Selección > ELIMINATORIAS

Brasil, un problema sin solución para el Maestro

Siete partidos, tres entrenadores distintos y cinco derrotas -dos de ellas con goleadas en el Centenario- y dos empates son el saldo desfavorable del Uruguay de Tabárez ante los norteños

Tiempo de lectura: -'

15 de noviembre de 2020 a las 05:00

El Uruguay de Tabárez fue capaz de eliminar a Argentina de su Copa América en 2011 jugando gran parte del partido con 10 hombres. No era cualquier equipo aquel de Argentina. En su plantel disponía de una constelación de estrellas como Lionel Messi, Sergio Agüero, Carlos Tevez, Gonzalo Higuían y Ángel Di María.

La selección uruguaya también terminó con la maldición de los años sin títulos reconquistando el título continental en esa Copa América argentina donde le ganó la final con contundencia a Paraguay.

También logró romper con otro mito como ganar en la altura de La Paz en el camino a Rusia 2018, algo que jamás se había conseguido hasta el momento.

En los mundiales también llegó a logros impensados, para lo que establecía la realidad futbolística desde los años 1970 en adelante. El cuarto puesto en Sudáfrica 2010 marcó un antes y un después en la relación del hincha con el equipo.

En Brasil 2014 mandó a su casa, en la fase de grupos, a dos potencias como Inglaterra e Italia.

En Rusia 2018 le pegó una bofetada a la selección local y eliminó a la Portugal del promocionado Cristiano Ronaldo.

Sin embargo, para Óscar Washington Tabárez hay un problema al que aún no le encontró la solución: Brasil.

El rival de la celeste del martes a la hora 20 en el Centenario, por la cuarta fecha de las Eliminatorias sudamericanas para el Mundial de Catar 2022, ha sido imposible en los últimos 14 años. Nunca le pudo ganar desde su regreso al combinado en el año 2006.

Fueron siete los partidos en los cuales se cruzó con los norteños, y no pudo encontrar la forma para vencerlo.

Curiosamente, los partidos que jugó el equipo de Tabárez contra Brasil quedaron marcados a fuego por determinadas particularidades.

El primero, por las semifinales de la Copa América de 2007 disputada en Venezuela, la imagen con el grito de gol anticipado del entrenador, cuando Pablo García remató en la definición y el balón se estrelló en el palo, terminó formando parte de en una pauta publicitaria.

Luego jugaron en Morumbí, por las Eliminatorias para el Mundial de Sudáfrica 2010, en un partido recordado por el error de Fabián Carini en el primer gol de los brasileños. Aquella incidencia fue determinante a futuro para que el uno perdiera el puesto.

Curiosamente, en el partido revancha de las Eliminatorias para el Mundial de 2010, disputado en Montevideo, ocurrió otro grueso error en el arco. En el partido jugado en el Centenario, Sebastián Viera recibió un gol increíble y Uruguay fue humillado 4 a 0. Un centro sin pretensiones de Dani Alves, un mal pique de la pelota, y las manos vacías de Viera fueron el principio del fin de su ciclo con la celeste.

En 2013 se cruzaron en semifinales de la Copa Confederaciones que organizaron los norteños y Forlán, que era infalible, marró un penal.

El duelo que disputaron en Recife en 2016 por las Eliminatorias para Rusia 2018 quedó grabado a fuego como el del retorno de Luis Suárez a la actividad oficial tras la sanción histórica que le impido FIFA por morder al italiano Chiellini. Aquel partido terminó igualado 2 a 2.

En marzo de 2017 la celeste sufrió otro golpe en el Centenario al perder 1-4 ante los norteños. La derrota significó el fin de un invicto de ocho años del equipo uruguayo en el coloso de cemento.

Y finalmente el último duelo fue en un amistoso –algo que no ocurría desde hacía muchísimos años- disputado en noviembre de 2018 en Londres donde quedó en el recuerdo la patada que le pegó Edinson Cavani a su compañero de equipo Neymar.

Así las cosas, en los siete partidos disputados a lo largo del proceso de Tabárez contra Brasil, se ensayaron distintas fórmulas, pero ninguna resultó. La celeste suma cinco derrotas y dos empates. Y un detalle, las últimas dos visitas de los norteños al Centenario terminaron con goleadas 4 a 0 en 2009 y 4-1 en 2017.

A largo de estos 13 años desfilaron tres entrenadores por el banco de Brasil. A saber: Dunga en dos períodos (proceso clasificatorio para el Mundial de 2010 y luego para el Mundial de Rusia 2018), Luis Felipe Scolari, y Tite, el actual conductor. Esto también marca los partidos porque cada entrenador su forma de jugar o plantear los partidos.

Los últimos antecedentes no son alentadores de cara al partido del martes, Es que los dos duelos contra el Brasil de Tite terminaron con derrota para la celeste. El primero con un contundente 1-4 en el Centenario y el segundo 0-1 en el amistoso de Londres.

Partido a partido, los modelos del Maestro

Copa América

10 de julio de 2007

Maracaibo

Brasil 2 – Uruguay 2

Uruguay: Carini; Lugano, Scotti y Darío Rodríguez; Fucile, Pablo García, Diego Pérez, Álvaro Pereira y Cristian Rodríguez; Álvaro Recoba y Diego Forlán.

La táctica

El primer duelo que jugó la selección de Tabárez ante Brasil fue el 10 de julio de 2007 en Maracaibo por la Copa América.

Contra todos los pronósticos, el equipo se paró con un tres zagueros (Lugano, Scotti y Darío Rodríguez) y pobló el mediocampo con dos volantes por afuera (Fucile y Álvaro Pereira) y dos por adentro (Pablo García y Diego Pérez), más uno suelto que fue Cristian Rodríguez. Recoba quedó suelto y Forlán arriba. Uruguay tuvo la pelota pero le costó llegar al arco.

Para el segundo tiempo la celeste modificó su sistema parando línea de cuatro en el fondo con Maxi Pereira, Lugano, Scotti y Fucile.

Eliminatorias para Sudáfrica 2010

21 de noviembre de 2007

San Pablo

Brasil 2 – Uruguay 1

Uruguay: Carini; Maxi Pereira, Lugano, Godín y Fucile; Tata González, Gargano y Cristian Rodríguez; Ignacio González; Luis Suárez y Sebastián Abreu.

La táctica

“Uruguay jugó a lo Brasil” fue el título de El Observador a la hora de referirse al modelo táctico empleado por la celeste en el Morumbí ante el Brasil de Dunga.

El equipo se paró con un 4-3-1-2. El partido fue recordado por el gran rendimiento de Nacho González en un equipo que fue el verdadero protagonista del juego generando 11 situaciones de gol contra apenas tres de los norteños. El equipo sacó provecho de determinadas sociedades que empezaba a asomar por la que se generó por izquierda entre Fucile y el Cebolla Rodríguez al tiempo que por derecha el tándem fue el de Maxi Pereira y Tata González que se conocían de Defensor. En el complemento el DT sacó al Cebolla y colocó a Vicente Sánchez. El equipo perdió por dos yerros defensivos.

Eliminatorias para Sudáfrica 2010

6 de junio de 2009

Montevideo

Uruguay 0 – Brasil 4

Uruguay: Sebastián Viera; Maxi Pereira, Valdez, Godín y Cáceres; Jorge Martínez, Diego Pérez, Eguren y Álvaro Pereira; Suárez y Forlán.

La táctica

Uruguay salió a jugar con un claro 4-4-2 pero, como se dice siempre, el gol es el principal táctico de un partido. Y a los 11 minutos la celeste recibió un tanto increíble en un centro sin pretensiones que se le escapó a Sebastián Viera y todo cambió. Un detalle fue que Jorge Malaka Martínez que jugó por el suspendido Cristian Rodríguez, jugó por derecha y lo hizo en buena forma. El tema es que Brasil anuló todos los circuitos de juego de Uruguay e impidieron que Forlán recibiera la pelota con comodidad.

De cara al segundo tiempo el entrenador celeste movió piezas pasando a un 4-3-3 con el ingreso de Sebastián Abreu, pero no hubo forma de levantar el resultado.

Copa Confederaciones

26 de junio de 2013

Belo Horizonte

Brasil 2 – Uruguay 1

Uruguay: Muslera; Maxi Pereira, Godín, Lugano y Cáceres; Tata González, Arévalo Ríos, Cristian Rodríguez y Edinson Cavani; Luis Suárez y Diego Forlán.

La táctica

Eran tiempos donde Uruguay disponía del tridente de lujo conformado por Cavani, Suárez y Forlán y el técnico los colocaba juntos en cancha con determinados cuidados defensivos. En ese sentido, el que tomaba más referencia de ayuda con los hombres del mediocampo era Edinso Cavani que arrancaba unos metros más atrás para sacar provecho de su velocidad y explosión.

El partido se planteó bien desde el punto de vista táctico con Cavani retrasado unos metros para colaborar en la marca, además de poner a Tata González como rueda de auxilio para Maxi Pereira con el objetivo de neutralizar al siempre peligroso Neymar. Del otro lado la función la cumplió el Cebolla Rodríguez. Cuando Brasil atacó, hasta Suárez se metió en la línea de volantes y quedó solo Forlán arriba. A cinco minutos del final los brasileños encontraron el gol que les permitió clasificar a la final.

Eliminatorias para Rusia 2018

25 de marzo de 2016

Recife

Brasil 2 – Uruguay 2

Uruguay: Muslera; Fucile, Victorino, Coates y Álvaro Pereira; Carlos Sánchez, Vecino, Arévalo Ríos y Cristian Rodríguez; Suárez y Cavani.

La táctica

Otra vez el gol fue la dinámica de lo impensado como decía Dante Panzeri. Al minuto de juego los brasileños ganaba 1 a 0. Otra vez a remar la celeste de atrás. El equipo, que contaba con el incentivo del regreso de Luis Suárez, se había parado con un 4-4-2. En los primeros minutos Palito Pereira no daba por la izquierda. Con el paso del tiempo los problemas se incrementaron en el medio que se transformó en zona de paso para los brasileños.

De cara al inicio del segundo tiempo el técnico movió piezas. Dio ingreso a Tata González en lugar de Cristian Rodríguez y el equipo se plantó mejor, con más orden. A poco de iniciado el complemento Suárez puso el 2 a 2 y la celeste volvió a reacomodarse. El DT bajó unos metros a Cavani por la banda izquierda.

Eliminatorias para Rusia 2018

23 de marzo de 2017

Montevideo

Uruguay 1 – Brasil 4

Uruguay: Martín Silva; Maxi Pereira, Coates, Godín y Gastón Silva; Carlos Sánchez, Arévalo Ríos, Vecino y Cristian Rodríguez; Diego Rolan y Edinson Cavani.

La táctica

El equipo celeste salió con un 4-4-2 ante un rival que, lejos de modificar su estilo, se presentó en el Centenario con tres delanteros con la intención de imponer. A los 9 minutos Cavani abrió la cuenta y pintaba para una noche celeste. Pero todo cambió en un abrir y cerrar de ojos con el gol de Paulinho a los 18. A partir de ahí la visita se apoderó de la pelota y no fue más partido. El dominio de los norteños fue de principio a fin. Tabárez modificó un poco el libreto inicial retrasando unos metros a Rolan pasando a jugar 4-5-1 donde quedó colgado solo Cavani arriba. Pero no hubo forma de modificar el panorama.

El mediocampo de la celeste no dio pie, Brasil le robó la pelota y la manejó a placer a lo largo de todo el partido y fue imposible modificar lo que terminó en goleada de los norteños 4-1.

Amistoso

16 de noviembre de 2018

Londres

Brasil 1 – Uruguay 0

Uruguay: Campaña; Mathías Suárez, Bruno Méndez, Martín Cáceres y Laxalt; Torreira, Vecino, Bentancur y Pereiro; Cavani y Suárez.

La táctica

Uruguay venía vapuleado por los resultados y el duelo con Brasil se fue complicando conforme el paso de los días. Se lesionaron Godín, Giménez, Coates y Gastón Silva por lo que la defensa debió ser emparchada como pudo.

El equipo celeste se paró con un 4-5-1 destacando el doble 5 que conformaron Lucas Torreira con Matías Vecino. Y un poco más adelantados Rodrigo Bentancur por el medio con Cavani y Pereiro más abiertos. Arriba solo Suárez, un jugador que se las ingenia solo para complica a los defensas rivales.

Uruguay no se apartó del libreto ni siquiera cuando entró Jonathan Rodríguez en lugar de Pereiro. Salvo en algunas oportunidades cuando Cavani subió unos metros más adelantado por derecha.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...