Nacional > EN EL VATICANO

El presidente del PIT-CNT se reunirá con el papa en 2019

Fernando Pereira buscará que los conceptos de igualdad social y acceso al trabajo lleguen a todo el mundo

Tiempo de lectura: -'

09 de diciembre de 2018 a las 05:00

"No voy a ir a convencer al papa. Voy a tratar de colocar elementos que tengo para que algunos temas no queden en un seminario sino en la sociedad en su conjunto y él tiene un papel clave para jugar”.

La idea de un encuentro entre el presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, y el papa Francisco comenzó a gestarse un año atrás. En noviembre del año pasado participó –junto a más de 300 dirigentes sindicales de distintas partes del mundo– en un encuentro en el Vaticano en el que el papa dio a conocer la encíclica sobre el mundo del trabajo. Pereira la leyó y coincidió mucho más de lo que hubiera imaginado.

El presidente de la central sindical es católico y se identifica con el papa. No comulga con todas las posturas de la iglesia –por ejemplo en temas de género, aclara– pero sí cree que no hay que estar de acuerdo en todo para poder trabajar juntos.

“Como dice el papa, a los pobres hay que darles lo que les pertenece. Y si hay que darles lo que les pertenece, alguien tiene eso que les pertenece. El Estado tiene que jugar un papel regulador. Y esto no es solo dinero, es construir una sociedad donde tengan igualdad de oportunidades”, dijo Pereira a El Observador. Que las personas tengan igualdad de oportunidades es una de las frases que más repite el dirigente sindical. Y con ese objetivo es que en 2019 se reunirá mano a mano con el papa Francisco. 

Un año atrás

En el encuentro de noviembre del año pasado en el Vaticano participaron también cardenales y religiosos que conversaron con el cardenal Peter Turkson acerca de sus ideas para aplicar en el mundo laboral y sobre la importancia del movimiento obrero.

“Es muy importante que un líder global, como lo es el papa Francisco, tome posición en favor de los sindicatos. Esto resulta significativo y es un llamado a quienes ven a las organizaciones obreras como sus enemigos. El mensaje le llega a religiosos y a quienes no lo son, por la personalidad y prestigio que tiene en el mundo”, decía Pereira al portal del PIT-CNT a la vuelta del viaje.

Pero la cosa no quedó ahí. Durante bastante tiempo le quedó dando vueltas en la cabeza todo lo hablado en ese encuentro y los conceptos vertidos en la encíclica por Francisco. “Me resultó muy interesante porque se asemeja a la forma que yo tengo de pensar el movimiento sindical, que debe ser capaz de preocuparse por los más débiles, los ‘descartados’, como él los llama. Personas que a través de déficits de salud, de atención, de educación, tienen fracasos o quedan al costado en la vida. Uno se asombra de las cosas que pasan, pero resulta que al final no hizo nada por ellos”, reflexionó el sindicalista en conversación con El Observador. 

A mediados de este año, el profesor Pedro Daniel Weinberg (exdirector del Centro Interamericano para el Desarrollo del Conocimiento en la Formación Profesional en la OIT) organizó un seminario en el Centro de Formación para la Integración Regional (Cefir) en el que participaron –entre otros– el historiador Gerardo Caetano, el sacerdote argentino Carlos Accaputo y el director nacional de Trabajo, Jorge Mesa. Después de esa reunión en la que Pereira contó su experiencia en el Vaticano y mostró su interés en debatir sobre el documento elaborado por la iglesia se dio otro encuentro, esta vez con el excanciller y expresidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) Enrique Iglesias, en el que acordaron incluir en el debate sobre el trabajo el tema de la cultura, ya que es un área que genera empleo y que es necesaria para cualquier sociedad.

“Coincidimos en lo importante que es también que la gente pueda ir al cine, al teatro, que se construya arte”, dijo Pereira. Así, relató, de una reunión a otra fue surgiendo la posibilidad de que se encaminara un encuentro con el papa el año próximo será una realidad.

Que llegue a todos

“Si la Iglesia tiene ese peso en el mundo, si es capaz de levantar un discurso de este tipo para los trabajadores del mundo, es importante. Generar un discurso, banderas de la igualdad social, desarrollo productivo, accesibilidad en la salud para todos. Si lo hacemos con el papa podemos llegar a más gente. Es nuestro compromiso con los más débiles. El movimiento sindical debe ser el escudo de los débiles, como dijo (Mahatma) Gandhi. Tenemos la obligación de darles voz”, dijo el dirigente, con el foco puesto en la reunión con Francisco. 

Por eso su idea, cuando piensa en ese encuentro, es trabajar sobre “acciones concretas” para que se apliquen en cada país.
Días atrás, en una charla abierta en la feria del Libro de Canelones, Pereira dejó claro el mensaje que el papa les dio un año atrás: “(En su documento) Francisco nos dice: ‘Usted no solo tiene la responsabilidad de representar a los trabajadores, tiene la responsabilidad de hacerse cargo de los descartables’, los que acá llamamos los excluidos. ‘Y responsabilizarse de los más pobres es también construir políticas públicas para que esos pobres dejen de ser pobres’”. 
 

REPORTAR ERROR

Comentarios

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...