19 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
25 de marzo 2023 - 6:25hs

Cierra otra semana con novedades en los mercados, con muchas realidades afectadas por los impactos de la sequía. El precio de la hacienda en Uruguay mantiene la firmeza y se disparó la faena ovina previo a la reducción de capacidad operativa en las próximas semanas; los granos sufren la inestabilidad financiera y la soja, en particular, responde a la baja por la abundante oferta de Brasil; y en las lanas se cortó la tendencia bajista.

Novillo en US$ 4,15

El precio del novillo se estabilizó en promedios de entre US$ 4,10 y US$ 4,15 por kilo carcasa hasta mediados de semana, y algo inferiores el jueves y viernes por un enfriamiento de la demanda de la industria. Se mantiene una disparidad de hasta US$ 0,20 entre novillos de punta –difíciles de conseguir– y ganados generales.

Las vacas esta semana se cotizaron desde US$ 3,70 por kilo para los lotes con poca exigencia de terminación, hasta US$ 3,85 los de punta.

Más noticias

Por vaquillonas también hay diferencias entre las especiales para abasto que se pagan de US$ 3,90 a US$ 4 por kilo, mientras que otras plantas pasan US$ 3,80 a US$ 3,90 por vaquillonas generales.

Mercados en El Observador.

La faena acentuó su ritmo y subió por segunda consecutiva a 49.018 cabezas (12 al 18 de marzo), un incremento de 3,5% alimentado con hacienda con menor calidad de terminación de gordura como consecuencia de la pérdida de estado por déficit hídrico. Cierta tracción por novillos especiales de punta y vacas de carcasa pesada fue agregada por las cuadrillas kosher que operaron en algunos frigoríficos.

Desde la próxima semana la capacidad de faena se verá reducida por licencias en varios frigoríficos, entre ellos San Jacinto y Las Piedras, y las plantas están más compradas y con entradas más largas.

Mercados en El Observador.

Las lluvias alivian las perspectivas forrajeras y permiten reducir la oferta en categorías menos vulnerables; tuvieron un efecto más inmediato en las referencias del ganado de reposición que en el gordo.

En los precios de la hacienda local tampoco se evidencia un impacto de la rehabilitación de China a las exportaciones de Brasil, suspendidas desde el 23 de febrero por un caso de vaca loca atípico, y anunciada este jueves.

El embargo de cuatro semanas pudo haber tenido cierta incidencia en la recuperación de exportaciones desde Uruguay, que hasta el 18 de marzo embarcó 26.502 toneladas a China, cuando el año pasado fueron 27.554. Una diferencia de solo 3,8%, cuando en enero y febrero la demanda china estuvo 17% y 19% por debajo de los mismos meses de 2022.

En total, el volumen de carne vacuna exportado en marzo está 8,9% por debajo del de marzo 2022. Un contraste respecto a los meses anteriores; en enero había caído 29% y en febrero 34%.

Se llevan exportadas casi 100 mil toneladas de carna bovina a US$ 427 millones, cuando en 2022 se habían embarcado 118 mil toneladas con una facturación de US$ 576 millones.

El precio internacional por tonelada de carne vacuna mantiene la firmeza sobre los US$ 4.436 para los últimos 30 días, un precio 12,4% inferior al de 2022 pero 13,5% superior al de 2021.

El bróker Juan Lema, director de Agromeals, dijo que el impulso de 10% en el promedio de valor desde principios de año está más influido por el mercado europeo, y que llama la atención la estabilidad en los precios de China, “muy cauto en la convalidación de subas de precios” con ligeras variaciones de US$ 100 a US$ 200 por tonelada.

En la Unión Europea, hasta hace algunas semanas los cortes Hilton estuvieron arriba de US$ 16 mil la tonelada y en las últimas cuatro semanas bajó al entorno de US$ 13.000 a US$ 13.500, dijo Lema en el programa Tiempo de Cambio de Radio Rural.

En términos de volumen, China va a seguir comprando mucho: en los primeros dos meses de 2023 crecieron 36% las importaciones de carne vacuna.

China tiene un stock de mercadería voluminoso, más de un millón de toneladas, que influye en que no haya grandes modificaciones de precios hasta el segundo semestre a medida que se dinamice el consumo y se diluyan los stocks.

Mercados en El Observador.

El precio de la tonelada de carne ovina continúa en una trayectoria ascendente. El precio semanal fue de US$ 4.009 y el de los últimos 30 días US$ 3.921, un 9% por encima del piso de US$ 3.593 a fines de enero.

La faena de lanares, por su parte, dio un salto de 12% y en la última semana volvió a marcar un récord anual de 48.146 cabezas, una cifra que es desudada fuera de la zafra de fin de año. Como referencia basta mencionar que es una faena 85% superior al año anterior.

El acumulado del año subió a 359.369 cabezas cuando el año anterior eran 281.394 a la misma fecha. La industrialización de corderos aumenta casi 38% en lo que va del año y 22% la de ovejas.

Las exportaciones, a diferencia del mercado de carne vacuna, son muy superiores a las del año pasado: 33% toneladas más según los datos del Instituto Nacional de Carnes (INAC) al 18 de marzo.

Mercados en El Observador.

Volatilidad para los granos

Las referencias de precios para los granos en Uruguay terminaron la semana pasada con bajas para la soja y estabilidad para el maíz y el trigo.

La soja cotiza entre US$ 515 y US$ 525, mientras el maíz se mantiene en US$ 330 y el trigo en US$ 290 la tonelada.

Las lluvias no llegaron a tiempo para la soja en Uruguay, donde la zona agrícola del litoral sureste ni siquiera ha recibido lluvias en los últimos días. Se espera levantar unas 600 mil toneladas con un rendimiento de 500 kilos por hectárea sembrada y aproximadamente 30% del área perdida.

La soja terminó la semana un escalón más arriba que el jueves, donde tocó mínimos de siete meses, y causa preocupación en los productores. En las últimas tres semanas la posición julio cayó de US$ 550 a US$ 516 la tonelada, una baja profundizada por las ventas de fondos de inversión ante la incertidumbre del sector financiero y el nuevo ajuste de tasas de 0,25 puntos resuelto por la Reserva Federal de Estados Unidos.

La cosecha de Brasil continúa presionando a la baja los valores, inundando el mercado chino y con margen suficiente para abastecer a los molinos y aceiteras de Argentina, compensando la ausencia de grano propio. Tanto Argentina como Uruguay ven deteriorarse día a día los cultivos y las cifras finales de cosecha continúan achicándose en los pronósticos de organismos privados.

Las lluvias de los últimos días en Argentina no mejoran las perspectivas de obtener una cosecha de 25 millones de toneladas, 45% por debajo del promedio de las últimas cinco zafras.

La colocación de soja estadounidense en China en volúmenes de por debajo de lo previsto es otro factor bajista.

Este viernes subió fuerte el trigo en el mercado de Chicago por los rumores de que Rusia puede dejar de exportar el grano como consecuencia de conflicto con Occidente por la invasión a Ucrania.

El precio subió US$ 10 por tonelada entre el jueves y el viernes, a US$ 253 la posición mayo y US$ 257 la posición julio. Aunque cerró la semana por debajo de los precios del viernes pasado, los valores rebotaron desde los mínimos de 20 meses –US$ 243- que había alcanzado esta semana.

El maíz mejoró su cotización al cabo de la semana, con US$ 253 por tonelada en la posición mayo y US$ 245 para julio. La firme demanda de maíz estadounidense por parte de China sostiene el mercado, mientras llegan señales bajistas por la posible expansión de área en Estados Unidos para la campaña 2023/24.

Mercados en El Observador.

Lanas cortan tendencia

La lana cortó una racha de cinco semanas a la baja. La demanda china y –principalmente- el fortalecimiento de la moneda australiana impulsaron la recuperación de 1,6% en el Indicador de Mercados del Este (IME) en Australia, que cerró la semana en US$ 8,88 por kilo base limpia. La cotización actual está 14% debajo de un año atrás.

En moneda local se frenó la baja, aunque la suba fue de solo AUD 0,1 como consecuencia del tipo de cambio.

Los aumentos se concentraron en las lanas Merino de 19 a 21 micras, con mucho interés de la industria china, que avanza en la recuperación de actividad tras la reapertura poscovid. Las ventas firmes en este segmento elevaron el porcentaje de comercialización a más de 90% de la oferta.

La contracara estuvo en el sector más fino, con volúmenes bajos y problemas de calidad para la oferta de menos de 18,5 micras, que presionaron los valores a la baja.

En lanas cruza de más de 25 micras el precio se mantuvo estable por la demanda también de China, con un cliente adquiriendo el 27,5% de la oferta disponible.

La fluidez de las operaciones continúa afectada por dificultades logísticas para los embarques en puertos australianos. Existe expectativa en el mercado por las versiones de que un importante operador ampliará su participación a partir de la próxima semana, lo que permitiría descongestionar stocks, un problema que aqueja principalmente a las lamas de los sectores medio y grueso.

En el mercado local las limitadas operaciones se concentraron en lanas Corriedale de 26 a 28 micras en el entorno de US$ 1 el kilo base sucia, una referencia que se mantiene desde hace meses con escasas variaciones.

“Los negocios están quietos, con ese precio de pizarra de US$ 1 por kilo para las 28 micras; las ventas que se concretan son de gente que tiene necesidad de hacerlo, pero hay muchos productores que a ese precio no se desprenden de la lana”, comentó el presidente de la Sociedad de Criadores de Corriedale, Mariano Rodríguez.

Temas:

Mercado ganadero Mercado de granos Agronegocios Blasina y Asociados Precios de los granos Sequía Cierre semanal de mercados

Seguí leyendo

Te Puede Interesar