Fútbol > INTERMEDIO

Defensor Sporting se hizo enorme: le ganó de atrás a Peñarol 3-2

Carboneros y violetas jugaron un partidazo en el Campeón del Siglo con goles, expulsados y tarjetas para todos los gustos

Tiempo de lectura: -'

08 de julio de 2017 a las 16:15

Defensor Sporting le ganó 3-2 a Peñarol en el Estadio Campeón del Siglo y se quedó con la Serie A del Torneo Intermedio en un partido increíble.

Peñarol, que tuvo el contratiempo de no poder contar con Ramón Arias en el calentamiento, apeló a un juego vertical para intentar imponer condiciones desde el inicio y fue muy agresivo en la presión para robar pelotas en tres cuartos de cancha y empezar desde ese sector la zona de gestación.

Antes de los primeros tres minutos Peñarol dio un aviso de esa intención cuando un pase filtrado encontró a Diego Rossi picando al vacío en posición adelantada. Fue justamente Rossi el más movedizo de los primeros minutos encarando a los más lentos de la zaga como Gonzalo Maulella y Nicolás Correa y abriéndose siempre como opción de pase para liberar de marca a Junior Arias.

Guzmán Pereira y Ángel Rodríguez se partieron la zona de recuperación para liberar hacia los extremos a Nahitan Nandez y Cristian Rodríguez y con el capitán encendido Peñarol abrió el marcador tras una jugada de pizarrón que se cerró con un zapatazo del fernandino.

Luego del gol Defensor Sporting fue todo impotencia, perdió la pelota, sufrió de un Peñarol directo que se lució con transiciones muy rápidas y el cable pegado de los nervios lo pagó Cardacio quien se fue expulsado a los 15 minutos luego de dos infracciones muy fuertes.

La expulsión tuvo el efecto contrario. Con ventaja y un jugador más Peñarol tenía todo para ampliar la ventaja pero ese escenario de inferioridad le tocó las fibras más íntimas al violeta que se multiplicó para regar de sudor el piso del Campeón del Siglo y tener una oportunidad.

Y esa chance que buscaba la viola la encontró tras un error grosero de Yeferson Quintana quien debió despejar una pelota con los pies y lo hizo con la cabeza para el balón quedara suelto y tras una serie de rebotes Gonzalo Bueno decretara la igualdad.

Ya con un cambio de cada lado, Guzmán Pereira le dejó el lugar a Gastón Rodríguez mientras que Gonzalo Maullela salió para el ingreso de Martín Rabuñal, el partido se volvió de ida y vuelta pero fue Peñarol el equipo que se llenó de nervios.

Tras un tiro de esquina Carneiro peinó la pelota y le quedó a Andrés Lamas que fusiló a Guruceaga para darle el beso al escudo. El grito de Lamas sirvió para desatar la rebeldía con un hombre de menos en el Campeón del Siglo y teñir la tarde, al término del primer tiempo, de color violeta.

En el inicio del segundo tiempo Leonardo Ramos movió el banco en busca de soluciones ofensivas y sacó a un inexpresivo Junior Arias para darle minutos a Mauricio Affonso.

Jugado a la presión alta, buscando adelantar líneas para ahogar al rival y con más corazón que ideas, Peñarol se acercó al arco de Guillermo Reyes y fue el propio Affonso quien conectó un cabezazo a la red que fue anulado por correcta posición adelantada.

Defensor Sporting tenía que defender la ventaja y una infantilidad de Nicolás Correa dejó a su equipo con nueve hombres. Tras una infracción contra Affonso el zaguero reventó la pelota al aire, vio la segunda tarjeta amarilla y se fue expulsado. Acevedo tuvo que apelar a Joaquín Salvatto, zaguero juvenil de 19 años que hizo su debut, y resignó del poder ofensivo de Carneiro.

Con nueve hombres en el rival Ramos sacó a Petryk y puso a Nicolás Dibble para sumar velocidad y poder de ataque a un equipo que necesitaba igualar rápido y equivocó caminos. Y fue en uno de esos errores derivó en una corrida de Bueno contra Quintana donde el extremo violeta le sacó una estancia de diferencia y obligó al juvenil aurinegro a cortarlo con su quinta tarjeta amarilla.

A partir de los 70 minutos y con varios jugadores de calidad técnica como Rossi, Nandez y los Rodríguez, Peñarol hizo el camino inverso y se dedicó a tirar pelotazos contra una defensa violeta que no se movió de su sector defensivo.

Apenas Nandez, el jugador más desequilibrante de Peñarol en el torneo, aprovechó un error de Reyes para reventar el travesaño con un remate de larga distancia que tenía pinta de gol de campeonato.

El cierre del partido tuvo emociones para todos los gustos ya que Ayrton Cougo hizo un golazo sobre el tiempo cumplido y Yeferson Quintana puso la igualdad en tiempo adicionado lo que generó un aumento de tensión mayor en el Campeón del Siglo.

Antes del final del partido Ángel Rodríguez vio la roja para sintetizar la imagen de la frustración. Defensor Sporting se hizo grande en rodeo ajeno, le ganó a Peñarol con dos hombres de menos en una clara muestra de carácter y personalidad y anota su nombre en la final.



Embed

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...