18 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
17 de agosto 2023 - 5:01hs

El exnovio de Valentina Cancela, de 17 años, había llegado hacía unos minutos a la parada seis de la playa Brava en Punta del Este ante los ojos de cientos de personas que esperaban la confirmación de que habían encontrado el cuerpo de la adolescente.

En un cordón de seguridad, el chico bajó a la arena con el fiscal Jorge Vaz, el jefe de Policía Erode Ruíz y varios efectivos policiales para mostrarles dónde la había asesinado el día anterior.

La madre de Valentina, Liliana Sarmonia, esperaba a un costado de los arbustos que separan la rambla de la playa, rodeada de familiares. La misma playa a la que este martes sobre las 15 horas Valentina fue con su exnovio, a quien se lo vio por las cámaras de videovigilancia volver solo a la rambla dos horas después.

Más noticias

Los relámpagos enormes y claros en el cielo, el estruendo de la tormenta y las sirenas de los patrulleros acompañaron una tarde noche de terror para la familia y los amigos de la adolescente de 17 años, víctima de un femicidio. En la rambla los allegados de la adolescente esperaban la noticia. 

Minutos después llegó la confirmación de parte del fiscal: el cuerpo de Valentina estaba semienterrado en la arena, cerca del lugar donde horas antes se había encontrado enterrada su mochila.

El exnovio había confesado y dio las indicaciones del lugar donde la había dejado. 

 —¡La mató y fue y se durmió una siesta! ¡Durmió una siesta! Iba y saludaba a la gente y sonreía. ¡Psicópata! —le dijo llorando una adolescente a nueve jóvenes que se consolaban entre sí en una ronda.

—¿Dónde está Vale? —se preguntó otra amiga.

Varios amigos y conocidos de la joven dijeron a El Observador que el exnovio de Valentina "era un violento" y que varias veces había tenido peleas con otros adolescentes. 

—A un compañero casi lo mata una vez en clase, lo dejó tirado y sin aire en el piso. ¡Y nadie hizo nada! —lamentó otro joven.

—Somos "amigables" y cubrimos todo lo que pasa, ¿entonces? —le contestó otro.

Si bien el chico no iba al mismo liceo que Valentina, sí era frecuente verlo en la puerta esperándola. Su madre contó que la relación había comenzado "como toda chica adolescente con todas sus ganas. "Una chica que venía de un buen hogar, con muchos valores de confiar en el otro. Él se le muestra como una persona galante, no tanto con palabras sino con detalles, un alfajor, después fue pasando el tiempo y eso fue cambiando y se tornó una relación violenta", dijo ante la prensa antes de saber que estaba muerta.

María Eugenia Scognamiglio Policía en la parada seis de la playa Brava

Entre el tumulto del centenar de personas, entre familiares, amigos y vecinos que se acercaron a la parada seis, solo brotaba rabia: que "esto se veía venir", que "es un desgraciado", que "es un enfermo", que "no le va a pasar nada porque es menor".

La noticia sobre que el chico había confesado que la había matado ya estaba en todos los canales de noticias y los familiares y amigos de Valentina seguían respondiendo audios de Whatsapp confirmándolo. 

—Si, es así. Creo que de esto hay que sacar que hay que escuchar más a los padres. Esto es terrible. Desde ya te aviso que Nacho mañana no va a ir al liceo —grababa una mujer en un audio, mientras su hijo adolescente lloraba sin consuelo a su lado.

Los comentarios sobre que el exnovio de Valentina era violento también los hizo su madre ante las cámaras. Contó que los dos menores "iban y venían", hasta que terminaron su relación en febrero.

Ese mes la familia de Valentina denunció al joven por maltrato físico. Y, además, porque "siempre la agredía verbalmente". En esa oportunidad los padres del adolescente fueron "intimados" a cumplir con los deberes inherentes a la patria potestad.

Desde la Jefatura de Policía de Maldonado indicaron a El Observador que había denuncias cruzadas entre los jóvenes y que la Comisaría Especializada en Violencia Doméstica y Género intervino respecto a ambos, así como la justicia de adolescentes.

Tanto compañeros como docentes del liceo dijeron que "ya habían advertido episodios de violencia" entre los menores, y Valentina confesó a algunas compañeras que su relación era "tóxica". 

A pesar de la ruptura en febrero, la familia de Valentina afirmó que los adolescentes se seguían viendo "a escondidas" hasta hace un mes. Y señalaron que en el último encuentro el joven le pegó, por lo que la familia decidió presentar una nueva denuncia.

El fiscal Vaz evitó dar detalles sobre las condiciones en las que se encontró el cuerpo y aclaró "solicitará la formalización, las medidas cautelares y la acusación" del adolescente y remarcó que los menores de edad son imputables, por lo que el adolescente "puede ser objeto de una sanción privativa de libertad".

Temas:

Valentina Cancela

Seguí leyendo

Te Puede Interesar