Cargando...
El festejo de Bergessio con sus compañeros

Fútbol > EL ANÁLISIS

El tirón de orejas a Brian Ocampo fue clave para que Nacional lograra su primer triunfo en el Clausura

Brian Ocampo no era suplente de Nacional desde el Torneo Intermedio del año pasado. Este sábado Ligüera lo sentó en el banco y cuando entró, participó de los dos goles

Tiempo de lectura: -'

25 de septiembre de 2021 a las 22:06

Excepto durante la Copa América, en la que faltó a seis partidos del Apertura, Brian Ocampo siempre fue titular en Nacional durante la presente temporada. También lo había sido durante todo el Clausura anterior y en las finales contra Rentistas, cuando el técnico era Martín Ligüera. La última vez que había ingresado desde el banco fue 14 de enero, frente a Wanderers por el Intermedio. El equipo era Rochet, Bergessio, Ocampo y los demás.

Sin embargo, después de las primeras dos jornadas del actual Clausura, frente a Cerro Largo y Progreso, Ligüera decidió quitar a Ocampo de la alineación titular frente a Sud América en el Parque Viera y dejarlo en el banco de suplentes. Un tirón de orejas luego de dos encuentros flojos, donde le faltó decisión para encarar y destartalar a los defensores, una de sus virtudes futbolísticas más destacadas. Una decisión acertada visto el desempeño del floridense en el triunfo 2-0.

Matías Zunino y Brian Ocampo

Es claro que no solamente Ocampo jugó mal en las fechas anteriores. El equipo falló en general y por eso no pudo ganar y rescató solo un punto de los seis diputados contra los arachanes y los gauchos de la Teja. Pero Ocampo suele ser la luz que tiene Nacional para abrir caminos oscuros. Ocampo y Bergessio, cuando anda en racha positiva.

A los 60 minutos de este sábado, después de un primer tiempo donde el tricolor jugó mejor que su rival, llegó por las bandas (especialmente  por la derecha con Zunino y Méndez) pero le faltó el toque final, Ligüera decidió mandarlo a la cancha. Ocampo arrancó titubeante, pero enseguida entró D'Alessandro y tuvieron un par de conexiones por la izquierda que destrabaron el cerrojo buzón.

Ni Zunino ni Bergessio llegaron a una pelota que puso Cándido

En uno de esos encuentros nació el primer gol de Nacional cuando el tiempo se estaba esfumando y los nervios comenzaban a hacer mella, adentro y afuera de la cancha. Conexión Ocampo-D'Alessandro y pase gol del argentino para el toque sutil de Zunino, que entró al área como en sus mejores tiempos con la camiseta tricolor. El tanto que descomprimió el ambiente, porque volvieron los hinchas y se hacen sentir, en las buenas y en las malas.

Ocampo fue protagonista de otra jugada de riesgo dentro del área; enganchó frente al lateral Triunfo y éste le puso la mano en la cara. Ni el árbitro Diego Riveiro ni quienes estaban a cargo del VAR, detectaron penal. En la siguiente si, nuevamente el floridense ingresó a toda velocidad y su marcador lo tocó en la rodilla. ¡Penal! Lo ejecutó Gonzalo Bergessio y se quitó la mufa de encima, después de haber fallado los tres anteriores, contra Villa Española, River Plate y Progreso.

Maximiliano Cantera

En media hora de juego y con tres jugadas, Ocampo resultó fundamental para que Nacional consiguiera su primer triunfo en el torneo. La velocidad y el enganche liquidaron a la defensa de Sud América. 

Si bien fue clave su ingreso, tampoco fue el único argumento del equipo de Ligüera que mostró una mejoría respecto a sus anteriores encuentros. Corrigió la seguridad defensiva a partir del ingreso de Méndez por el lateral derecho y especialmente de Diego Rodríguez en el mediocampo. El Torito realizó un despliegue importante y fue una rueda de auxilio para que Carballo pudiera jugar más suelto y darle mejor destino a la pelota. Zunino es un tren que no paró de correr y Cantera le puso claridad a la ofensiva desde la posición de volante ofensivo.

El grito de gol de Bergessio

Sin dejar de lado a Rochet, que cuando el partido estaba 0-0 y el desarrollo se había entreverado, sacó del ángulo un remate de Pablo Olivera que si entraba, hubiera sido letal para los tricolores, porque solo faltaban 20 minutos para el final.

Sin olvidar tampoco que logró sobreponerse a las lesiones de dos zagueros. Antes de que terminara el primer tiempo Marichal fue sustituido por Risso y en el transcurso de la segunda etapa también tuvo que salir Risso con una molestia; en su lugar ingresó Laborda. 

Matías Zunino

Ligüera todavía no logró consolidar una pareja de centrales y debe ser un tema de preocupación para el entrenador. En el primer partido jugaron Risso y Polenta; por expulsión de Risso en el segundo encuentro lo hicieron Laborda y Polenta; y para enfrentar a Sud América comenzó con Marichal, pero tuvo que cambiar dos veces el compañero de Polenta. 

Los tres puntos logrados son importantes para la tranquilidad del plantel y del entrenador, que ahora tiene que preparar el equipo para un duelo decisivo el próximo fin de semana. Nacional recibirá en el Gran Parque Central a Plaza Colonia, líder de la Tabla Anual con siete puntos de ventaja sobre los tricolores. Un partido que puede marcar el futuro del conjunto de Ligüera, para bien o para mal.

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...