a la tenencia y porte de armas, informó El País.

Tal y como informó El Observador, el hombre, de 28 años, fue identificado por las autoridades locales y en la noche del jueves un comando policial de Montevideo llegó a Rivera. Sobre las 6 de la mañana del viernes se realizaron los allanamientos que llevaron a la captura, con trabajo de la policía montevideana, la Jefatura de Rivera y la Guardia Republicana.

A raíz del caso, los hinchas de Nacional lucieron una bandera en homenaje a Simón durante el partido amistoso contra Ñublense, que se jugó en el Gran Parque Central la semana pasada. La barra también entonó canciones relacionadas con las muertes de Hernán Fiorito y Rodrigo Aguirre, ambos vinculados a la hinchada de Peñarol.

En noviembre, Simón había sido condenado por el crimen de Fiorito a 23 años y un mes de prisión, como autor penalmente responsable de dos delitos de "homicidio muy especialmente agravados", uno en grado de tentativa y otro de "lesiones personales especialmente agravado" con reiteración real. Sin embargo, estaba libre debido a que la condena ocurrió por el viejo Código del Proceso Penal y los autores no van a la cárcel hasta que la condena quede firme con el fallo de un tribunal de apelaciones.

Durante el clásico de este sábado entre Nacional y Peñarol, los cánticos violentos volvieron a aparecer sin que ninguna autoridad lo impidiera. Desde el minuto 10 al 20 del primer tiempo, la hinchada de Peñarol cantó largo y tendido la canción con la que celebra desde 1994 el crimen de Diego Posadas, hincha de Nacional asesinado en la previa a un clásico del Campeonato Uruguayo.

A través de los altoparlantes del estadio no se hizo ningún llamado de atención. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...