Durante días se combatió alrededor del complejo hospitalario en el centro de la ciudad de Gaza, convirtiéndolo “en un cementerio”, según su dirección.

Mundo > GUERRA EN MEDIO ORIENTE

El Ejército de Israel tomó el hospital Al-Shifa en la Franja de Gaza

Decenas de soldados ingresaron en el mayor centro médico del enclave palestino, donde afirma que se ocultan los mandos de Hamás. Cruce de acusaciones entre Hamás y Estados Unidos
Tiempo de lectura: -'
15 de noviembre de 2023 a las 16:33

El ejército israelí allanó el hospital Al-Shifa, el más grande de la Franja de Gaza, en lo que calificó como “una operación selectiva” contra Hamás, mientras las tropas tomaban un control más amplio en el norte del enclave palestino, incluida la captura del edificio de la legislatura local y el cuartel general de la Policía.

En los últimos días, el foco de la guerra fue ese centro médico con cientos de pacientes, personal y desplazados atrapados en su interior. A tal punto, que se debieron suspender las cirugías durante el fin de semana, ya que sus suministros disminuyeron, en un contexto en el que la falta de electricidad no le permite hacer funcionar incubadoras y otros equipos esenciales para salvar vidas.

Después de días sin refrigeración, el personal de la morgue cavó una fosa común en el patio, en donde según las autoridades del hospital dieron sepultura a 120 personas.

Israel afirma que Hamás está utilizando a civiles como escudos humanos, mientras que los palestinos, grupos de Derechos Humanos y veedores internacionales denuncian que Israel cometió crímenes de guerra contra civiles, entre ellos ancianos, mujeres, niños y adolescentes.

Testigos de la operación militar lanzada por Israel en el hospital señalaron que decenas de soldados ingresaron en las instalaciones e hicieron salir con los brazos en alto a numerosos hombres, además de interrogar a diversas personas, incluidas mujeres y niños. Por su parte, el ejército israelí se limitó a señalar que había atacado áreas específicas del extenso complejo, mientras intentaba evitar dañar a los civiles.

Los combates se venían prolongando durante días alrededor del complejo hospitalario Al-Shifa en el centro de la ciudad de Gaza, convirtiéndolo “en un cementerio”, según su dirección, que denunció que 40 pacientes, incluidos tres bebés, murieron desde que el generador de emergencia se quedó sin combustible, mientras que otros 36 bebés corren el riesgo de morir porque no hay electricidad para las incubadoras.

El Ministerio de Salud de Gaza propuso evacuar el hospital bajo la supervisión del Comité Internacional de la Cruz Roja y trasladar a los pacientes a hospitales en Egipto, pero no recibió ninguna respuesta, dijo el portavoz de la cartera, Ashraf al-Qidra.

Luego de la operación llevada a cabo por Israel, Estados Unidos salió al cruce de las acusaciones del grupo islamista palestino Hamás que aseguraban que “el presidente estadounidense Joe Biden” era “totalmente responsable” de la incursión israelí en el hospital Al-Shifa, de la ciudad de Gaza. Desde la Casa Blanca se informó que no se había dado “ningún tipo de luz verde a Israel para su incursión militar en el principal hospital de Gaza”, ya que “tales decisiones son competencia del Ejército israelí”.

El portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de Estados Unidos, John Kirby, declaró a los periodistas que “no dimos aprobación a sus operaciones militares alrededor del hospital.

Kirby también se negó a especificar si el presidente estadounidense había sido advertido de la ofensiva. “No entraré en detalles sobre la conversación entre Biden y Benjamín Netanyahu del martes, pero no hay ninguna expectativa por parte de Estados Unidos de planear todo”, aunque admitió que, “ciertamente, se había hablado con Israel sobre preocupaciones sobre los civiles”.

El martes, la Casa Blanca había respaldado las afirmaciones israelíes de que militantes de Hamás y el grupo Yihad Islámica tenían un centro de comando bajo el hospital Al-Shifa. “Nos sentimos cómodos con nuestra propia evaluación de inteligencia”, dijo Kirby este miércoles.

Israel prometió poner fin al gobierno de Hamás en Gaza después del ataque del 7 de octubre, que mató a unas 1.200 personas y provocó la toma de aproximadamente 240 rehenes, al mismo tiempo que reconoció que no sabe qué hará con el territorio a largo plazo después de la derrota de Hamás.

Desde el comienzo del conflicto, más de 11.200 personas, dos tercios de ellas mujeres y menores, murieron en Gaza, según el Ministerio de Salud palestino en Ramallah, que además reportó la desaparición de unas 2.700 personas, recuento que no diferencia entre muertes de civiles e integrantes de Hamás.

Casi toda la población de Gaza se concentró en los dos tercios meridionales del pequeño territorio, donde las condiciones se deterioran a medida que continúan los bombardeos, al tiempo que alrededor de 200.000 personas huyeron del norte en los últimos días, según Naciones Unidas (ONU), cuyas agencias humanitarias debieron interrumpir sus tareas por la falta de combustible.

 

(Con información de agencias)

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...