Fútbol > OFI

OFI: derechos de imagen de 2019, transformados en operaciones de rodilla, devuelven a los jugadores a la vida deportiva

La Asociación de Futbolistas Amateur del Interior acordó por los derechos de imagen con AUF operaciones de rodilla para sus jugadores, que los beneficia en un monto que duplica los US$ 15.000 iniciales pactados

El golero de Progreso de Paysandú Matías Izaguirre, el primero de los futbolistas del interior en operarse de los ligamentos por el acuerdo con AUF

Tiempo de lectura: -'

02 de agosto de 2020 a las 05:01

El delantero Emiliano Hernández llevaba la pelota y cuando uno de sus compañeros de Rafael Peraza salió a marcarlo, enganchó hacia un costado, su pie quedó trabado con el del otro jugador y su cuerpo siguió hacia adelante. El juvenil, que en ese momento tenía 19 años, sintió un fuerte dolor y ese movimiento en la práctica del equipo de San José provocó la rotura de ligamentos cruzados y meniscos, que lo dejarían sin jugar al fútbol durante al menos cinco años.

Tras esa desafortunada jugada en el entrenamiento, Hernández intentó seguir en actividad en el fútbol porque el diagnóstico de la lesión demoró en llegar. En las primeras consultas le daban un antiinflamatorio para calmarlo, pero cada vez que volvía a la cancha el dolor aparecía de nuevo. Después de tres intentos, logró que le hicieran la resonancia para confirmar la gravedad.

"Ahí pensé: 'Mi carrera futbolística se terminó totalmente' y empecé a ver otra realidad", contó Hernández a Referí, a más de cinco años de aquella jugada. Las pretensiones del delantero no eran ser un jugador profesional reconocido, pero sí estar "en el ruido" y jugar en alguna liga fuerte. "Esa ilusión se me cortó un poco", dice.

Hernández no pudo pagarse el costo de la operación, pero un acuerdo que alcanzaron la Asociación de Futbolistas Amateur del Interior (AFAI) y la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) a fines de 2019 por los derechos de imagen de la Copa Nacional de Clubes le dio la esperanza de volver a las canchas en 2021.

La AUF le iba a pagar US$ 15.000 a los jugadores del interior por los derechos de imagen del torneo que transmitió AUFTV, pero en AFAI creían repartir el dinero entre los 1.700 jugadores que participaban del certamen no tenía mucho sentido porque cada futbolista recibiría US$ 10.

Entonces los directivos le presentaron al presidente Ignacio Alonso otra opción: cambiar los derechos de imagen por operaciones de rodillas en la Asociación Española, uno de los auspiciantes de la AUF.

"Le presentamos esta forma y le pareció espectacular. Incluso el espíritu de Nacho era poder hacer más operaciones, pero era muy caro", dijo a Referí el presidente de AFAI, Andrés Klein.

La rotura de ligamento cruzado es una de las lesiones más temidas por los futbolistas, no solo por el dolor que genera sino también por el tiempo para recuperarse que implica que el jugador esté afuera de las canchas como mínimo seis meses. Y a los jugadores del fútbol amateur se les suma otro inconveniente: el costo de la operación. Para muchos de ellos, estas lesiones marcan el final de la carrera.

Representantes de la Asociación de Futbolistas Amateur del Interior luego de anunciar el convenio con AUF por 14 operaciones de rodilla

Este tipo de cirugías tienen un precio alto que no cubre el Sistema Nacional Integrado de Salud. Para recuperarse de la lesión los jugadores tienen que recurrir a un prestador privado y pagar entre $ 80.000 y $ 120.000, estimó Klein.

El acuerdo con AUF fue por 14 cirugías, que, en principio, se iban a comenzar a realizar en marzo, pero la pandemia del coronavirus retrasó los planes.

El directivo de AFAI destacó que el precio de las operaciones negociadas supera los US$ 15.000 que AUF iba a pagar por los derechos de imagen. Las 14 cirugías costarían más de US$ 30.000. "Es bastante más que el doble que lo que podríamos haber hecho si fuese a cambio de plata y el impacto es mayor. Con que se recupere uno solo, paga todo lo otro", dijo.

La primera

El golero de Progreso de Paysandú, Matías Izaguirre, no pensaba jugar nunca más al fútbol después de enterarse que se rompió los ligamentos cruzados y externos, y los meniscos. Pero casi nueve meses después del partido en el que se lesionó tiene una visión distinta. El golero fue el primero de los futbolistas del interior en operarse la rodilla por este convenio con AUF.

“Sentí clarito como que algo me hubiese cortado adentro”, recordó a Referí Izaguirre sobre la jugada que le provocó la lesión.

Fue un pelotazo largo que cayó sobre el área de Progreso en el partido ante Bella Vista, el golero salió a descolgar, pero se cayó y enterró los tapones intercambiables en el suelo. Cuando giró, su pie no acompañó el movimiento de su cuerpo.

Izaguirre “saltaba del dolor” y se fue en ambulancia hasta el hospital, donde le diagnosticaron un esguince. Pero la resonancia tuvo un resultado peor. “El ánimo se me cayó por el piso. Con esa noticia me quedaba sin jugar nunca más”, comentó el jugador de 29 años.

La operación de Izaguirre estaba planificada para fines de marzo, pero la emergencia sanitaria del coronavirus provocó que recién se pudiera realizar el viernes 24 de julio.

La intervención de Hernández será probablemente en tres semanas, aunque no se sabe la fecha exacta. En AFAI esperan que, a partir de esta segunda cirugía, se comiencen a realizar con más frecuencia, dijo Klein.

El presidente de AFAI, Andrés Klein, y el golero de Progreso de Paysandú Matías Izaguirre en Paysandú

AFAI abrió el llamado a postulantes para operarse en noviembre de 2019 a través de un formulario que compartió en Twitter. Luego, según un criterio que fijó la asamblea del gremio, se establecieron los beneficiarios.

Los jugadores que tenían prioridad eran los que habían jugado en las divisionales A y B de la Copa de Clubes de OFI y cuyos partidos fueron televisados; quienes habían jugado algún partido de la Copa; y, si quedaban lugares, para todos los jugadores de OFI, hasta que se llenara el cupo. El llamado era para hombres y mujeres, y, dijo Klein, en lista de espera hay algunas jugadoras del fútbol femenino.

Sin esta operación, eran mucho los años de fútbol que dejaba atrás Izaguirre: hizo el baby fútbol en Estudiantil Sanducero y en 2017 pasó a Progreso. También jugó en la selección y fue campeón del interior en 2019.

“Pasar de todo eso a nada era un cambio importante. Venía jugando seguido, entrenando, y de un día para el otro quedarme quieto es medio complicado”, dijo.

Matías Izaguirre y Andrés Klein tras la intervención en la rodilla del golero de Progreso de Paysandú, la primera del convenio entre A

Izaguirre trabaja en una empresa de seguridad y en el momento de la lesión estaba en el seguro de paro, lo que le permitió tener unos días de quietud. “Fue lo que me ayudó a recuperarme. Por lo menos a caminar, porque sabía que no me iba a operar”.

La recuperación de Izaguirre le demandará entre seis y nueve meses, y después de ese tiempo podrá volver a la cancha o, al menos, a jugar al fútbol con su hijo de dos años. “Ni eso podía hacer. Intentaba correr atrás de una pelota o patear y se me salía la rodilla”, contó.

Que llegue la llamada

Hace un año que Hernández empezó a hacer ejercicios de musculación y a cuidarse en la alimentación. "Estuve re gordo, pero estoy metiéndole y con ganas de jugar", dijo.

Antes de volver a jugar en San Rafael de Rafael Peraza –que participa de la liga de Ecilda Paullier– Hernández estuvo tres años y medio en las formativas de Peñarol de Montevideo. Pero contó que, aunque no quedó libre, decidió volver a San José porque no se pudo adaptar a Montevideo y extrañaba la tranquilidad del pueblo.

En ese tiempo de juvenil, el delantero –que en Peñarol jugaba de volante– vivió en una residencia junto a otros jugadores con los que compartía representante. Su compañero de habitación era Nahitan Nández, actual jugador de Cagliari de Italia y de la selección uruguaya. Otro de los futbolistas con los que convivía era con el también maragato Armando Méndez, el lateral de Nacional que en ese momento jugaba en las formativas aurinegras.

"En mi casa nunca me faltó nada, pero no me daba para pagarme de todos los días los boletosm y mi representante no quería pagarlos. Prefería tenernos ahí porque entonces nos controlaba. Tenía que vivir allá obligado y no me gustaba para nada", dijo.

Con la idea de volver, se fue a jugar un año a San Rafael pero sus planes se truncaron por la lesión.

Hernández trabaja como peluquero –"barbero, mejor dicho"–. Su trabajo implica estar muchas horas de pie y que el dolor de la rodilla aparezca frecuentemente. “Hago un mal movimiento, se me tranca la rodilla y no puedo apoyar la pierna”, comentó.

La cirugía también le permitirá, entonces, mejorar su comodidad en su trabajo. Por eso, el delantero espera ansioso una llamada Klein que le confirme la fecha de la operación. Así, después de superar el largo período de recuperación, podrá volver al fútbol tras cinco años de estar mirándolo de afuera.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...