Fútbol > EL ANÁLISIS

Danubio desveló las frustraciones de Nacional que extrañó a Neves y a Oliveros

Nacional se mostró como un equipo frustrado y extrañó como nunca las ausencias de Gabriel Neves y Agustín Oliveros; no le salió nada ante un Danubio que horas antes no sabía si jugaba, y ahora se le viene Independiente del Valle

Tiempo de lectura: -'

21 de noviembre de 2020 a las 22:29

¿Qué tendrá el futbolista uruguayo en su ADN? ¿Por qué siempre, pero siempre, históricamente se agranda ante las adversidades? Hay innumerables casos de equipos y de distintas selecciones uruguayas que lo han demostrado.

Algo de eso se puede decir que tuvo este Danubio ansioso, nervioso, que tuvo un sábado distinto. Porque cuando los jugadores se levantaron, no sabían si podrían jugar de nochecita ante Nacional, el líder del campeonato, el mejor equipo lejos. 

Pero faltando siete horas, se enteraron que sí, que podían jugar porque le entregaron tarde, bien tarde, los hisopados negativos de covid-19. Danubio protestó, tiró la bronca, pero claro, el partido estaba fijado y había que jugarlo.

"Este partido no se tendría que jugar. Apelo al tesón, a la garra del futbolista uruguayo para ver qué pasa", dijo el médico del plantel danubiano, Carlos Voituret, minutos antes de que comenzara el duelo.

Entonces fue el momento para Danubio. Fueron 90 minutos para jugar, para demostrar que este equipo que está en posición de descenso, no quiere descender. No tiene que descender. Se le plantó de igual a igual al mejor y lo maniató, le sacó revoluciones, lo bajó a tierra, hizo que todos fueran terrenales.

Claro que también se aprovechó de una gran ventaja, decisiva, fundamental: Nacional no tuvo a dos futbolistas trascendentes como Gabriel Neves y Agustín Oliveros, quienes debutaron con la selección nacional en estos días y no estaban prontos para jugar, el primero incluso, contagiado de covid-19.

Nacional extrañó demasiado a estos dos jugadores y allí se vio claramente el peso que Neves tiene en la cancha.

Es de los que más arriesga con la pelota en mitad del terreno, el que más quiere, quien más demuestra. Oliveros, en tanto, le da salida clara, más allá de quites providenciales.

¿Y cuál fue el peor sector de Nacional ante Danubio? Hay para elegir, pero los cuatro del fondo no anduvieron nada. Pero nada, ¿eh?

Mathías Laborda no sumó nada, ni atrás ni arriba y terminó yéndose expulsado por segunda vez en tres partidos. Jorge Giordano, un técnico pragmático y que normalmente para muy bien al equipo, ha probado en ese sector a Mathías Suárez, Armando Méndez y a Laborda. Los tres mostraron problemas en distintos partidos.

Guzmán Corujo -se retiró lesionado-, el brasileño Paulo Vinicius que se perdió el 1-0 de forma increíble y luego le ganaron la cuerda y se metió un gol en contra, y Ayrton Cougo, lo expulsaron por una placha insólita al final, tampoco mostraron solvencia. Entonces así es muy difícil para cualquier equipo.

¿Lo complicó el parate a Nacional? Lo cierto es que jugó muy por debajo de su nivel, muy lejos del fútbol al que viene apostando fecha a fecha el técnico Jorge Giordano.

Danubio lo hizo menos equipo de lo que venía siendo. Le mostró sus falencias -que vale decir, hasta ahora no venían siendo muchas-.

Con un contragolpe perfecto, de esos que se ven en el fútbol europeo, normalmente mucho más veloz, con una transición rápida y sin pases largos, con precisión en velocidad, llegó el primero luego de un balón perdido en el borde del área de enfrente por Felipe Carballo. Esas son armas letales ante cualquier rival.

El complemento fue muy desparejo. Danubio quebró a Nacional con el gol de entrada, frustró a Nacional.

Giordano había realizado dos variantes de entrada teniendo en cuenta que sus extremos mostraron muy poco. Tanto Ignacio Lores como Alfonso Trezza, por las dos puntas como los probó, faltaron sin aviso.

Entonces, con Santiago Rodríguez de entrada en el segundo tiempo, el equipo pasó de un doble cinco a jugar con enganche con Santiago Rodríguez como estandarte y ahí Leonardo Ramos paró bien al equipo. Cambió de táctica y con tres hombres marcó muy bien. 

Tan bien como Mauricio Victorino le hizo hombre al inefable Gonzalo Bergessio, el indomable, el mejor goleador por lejos y quien esta vez, no pudo con su marcador. No es algo natural. No es lo normal. Todo lo contrario.

Nacional sumó muchas dudas: el nivel físico de varios jugadores, las suspensiones de Bergessio, Cougo y Laborda ante Boston River, el viaje a la altura de Quito en la mitad de la semana para jugar por Copa Libertadores ante Independiente del Valle y el muy pobre desempeño de mitad de cancha hacia arriba, junto con lo ya subrayado de la defensa. Es demasiado para un equipo que está acostumbrado a las victorias.

Las variantes más importante, de Santiago Rodríguez y Rodrigo Amaral, no estuvieron a la altura de lo que Nacional necesita. Son dos futbolistas talentosos que no encontraron la fórmula ante la muy buena marca rival. Sumaron frustraciones al equipo al que no le salió una.

¿Dejará secuelas esta derrota? Habrá que ver. Nacional ha demostrado hasta este sábado que es el equipo más compacto, el que juega mejor y el que hace temblar a los rivales. Tiene un gran plantel y un técnico inteligente.

Sin embargo, este sábado dejó una interrogante planteada porque pareció otro equipo totalmente distinto, sin que Danubio le exigiera demasiado, solamente, marcándolo muy bien. Ese fue el gran mérito de los danubianos.

Nacional tiene que levantarse pronto y ya se le viene la Copa ante un adversario muy complicado. Pero el tricolor sabe agrandarse también en la adversidad, como hizo este sábado Danubio. Porque Nacional también es uruguayo y sabe cómo reaccionar en momentos difíciles como el que se le pondrá por delante.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...