Fútbol > NACIONAL

Dos inicios complicados: los ciclos de Munúa y Domínguez frente a frente

El argentino fue cesado en la quinta fecha del pasado Apertura, etapa a la que el actual DT llegará este sábado, aunque el presente y el nuevo proyecto tricolor le da oxígeno

Tiempo de lectura: -'

13 de agosto de 2020 a las 05:04

El arranque del Nacional de Gustavo Munúa en el Torneo Apertura es malo y la comparación inmediata que surge es con el comienzo del año pasado, en el que el argentino Eduardo Domínguez estaba al frente del equipo que también tuvo un inicio muy complicado.

Al entrenador argentino se le agotó el crédito en la quinta fecha, cuando fue cesado al no poder lograr ni una victoria en el marco local.

Munúa, por su parte, llegará a la quinta etapa este sábado ante River Plate en el Saroldi, pero el actual presente del club, con un proyecto a largo plazo y con la tranquilidad de ser el campeón vigente, le da oxígeno al técnico para seguir trabajando, si bien desde la directiva hasta el plantel saben que hay urgencia de ganar para no tener que correr de atrás como el año pasado.

Los momentos

José Decurnex fue elegido presidente de Nacional el 8 de diciembre de 2018 y el 27 de ese mes anunció la llegada de Domínguez como entrenador para comenzar su proyecto, con Iván Alonso en la gerencia deportiva.

Los tricolores venían de perder la final del Uruguayo y de que Peñarol lograra el bicampeonato, por lo que el objetivo prioritario era ir por el título y cortar la racha aurinegra.

En el fin de año de 2018, la nueva directiva decidió no renovar los contratos de Santiago Romero, Alexis Rolín, Alfonso Espino, Jorge Fucile, Leandro Barcia, Rodrigo Erramuspe, Facundo Waller, Álvaro “Tata” González, Carlos De Pena y Pierre Webó por lo que luego hubo que realizar fichajes y llegaron a Los Céspedes Octavo Rivero, Mathías Cardacio, Felipe Carvalho, Felipe Carballo, Álvaro “Palito” Pereira, Joaquín Arzura, Gustavo Lorenzetti, Rodrigo Amaral, Pablo García y Kevin Ramírez.

Hoy la realidad es muy diferente. Con el título del uruguayo conquistado por Álvaro Gutiérrez, los albos tienen tranquilidad y tiempo para desarrollar un proyecto pensado en consolidar juveniles, el cual fue aceptado por Munúa para su regreso.

Para la actual temporada, Nacional solo hizo fichajes en los puestos donde perdió jugadores. Llegaron Agustín Oliveros, Mathías Suárez y Ayrton Cougo para cubrir los laterales, el zaguero paraguayo Miguel Jacquet, y el volante argentino Claudio Yacob. Además, en la pausa por el coronavirus sumó a los brasileños Felipe Gedoz y Paulo Vinicius.

Rendimientos y números

Al comparar los números entre Domínguez y Munúa aparece un gran diferencial: la Supercopa.

El entrenador argentino se estrenó con ese título al ganarle la final a Peñarol por penales tras empatar 1-1, mientras que este año los albos cayeron ante Liverpool, lo que descolocó el arranque de Munúa.

A nivel de Copa Libertadores, los números son iguales. Domínguez ganó sus dos primeros partidos, ante Zamora de visita y Atlético Mineiro de local, y Munúa hizo lo propio ante Estudiantes de Mérida en el Gran Parque Central y Alianza Lima en Perú.

En tanto, por el Apertura, los números son similares: tres puntos en cuatro fechas, merced a tres empates. El equipo de Domínguez empató 1-1 ante Liverppol, perdió 4-1 en el Parque ante Wanderers, empató con Racing y Boston River y luego de la quinta etapa, en la que cayó 2-0 ante Danubio en Jardines, fue cesado.

"Los resultados no acompañan y para dificultar más nos está costando ganar y mantener el arco en cero en el torneo local. Estamos lejos (en el Apertura), pero cuando llegamos y mismo cuando el presidente asumió, dijo que el objetivo es anual, no mensual ni semestral”, dijo Domínguez luego de la derrota ante los franjeados.

Al otro día, el domingo 17 de marzo, se terminó su ciclo. El argentino, en su primera experiencia en el fútbol uruguayo y sin antecedentes en el tricolor, fue despedido tras protagonizar el peor arranque de Nacional de esos últimos 12 años.

Munúa, que es de la casa y se estrenó como DT en el club en 2015 con una gran Copa Libertadores 2016, hasta el momento en el actual torneo perdió ante Rentistas, y empató ante Boston River, Wanderers y Peñarol.

En ese sentido, el actual DT ha tenido más tiempo para trabajar que Domínguez, si bien desde mediados de marzo a mediados de junio no tuvo contacto presencial con los futbolistas.

Tras el empate clásico del domingo, Decurnex manifestó que “para nada” le preocupaba el momento tricolor. “Estamos en el proceso y el camino correcto”, dijo en conferencia de prensa. “Es un campeonato de 37 fechas, estos campeonatos se definen sobre el final y así lo estamos tomando”, sostuvo.

Los estilos

“Eduardo tenía una lejanía cercana con el jugador, si bien mantenía una distancia, era muy cálido con los jugadores, súper profesional; es excelente, trabajador nato, terrible persona y profesional”, dijo a Referí el año pasado un integrante del cuerpo técnico tricolor que trabajó con Domínguez y luego con Gutiérrez.

En su paso por Nacional, el argentino tuvo dificultades para probar el equipo y realizó varias pruebas. Comenzó con línea de cuatro, luego puso cinco atrás ante Peñarol, utilizó el sistema táctico 4-4-2 y el 4-3-3. El gran debe estuvo en la falta de gol, con cinco en cinco partidos.

En las primeras cuatro fechas, Domínguez utilizó 19 jugadores: un arquero, seis defensores, seis volantes y seis delanteros. Los futbolistas más utilizados en los partidos oficiales fueron Esteban Conde, Guillermo Cotugno, Rafael García, Marcos Angeleri, Matías Viña, Matías Zunino, Joaquín Arzura, Felipe Carballo, Santiago Rodríguez, Sebastián Fernández y Gonzalo Bergessio.

Munúa, en cuatro jornadas del Apertura, ya colocó a 20 jugadores: un arquero, seis zagueros, cinco volantes y siete atacantes. Su equipo base, que comenzó con 4-2-3-1 y ahora varió a 4-3-3, hasta el momento ha sido con Luis Mejía; Mathías Suárez, Guzmán Corujo, Mathías Laborda y Ayrton Cougo; Claudio Yacob, Felipe Carballo, Gabriel Neves; Rodrigo Amaral o Santi Rodríguez, Brian Ocampo o Gonzalo Castro y Gonzalo Bergessio.

En cuatro partidos por el torneo local, el equipo marcó cinco goles, pero le anotaron siete, y en ninguno de los encuentros ha terminado con el arco en cero, lo que era la prioridad de Álvaro Gutiérrez, el técnico campeón que estuvo en el medio de ambos ciclos.

Los dos entrenadores pregonan el juego con cuidado de pelota. Domínguez, hoy al frente de Colón de Santa Fe, tuvo algunos momentos en que lo demostró, sobre todo en la Libertadores. Munúa, por ahora no le encuentra la vuelta, pero en los hinchas aún está fresco el estilo que impuso en su primer ciclo como técnico tricolor.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...