Fútbol > EXTRANJEROS EN URUGUAY

Bidari García, el español que llegó a Plaza cautivado por Godín, Suárez y Julio Ribas

El zaguero, que además es modelo, pasó por el fútbol de Bangladesh, Indonesia, Chipre y Gibraltar

Tiempo de lectura: -'

02 de noviembre de 2019 a las 05:01

Bidari García nació en Madrid hace 29 años y tiene una extensa carrera en el fútbol. Jugó en diversos países y actualmente integra el plantel de Plaza Colonia, aunque todavía no debutó en el Torneo Clausura. Su ilusión es hacerlo este sábado frente a Peñarol y enfrentarse a otro español, Xisco Jiménez. Además de zaguero, trabajó como modelo en Indonesia. Una historia formidable, digna de un libro.

“Creo que tomé la decisión correcta de venir a Uruguay por el proyecto de Plaza Colonia que es muy ambicioso. Lo normal es lo contrario, que los futbolistas tomen el camino inverso, de acá para Europa, pero yo vine también contagiado por la competitividad de futbolistas uruguayos como Luis Suárez, Diego Godín, Edinson Suárez, y por técnicos que tuve en mi carrera, como Julio Ribas y Marcelo Romero, que me marcaron”, contó Bidari a Referí.

Ribas lo dirigió en el Lincoln Red de Gibraltar, donde ganaron el título de liga y se clasificaron a la Champions League. “De Ribas te puedo hablar maravillas, hay versiones de ambos polos, están quienes le aman y quienes le odian. Puede que te guste más o menos la forma de jugar, pero yo no puedo hablar mal de él”, expresó el zaguero. Y sobre Romero indicó: “Ha tenido mala suerte con gente que le ha engañado, pero como futbolista era un perro de presa y como persona es un pedazo de pan. De todos se saca lo positivo”.

Antes de llegar a Uruguay, Bidari pasó por Bolivia y Perú, en Sudamérica. “Estuve en Potosí, la ciudad más alta del mundo y te puedo decir que la altura se sufre mucho”, y en Sport Rosario peruano, rival de Cerro en la Copa Sudamericana del año pasado. 

También jugó en ligas tan singulares como Bangladesh, Chipre e Indonesia. 

A Colonia llegó en julio. “Hace dos años hubo una posibilidad de venir a Rampla por intermedio de Marujo (Marcelo) Otero, pero la situación del club no era estable. Ahora, me contactaron los dirigentes Chiqui García y Manta para llegar a Plaza”.

Admite que en el patablanca encontró un buen grupo humano: “Los jugadores no pasaron un buen primer semestre, pero el grupo es de 10 y ahora estamos con los pies en el suelo porque el primer objetivo es la permanencia en Primera. No he tenido oportunidades de jugar y me gustaría hacerlo, entonces toca ser jugador de equipo desde afuera del campo. Me gustaría aportar más desde adentro. Por lo demás, el club y la ciudad me dieron una bienvenida con los brazos abiertos”.

Este sábado Plaza enfrenta a Peñarol en el Campeón del Siglo y sería una linda oportunidad para jugar: “Qué bonito sería jugar frente  Peñarol, enfrentarme a un compatriota que lo está haciendo muy bien”, dijo en referencia a Xisco Jiménez.

En una entrevista que brindó hace tres años al programa “El día después” de la televisión española, Bidari habló sobre las dificultades y falta de pago que sufrió durante su carrera, con una sinceridad que no es normal entre los futbolistas: “¿Sabes por qué? Porque haciendo esas declaraciones y contando nuestra realidad, porque el fútbol es una profesión como tantas y nadie se plantea ir a trabajar y estar seis meses sin cobrar, te tachan de mercenario, te cierran puertas y pasas a ser la oveja negra. Es el temor del futbolista”, contó a Referí.

En la charla con el programa de televisión contó algunas de sus experiencias: “En Chipre, durante la primera temporada cobré una mensualidad. Nos hacían firmar unos documentos como que nos pagaban y yo me negué. Entonces sufrí bastantes amenazas, tuve miedo y abandoné el país”.

Luego se fue a jugar en Indonecia, donde lo engañó un empresario del fútbol: “Muchos no son ni siquiera representantes, no tienen escrúpulos y te utilizan como mercancía”.

En aquel país, dos días antes de que se le venciera la visa y lo echaran, consiguió un trabajo como modelo, pero “una noche salí a correr con una compañera, intentaron robarnos con una guadaña, me dieron una puñalada en el hombro y me echaron de la agencia”.

Cuando estaba a punto de firmar en un club de Vietnam, lo llamaron de Bolivia, donde arregló en el San Luis de Potosí. Se fue de ese club porque no le pagaban.

Sobre su carrera de modelo, Bidari señaló: “Por norma general los futbolistas cuidamos el físico, seguimos una dieta y una rutina. A mi me encanta el entrenamiento, además del que se hace en el fútbol. Y entonces trabajé en pasarela, fotografía para algunas marcas. En Uruguay no he tenido contactos, pero es una profesión que se puede compaginar perfectamente con el fútbol y no te desgasta físicamente”.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...