Nacional > Niños que quedan en la vereda

Consejero de Primaria dice que no se puede exigir "una guardia mínima sindical" en escuelas los días de paro

Varios alumnos permanecieron en la calle tras encontrarse con sus escuelas completamente cerradas

Tiempo de lectura: -'

25 de julio de 2018 a las 09:37

El paro que se desarrolló este martes en las escuelas de Montevideo generó que varios alumnos permanecieran en la calle, luego de encontrar sus centros educativos cerrados. El sindicato trasladó la responsabilidad a los padres por no haberse informado de la medida gremial. Las autoridades de la educación, por su parte, declararon a El Observador no conocer con precisión cómo sucedieron los hechos y desean recabar mayor información para valorar el percance.

"Cuando hay un paro y todo personal se adhiere, cualquier escuela permanece 100% cerrada", explicó a El Observador la directora general de Educación Inicial y Primaria, Irupé Buzzetti. La mecánica es, dijo, que el día previo a la suspensión del servicio la directora de cada escuela consulte a los funcionarios y maestros si alguno planea asistir al centro durante el paro. En caso negativo, la escuela no se abre.

"Lo que sucedió fue una evidente falta de información. Me sorprende porque los medios de comunicación anunciaron la medida la noche antes y también durante la jornada", comentó la jerarca.

Lea también: Escuelas de Montevideo cerraron por paro y los alumnos quedaron en la calle

El consejero del Codicen Robert Silva aseguró a El Observador que aunque no existe una normativa escrita al respecto, hay un modus operandi establecido que impide que las escuelas permanezcan cerradas de forma completa. "El principio general dice que los centros educativos tienen que estar abiertos los días del paro", informó. Las autoridades de la educación deben garantizar ambos derechos, dijo Silva: el de huelga y el de trabajo.

El consejero comentó, además, que los paros repentinos que se resuelven de un día para el otro pueden generar este tipo de inconvenientes, por el poco margen que se les da a las familias para que se enteren de la medida sindical. "La situación es compleja y hay que averiguar bien las circunstancias. Lo ideal, sin violentar el derecho que tienen los trabajadores, es conversar estas cosas para que tampoco se afecte el derecho de las familias y los alumnos".

Silva dijo que este miércoles se reúne el consejo y que es posible que el tema esté en discusión.

Héctor Florit, consejero de Primaria, explicó a El Observador que la educación no es considerada un servicio esencial. "Esto quiere decir que las autoridades de Primaria no pueden imponer que exista una guardia mínima sindical mientras esté suspendido el servicio", apuntó.

"Me duele como padre y como maestro que sucedan este tipo de situaciones", remarcó el consejero, y lamentó que, como consecuencia de estas medidas, se acaben suspendiendo los comedores de ciertas escuelas. "Es muy triste que la expectativa de alimentación de familias enteras se vea frustrada", concluyó.

Asimismo, Florit destacó la importancia de que "cualquier medida que afecte a la población, se comunique con la antelación necesaria para evitar una situación de riesgo a las familias".

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Cargando...