Cargando...
Mahías Calfani marcado por Ersan Ilyasova de Turquía

Básquetbol > BÁSQUETBOL

Calfani y su razón para volver a los 29 a Uruguay: "Aguada te exige dar el máximo"

Tras dos temporadas en Japón, Mathías Calfani pegó la vuelta y firmó por un año con Aguada que se arma fuerte para su centenario: sensaciones, memorias y expectativas de un artiguense que se volvió abrumado de Tokio

Tiempo de lectura: -'

24 de julio de 2021 a las 05:04

Fue tricampeón de Liga Argentina y bicampeón de Liga de las Américas con San Lorenzo, jugó dos temporadas en Japón y es pilar de la selección uruguaya. A los 29 años, Mathías Calfani pega la vuelta a la Liga Uruguaya de Básquetbol para jugar en Aguada que el 28 de febrero se prepara para celebrar a lo grande sus 100 años. 

¿Por qué volver con tanta carrera por delante? ¿Cómo está de la lesión que lo radió para el segundo tiempo contra República Checa por el Preolímpico? ¿Qué recuerdos tiene de haber enfrentado a Aguada? De todo esto el ala-pívot artiguense charló con Referí

“El último año fue muy duro desde lo emocional a causa de la pandemia”, contó. 

Tras cerrar su exitoso ciclo con San Lorenzo, Calfani se fue a jugar a Kawasaki Brave Thunder de Japón a mediados de 2019, pero a fin de año se lesionó la rodilla y en marzo de 2020, el torneo fue cancelado.

Liga de las Américas 2019, campeón con San Lorenzo

“Me vine a Uruguay e hice ocho meses de recuperación. En los primeros tres meses estuve encerrado con el profe y el kinesiólogo, sin poder ver a mis familiares y amigos. Cuando volvimos a Japón con mi esposa y mi hija fue duro de sobrellevar”, contó. 

“Hasta la lesión, mi temporada había sido muy buena, íbamos primeros y nos dieron por ganadores de nuestra zona. En la segunda temporada, cuando estuve en cancha y jugué, me sentí bien aportando al equipo. Ganamos la Copa Japón del emperador que se juegan todos los años entre las tres divisiones. El año anterior justo me había lesionado antes de la final”, dijo el primer uruguayo en jugar en tierras niponas. 
Calfani y su familia vivieron en Kaswasaki en la provincia de Kanagawa, a 30 minutos del centro de Tokio: “Una zona linda, más tranquila; Tokio es un poco abrumadora. A mí dame siempre la tranquilidad de Artigas”. 
“El cambio cultural fue grande. Cuando sos residente, en Jaón pretenden que incorpores sus normas donde el respeto es el bien supremo. Se supone que todas las personas tengan el mismo respeto en los trenes, en el almuerzo, en los entrenamientos, al salir del estadio·, reveló. 

Su llegada a Kawasaki Brave Thunder en 2019

La comida fue todo un asunto. “El almuerzo era con el plantel, pero llegó un momento en que en tres meses perdí cuatro kilos y tuve que pedir un cambio en la dieta e incorporar pollo, ensaladas y pasta. La pasta la hacen diferente, se comen muchas algas y frutos de mar, la mayoría crudos. Lo más raro que comí fue una sopa de alga con arroz, muy picante, y encima con palitos con los que no agarraba ni un arroz”, recordó a las risas. 

En la segunda temporada, la llegada del español Pablo Aguilar con su pareja le hizo más llevadera la estadía. 

El Preolímpico celeste

Calfani jugó un partido y medio a gran nivel en Victoria, donde Uruguay sorprendió al mundo del básquetbol plantándole una dura batalla a Turquía, que le dio vuelta el partido a falta de 4 minutos, y a República Checa contra el que tuvo un tiro ganador de Jayson Granger que no entró. Posteriormente, los checos derrotaron a Canadá y Grecia para quedarse con el boleto a Tokio. 

El tiro abierto, un arma que pulió mucho en los últimos cinco años

“Fue muy difícil estar concentrados al 100% por el caso positivo de covid-19 (Nicolás Borsellino) un día y medio antes de jugar. Estuvimos casi dos días para llegar, tuvimos una semana sola de entrenamiento con el plantel completo. Todo parecía ser cuesta arriba y al final tuvimos nuestra recompensa”, dijo en referencia al nivel competitivo que mostró Uruguay. 

“Ahora me siento más caliente que antes porque no pudimos cerrar los dos juegos. Con Canadá podía pasar cualquier cosa. Creo que el grupo estuvo muy unido, como hacía tiempo no se daba y todo lo que pasó fue porque Rubén (Magnano) estaba más convencido que cualquiera de que se podía competir y ganar”, afirmó.

Atacando al checo Jan Vesely

Calfani no pudo salir a jugar el segundo tiempo contra los checos. Tuvo una caída que le provocó un fuerte dolor en la parte baja de la espalda. “Hice 20 minutos de bici pero el dolor no aflojó y no me permitía moverme con normalidad, pero ya estoy bien”. 

"Me saltó la térmica"
Terminado el partido contra República Checa, Calfani tuvo un intercambio en malos términos con un jugador rival. "Justo quedó contra nuestro banco cuando terminó y me saltó la térmica, enseguida salté y le dije que fuera a festejar con su banco. Pero enseguida me explicó que fue una reacción instintiva por la tensión del partido. Estuvimos muy cerca. No se sabe qué hubiera pasado si podíamos tener a Jayson (Granger) en aquel partido contra Puerto Rico para ir al Mundial de China. Esto tiene que ser un puntapié para el futuro, para demostrarnos que estamos para grandes cosas y que hay jóvenes de gran talento como (Santiago( Véscovi que jugó dos partidos increíbles que me generan mucha ilusión". 

El ala-pívot se tomó dos semanas de reposo y el lunes pasado comenzó su puesta a punto física apuntando a octubre, fecha en que comenzará la próxima Liga Uruguaya. "Las primeras dos, tres semanas van a ser de acondicionamiento, de ponerme fuerte, de balancear toda la parte muscular del cuerpo". 

“Durante muchas temporadas jugué sin poder recuperarme plenamente de las lesiones. Este parate también me viene bien para ponerme al 100%”, afirmó. 

Calfani comenzó a entrenar en Enfoque donde ya tiene un equipo de preparadores físicos estable y trabaja la técnica individual con Pablo Ibón, ayudante técnico de Hernán Laginestra en el último campeón de Liga, Biguá. 

Aguada apuesta fuerte

Con Aguada firmó contrato por una temporada. ¿Por qué Aguada? "Porque es un equipo que pelea por cosas importantes, que está armando un plantel con muchos nombres y de peso y porque representa una oportunidad única para estar con mis seres queridos y al mismo tiempo competir al alto nivel; Aguada te exige dar el máximo para ganar, te exige estar al 100%"

Las otras fichas nacionales confirmadas son Federico Bavosi, Federico Pereiras y Sebastián Izaguirre. El que no sigue es Mateo Sarni. 

¿Qué pasa con Leandro García Morales? Referí consultó al vicepresidente Daniel Olivera quien dijo: “De jugar, jugará en Aguada. Ya tenemos su palabra al respecto. Ya volvió de sus vacaciones y está pensando en si se retira o sigue”. 

El equipo contrató como entrenador al venezolano Daniel Seoane, ayudante técnico de Néstor “Che” García, y al argentino Marcos Mata, ex San Lorenzo, como uno de sus tres extranjeros.

“Estamos buscando un pívot atlético y fuerte y un guardia-ayuda base”, agregó el directivo. 

“Con Mata jugué tres años en San Lorenzo. Es un jugador de equipo, no va a venir a hacer 20 puntos por partido porque es un jugador que se dedica a hacer lo q tiene hacer para que el equipo gane”, dijo Calfani. 

“Es un gran defensor, puede marcar al tres rival, cambiar para marcar al 4 o 5 o tomar la marca para bajarle el goleo al mejor anotador del rival. En ataque es muy bueno también, tiene muy buena mano de tres, es muy fuerte con la mano derecha y cuando penetra y saca ventaja termina muy fuerte arriba. Le va a dar temperamento al equipo”, agregó.

Formado en Biguá (2006-2012) y consolidado en Malvín (2012-2016), Calfani estará ahora en el mundo Aguada. 

“Siempre me gustó jugar contra Aguada por el espectáculo que da su gente. Me motivaba; los tuve en contra y ahora los voy a tener de mi lado, ojalá que pueda volver la gente porque cada vez que jugaba se vivía como una fiesta porque armaban su propio partido, con emoción o hasta al borde del llanto. Ahora sentirlo de mi lado va a ser muy lindo”, expresó adelantando sensaciones. 

“Me acuerdo de la Liga anterior a irme (2014-2015) que Aguada estaba muy fuerte de local y tenían muy buen equipo, pero fuimos y les ganamos. Anduve muy bien y disfruté mucho jugar contra toda esa gente. Me putearon de lo lindo, pero cuando más te insultan es porque estás haciendo las cosas bien”, dijo a las risas.

Ahora le toca sentir ese especial clima que genera Aguada en cada partido -si la pandemia lo permite- a su favor.  

 
 

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...