Cargando...
Las sub 15 parados

Selección > JUVENILES SIN MUNDIALES

El vacío de las juveniles que golpea al proceso de selecciones

Entre la pandemia de coronavirus que no permitió entrenar con normalidad en 2020 y la cancelación de los mundiales sub 17 y sub 20, el proceso AUF de juveniles sufrió un retroceso

Tiempo de lectura: -'

03 de enero de 2021 a las 05:03

La FIFA suspendió los mundiales de fútbol sub 17 y sub 20 que se iban a desarrollar este año en Perú e Indonesia, y los postergó para 2023. Esto significa que dos generaciones de futbolistas juveniles se quedará sin competir a nivel mundial. “Es una pérdida en cuanto a la preparación internacional, sobre todo en la formación de los jugadores”, dijo a Referí el entrenador de la selección uruguaya sub 20, Gustavo Ferreyra.

Tras aclarar que para jugar un mundial primero hay que clasificar en el Sudamericano, Ferreyra agregó: “En las últimos años siempre tuvimos las posibilidades de estar y hemos comprobado que a los jugadores les genera un desarrollo importante en la formación,  que la mayoría está en una etapa de quiebre al fútbol profesional y otros ya están jugando a ese nivel”.

En las últimas convocatorias para entrenar en la sub 20 había jugadores que ya están compitiendo con buen suceso en la Primera división de Uruguay, como el zaguero de Nacional Renzo Orihuela, Emiliano Álvarez y Facundo Milán de Defensor Sporting, Matías Arezo de River Plate, Agustín Álvarez Martínez de Peñarol, César Araújo de Wanderers y Manuel Ugarte, recién transferido al fútbol de Portugal.

Matías Arezo

Guillermo Centurión, tercer golero de Nacional en 2020 y con posibilidades de arrancar 2021 como titular tras la suspensión de Sergio Rochet y la salida de Luis Mejía, integraba la preselección sub 20 y expresó: “Jugar un Mundial es una oportunidad grande para mostrarse, que te vean de afuera. Además tiene el plus motivacional de jugar con la camiseta de la selección. Muchas veces, después de jugar un Sudamericano o un Mundial juvenil podés tener un pase que te cambia la vida”, expresó a Referí desde Young, donde pasó fin de año.
Ferreyra, por su parte, agregó: “En los mundiales hay muchos futbolistas que pegan ese salto y en el último período lo han hecho incluso hasta jugando en la selección mayor. Eso no quita que eso no se pueda dar con esta generación, pero el hecho de jugar un Mundial da mucha experiencia y forja el carácter competitivo de los jugadores, porque es un torneo súper exigente donde se miden contra selecciones de muy buen nivel. Es una pena no tenerlo en ese sentido, ni hablar”.

Guillermo Centurión

Para más adelante

Después que la FIFA canceló los mundiales, la Conmebol también suspendió los Sudamericanos sub 17 y sub 20, aunque estos torneos podrían disputarse en el segundo semestre del año próximo, si la situación sanitaria debido a la pandemia de coronavirus lo permite. En caso de jugarse serían simplemente para competir y no para clasificar a los mundiales.

“No esperábamos esta noticia, pensamos que se iba a esperar un poquito más para ver cómo seguía la situación sanitaria. Es lo que realmente pensamos que podía pasar. Pero si FIFA tomó una decisión de esas es porque está complicado y es entendible”, dijo  Diego Demarco, técnico de la sub 17.

Óscar Tabárez y Diego Demarco

Agregó que “hay una generación que se va a perder de jugar un Mundial y es negativo para ellos. Es una lástima, porque en el proceso de aprendizaje, tener la oportunidad de jugar un Mundial, competir a ese nivel es importantísimo en su crecimiento.”

La generación 2004, que es la que actualmente integra la selección sub 17, nunca jugó un Mundial, ya que en sub 15 no se compite a ese nivel. “Además de todo lo que se perdieron en entrenamientos y giras. En 2020 íbamos a viajar tres veces a Europa y se cortó todo”, señaló Demarco.

Ferreyra, entrenador de la sub 20, indicó: “Terminamos el año con la idea de que en febrero se iba a jugar el Sudamericano, que ya se había postergado dos veces”.

Gustavo Ferreyra

Al principio el sub 20 se había fijado en enero, luego se corrió para el 2 de febrero, después para el 16 y por último, tras la suspensión del Mundial se aplazaron para una fecha a definir en el segundo semestre de 2021, de acuerdo a lo que informó Conmebol.

Los jugadores terminaron entrenando en diciembre con la idea de retomar en enero, ya con un plantel casi definido para el Sudamericano, pero no será así.

“De todas maneras hicimos un cierre del año después que se supo la noticia, de manera virtual a través de Zoom, una reunión con todos los jugadores que participaron del proceso, donde dimos la información, dijimos lo que sabíamos en ese momento a través de la comunicación oficial y la idea de seguir para adelante”, contó Ferreyra.

La sub 17, golpeada

También agregó que no hay fechas previstas para la vuelta y que todo se coordinará con el área deportiva de la AUF: “No tenemos certezas de cuando vamos a retomar en enero, pero hay que seguir para adelante, que los jugadores sigan en sus clubes, se prepararen, empiecen a competir nuevamente y retomar la actividad por que el Sudamericano se va a jugar y será a mediados del año que viene”.

Competir a nivel sudamericano también es una buena medida para los juveniles: “Es una linda competencia y esperamos en el correr de los meses del año que viene jugar algunos partidos amistosos que eso fue una limitación por el coronavirus, no pudimos jugar ninguno.

Generalmente previo a los torneos trabajamos durante un año y medio y tenemos una importante cantidad de partidos internacionales.

Esperemos que en la mitad del año que viene se puedan coordinar y gestionar algunos previo al torneo”.

Planificar y replanificar

La actual generación sub 20 empezó el proceso cuando eran sub 18 y así lo contó Ferreyra: “Arrancamos a fines de 2019; hicimos varios microciclos y en 2020 comenzamos en marzo. Tuvimos tres semanas de entrenamiento y se cortó por la pandemia. Esa semana íbamos a jugar dos  partidos contra Honduras, cuya selección ya estaba en Uruguay. Teníamos armado un cronograma de partidos internacionales y se cortó todo. Tuvimos que esperar que los futbolistas empezaran a entrenar en sus equipos y cuando empezaron a competir enseguida retomamos pero fue muy intermitente, los entrenamientos nunca tuvieron una continuidad porque la mayoría eran jugadores que estaban en los planteles de Primera y con las fechas y partidos entre semana y el calendario apretado que hubo, fue difícil contar con todos los jugadores. Fuimos variando los planteles y a medida que iba pasando el año y como se daban las fechas de los torneos pudimos entrenar, pero de una forma bastante intermitente, nunca tuvimos una continuidad como se hace normalmente”.

La sub 20 sin Mundial

Esto mismo subrayó Centurión: “Entrenamos poco. Yo fui dos semanas porque cuando no estaba en cuarentena estaba en el banco de Primera. Los goleros entrenábamos con Nicola, algún táctico y una vez hicimos fútbol con la sub 17, pero como éramos cuatro goleros, solo jugamos 20 minutos cada uno”.

Para el cuerpo técnico no fue sencillo coordinar los entrenamientos en un año que estuvo marcado por la pandemia. “Fue bastante difícil de coordinar, que se pudieran hacer los entrenamientos y contar con todos los jugadores -dijo Ferreyra-. Así los fuimos llevando durante todo el año y teníamos previsto para enero hacer una preparación con un plantel bastante definido un mes previo al Sudamericano. Ahora se cayó porque al no jugarse en febrero vamos a dejar que los jugadores comiencen a jugar en sus equipos y luego armar un cronograma. Ahora nos agarró fin de año, tenemos que conversar con la gerencia, con el Ejecutivo a ver cómo reprogramamos nuestra planificación para el año que viene”.

Demarco agregó: “A medida que surgen las novedades, también vamos planificando y replanificando, según como está la situación. Nos queda pendiente juntarnos para armar el plan de trabajo del futuro porque supuestamente se va a jugar el Sudamericano en el segundo semestre”.

Óscar Tabárez y Diego Demarco

La generación de Recoba

Ya hubo una generación de futbolistas de Uruguay que se quedó en una oportunidad sin participar de un Mundial sub 20, pero fue por un tema totalmente diferente.

Jugadores como Claudio Flores, Leonardo Sum, Gianni Guigou, Gonzalo De los Santos y Álvaro Recoba, nacidos en 1976 e integrantes de la sub 20 que dirigía Fernando Morena, se quedaron sin participar del Sudamericano de Bolivia 1995 y por tanto del Mundial de Catar del mismo año.

Esto fue a raíz de que la FIFA suspendió por dos años de actividad internacional a la selección juvenil uruguaya por un intento de agresión contra un árbitro por parte de los celestes que jugaron el Mundial de Australia en marzo de 1993. También suspendió por seis meses a los futbolistas Fernando Correa y Sergio Sena, y multó a la AUF en US$ 8 mil .

Aquella selección que dirigía Ángel Castelnoble en 1993 tenía un cuadrazo. Jugaban Fabián O’Neill, Rodrigo Lemos, Petete Correa, Gabriel Álvez, Javier Delgado, Diego López y Tabaré Silva, Sena, entre otros. 

Terminó primera en el grupo y en cuartos de final se cruzó con el local. Empezó ganando 1-0 con gol de Sergio Sena pero empató Paul Agostino. Fueron al alargue y en el minuto 99 marcó Anthony Carbone para Australia.

Ahí se terminó el partido. Los celestes fueron víctimas del primer gol de oro, un invento que la FIFA puso en práctica en ese torneo y que abolió en 2004.

Tras perder, Sena y Correa intentaron agredir al juez francés Remi Harrel, muy permisivo con el juego agresivo de los locales, sobre todo contra O’Neill. Esto provocó el castigo de la FIFA y que Uruguay no participara en sub 20 hasta el Sudamericano de Chile 1997, preámbulo del vicecampeonato mundial logrado en Malasia.

La decisión de FIFA
La FIFA comunicó el 24 de diciembre que “la pandemia de covid-19 continúa presentando desafíos para la organización de eventos deportivos internacionales y tiene un efecto restrictivo en los viajes internacionales”. Tras consultar “a las partes interesadas pertinentes, incluidas las federaciones miembro anfitrionas, así como las confederaciones que participan en ambos torneos programados originalmente para 2021”, “quedó claro que la situación mundial no se ha normalizado a un nivel suficiente para abordar los desafíos asociados con la organización de los mundiales juveniles”.

Las cifras

27 partidos internacionales jugó la categoría 2004 (hoy sub 17) cuando integraban la selección sub 15. La idea de los entrenadores es que los jugadores lleguen al fútbol profesional con 80 y 100 partidos durante el proceso de selecciones juveniles que abarca las categorías sub 15, sub 17 y sub 20.

4 positivos de covid-19 se registraron en el plantel de la selección sub 20. El primero fue el preparador físico Diego Estavillo y luego le siguieron los jugadores de Defensor Vicente Vicente Poggi, Luciano Boggio y Matías Ocampo. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...