19 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 39,40 Venta 41,60
1 de febrero 2023 - 19:15hs

En la lechería uruguaya participan menos mujeres que hombres en la fuerza de trabajo de los tambos. Esa conclusión está considerada en un documento titulado “Las mujeres en la lechería uruguaya”, elaborado por el Instituto Nacional de la Leche (Inale). Otra conclusión es que la participación de las mujeres de la familia es mayor que la de las asalariadas.

Juan Daniel Vago, presidente del Inale, explicó a El Observador que "por esfuerzo y conocimiento el aporte de la mujer en todo tambo es fundamental, cada vez más lo es, por su atención, su prolijidad, por el esmero con el que hace las cosas".

Dijo que este aporte del instituto se enmarca en la política comprendida en el Plan Nacional de Género en las Políticas Agropecuarias que emprende el Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP).

Más noticias

"Está hecho con base en las encuestas lecheras, es un análisis, un aporte, un insumo para todos", mencionó Vago.

Producción de leche.

Los datos principales

El trabajo establece en un amplio conjunto de datos que la lechería en el territorio nacional incluye 2.819 establecimientos (actualizado en 2019) en los que trabajaban 10.700 personas, de las cuales 19% (2.032) son mujeres familiares, 34% son hombres familiares (3.654) y el 47% restante mujeres y hombres asalariados (no fueron distinguidos por sexo en la encuesta).

A nivel de toda la lechería las mujeres de la familia son las principales encargadas de la administración y cuando hay queserías son quienes elaboran los quesos, mientras que las mujeres asalariadas se concentran en el ordeñe.

Las actividades en las que menos participan las mujeres de la familia son las de dirección, manejo del tractor y relacionadas a gestión del personal.

Si la población de trabajadores se clasifica por sexo y vínculo con titulares de los establecimientos, se encontró que las mujeres de la familia son las principales encargadas de las tareas de administración, con el 60% de las personas que hacen esa tarea.

Otra tarea en que las mujeres de la familia son muy importantes es en la elaboración de quesos, en la que participan en el 67% del total de personas encargadas de hacerlos.

Prácticamente no hay mujeres familiares que realicen actividades como el manejo del tractor (2%).

Mientras, los hombres de la familia son los encargados de las tareas de dirección (84%), capataces (63%) y tractoristas (50%).

El 28% de las mujeres familiares trabajadoras tienen como principal tarea el ordeñe. En importancia le siguen tareas de administración (14%), elaboración de quesos (13%) y el manejo de la recría (11%).

Mientras, el 68% de las mujeres asalariadas son ordeñadoras.

Para los hombres de la familia el ordeñe también ocupa a la mayor cantidad de personas (26%), seguida por tareas de dirección (20%), tractorista (13%) y organización del trabajo (10%). Casi la mitad de los hombres asalariados se encargan del ordeñe, le sigue la tarea de tractorista (20%) y peón general (13%).

Juan Samuelle Matrimonio de tamberos.

Análisis educativo

En términos de educación formal de los miembros de la familia que trabajan en los tambos los perfiles educativos son muy similares entre las mujeres y hombres. En las carreras terciarias quizás hay cierta concentración de mujeres en veterinaria y aparecen personas capacitadas en administración de empresas, mientras que en los hombres agronomía toma mayor relevancia.

El 40% de las mujeres de la familia cuentan con primaria como máximo nivel educativo (3% de las cuales tiene incompleta). Otro 40% de las mujeres trabajadoras de la familia tienen como máximo nivel educativo alcanzado la secundaria (la mitad incompleta). El 20% restante cuenta con educación terciaria o universitaria. Un tercio de las mujeres que hicieron carreras terciarias o universitarias son veterinarias, mientras que 26% son agrónomas y 25% son técnicas lecheras.

En el caso de los hombres familiares trabajadores 38% tienen hasta primaria (4% incompleta) y alcanzaron secundaria el 39% (26% incompleta). El 26% cuenta con estudios terciarios o universitarios. Las carreras terciarias más frecuentes de los hombres familiares trabajadores son agronomía y técnico en lechería con casi un tercio de la población en cada una, le sigue técnico agropecuario (20%) y veterinaria (18%).

Inale analizó el trabajo de las mujeres en los establecimientos productores de leche.

El tamaño del predio

Los establecimientos con participación de mujeres familiares en promedio son más pequeños y logran indicadores productivos similares y cuentan con mejores perspectivas respecto al relevo generacional.

En los establecimientos remitentes las mujeres constituyen un cuarto de la mano de obra total, de las cuales casi el 60% son de la familia. Las mujeres de la familia son las que más se encargan de la administración, de la cría y recría y otras funciones.

En las queserías artesanales el 42% de las personas que trabajan son mujeres de las cuales casi todas son de la familia y son las principales encargadas de elaborar los quesos.

Las mujeres de la familia en establecimientos familiares son las encargadas principales de la administración, elaboración de quesos y recría. Y los hombres de la familia son quienes dirigen y hacen actividades con el tractor, además de que son más de un tercio de las personas que ordeñan.

La perspectiva de relevo generacional en estos establecimientos es peor que la de los establecimientos no familiares.

A continuación, el documento completo:

 

Temas:

Tambos Mujeres en los tambos Lechería Inale Mujeres rurales Mujeres en el campo Encuesta lechera

Seguí leyendo

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos