Cargando...
El presidente encabezó la conferencia de prensa junto a las principales autoridades del gobierno.

Nacional > REFERÉNDUM

"Etapa superada": Lacalle celebró con mesura el triunfo del No y da vuelta la página

El presidente siguió la noche electoral entrando y saliendo a la sala donde se encontraba su gabinete e hizo énfasis en las reformas que el país tiene por delante 

Tiempo de lectura: -'

28 de marzo de 2022 a las 05:00

El grito fervoroso de la militancia se escuchó desde el primer piso de Torre Ejecutiva, al igual que el estruendo de algunos fuegos artificiales. El presidente Luis Lacalle Pou ya había asegurado que se podía "establecer claramente" la ratificación de la ley fundamental del gobierno cuando, con un par de palabras cargadas de simbolismo, hizo que el festejo se multiplicara: "Etapa superada".

El oficialismo logró este domingo mantener vigentes los 135 artículos de la ley de urgente consideración (LUC) y aunque lo consiguió mediante una diferencia ajustada, el mandatario aprovechó la conferencia de prensa que dio como líder de la coalición multicolor y padre de la LUC para hacer foco en los desafíos que su administración encarará de ahora en más.

Luego de varias semanas donde todo giró en torno a la instancia electoral y el resto de los desafíos políticos fueron relegados a un segundo plano, Lacalle Pou pateó el tablero y pasó página enfatizando que a partir de este lunes el gobierno se concentrará en temas "urgentes" en los cuales es necesario concretar avances. En ese sentido, el mandatario habló como "el presidente de todos los uruguayos" y expresó que esta semana volverán a trabajar "con el mismo optimismo" y "las mismas ganas".

Atrás suyo y como si se tratara de una réplica que emulaba la importancia de aquella instancia de marzo de 2020 cuando se confirmaban los primeros casos de coronavirus en el país, lo secundaba todo su gabinete. A un costado también estaban la vicepresidenta Beatriz Argimón, el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, y el prosecretario Rodrigo Ferrés.

Con un tono sereno, pero firme, Lacalle Pou ratificó allí el rumbo del gobierno con menciones a varios ejes que ya han estado sobre la mesa en otras oportunidades. "Hay temas vitales", sentenció el presidente de la República y enumeró la transformación educativa, la reforma de la seguridad social y la apertura comercial como tres de los puntos fundamentales en los que el oficialismo buscará concretar avances. Entre los tópicos también estuvo la obra pública y el anuncio de que esta semana habrá reuniones para "tomar acciones" sobre el tema precios. 

El mandatario quiso a tal punto dejar atrás el referéndum impulsado por el Frente Amplio y las organizaciones sociales que incluso se refirió al 2023 como un año donde, repitió, espera poder "aflojar los cinturones" a los uruguayos en materia impositiva.

A modo de reflexión del resultado electoral y ante los escasos porcentajes de diferencia entre el celeste y el rosado, Lacalle Pou dijo que el resultado era casi "un calco" del balotaje de 2019, que a su juicio "no hay dos Uruguay" sino un solo país con "dos posiciones políticas distintas" y que nadie se puede arrogar de por sí la representación de todo el pueblo. Sobre la coalición, el presidente dijo que ha "demostrado firmeza en la diversidad".

Del nerviosismo al festejo

El clima fue virando con el paso de las horas dentro y fuera de Torre Ejecutiva. El primer puñado de militantes que llegó a casa de gobierno a recibir a los ministros, que llegaron uno a uno para responder a la invitación que les hizo Lacalle Pou hace un par de semanas, se hizo sentir con algunos gritos y trompetazos, pero a medida que se conocieron los primeros números empezó a palparse la ansiedad en el silencio de quienes recibían, desde sus celulares, un resultado parejo.

“¿Cómo vamos?”, “estamos ahí” y “vamos a esperar”, se repetía entre el público que con expectativa y nerviosismo aguardaban el avance de las cifras de la Corte Electoral.

Once pisos más arriba, el gabinete seguía la transmisión televisiva –a cinco pantallas, cada una con uno de los canales nacionales– en la sala del Consejo de Ministros, mientras el presidente de la República entraba y salía del lugar junto con Delgado y Ferrés.

Cuando el escrutinio llegó a un 80% y ya comenzaba a consolidarse la diferencia a favor de la ratificación de la ley, Lacalle Pou le habló a los secretarios de Estado con el mismo tono prudente que manejó ante la prensa el miércoles pasado, cuando había dicho que una eventual victoria de la papeleta celeste no era "para festejar".

Los festejos en la Torre Ejecutiva.

Ante sus ministros y subsecretarios, Lacalle Pou transmitió que ya tenían "datos positivos" de que no solo se mantendría la LUC sino que la papeleta rosada no superaría a la celeste, pero añadió que en esta instancia no comparecían como "partidos ni como candidatos" por lo que debían actuar con mesura para aguardar un escrutinio más completo.

El presidente contó entonces que pretendía dar una conferencia de prensa con los ministros a sus espaldas y que no tenía pensado bajar a donde esperaban los militantes, que a esa altura habían abandonado la tranquilidad con la que se esperaba en Plaza Independencia y ya copaban la calle con bombos y una sensación de triunfo a cuestas.

En cuanto a la reflexión por el resultado, Lacalle Pou se mantuvo en un discurso cauto que luego repitió unos pisos más abajo en conferencia de prensa, y pidió "seguir trabajando" y "seguir tranquilos" de aquí en más. 

Con unos pocos sándwiches como aperitivo, los ministros volvieron a quedar solos entre sí y ahí llegó el desahogo más entusiasta de la noche. Con aplausos, felicitaciones y fotos, los secretarios de Estado comenzaron a festejar la ratificación de la LUC. La misma tónica se intensificó, también, a los pies de la casa de gobierno.

Cientos de militantes celebraron la ratificación de los 135 artículos.

A la salida de Torre Ejecutiva, las banderas flameaban y los bocinazos se mezclaban con los cánticos y gritos que repetían “soy celeste, soy celeste” y "presidente, presidente" una y otra vez. Algunos saltaban sobre el capó de los autos mientras decenas de papeletas del No y otras tantas del balotaje de 2019 con el rostro de Lacalle Pou y Argimón volaban por los aires a modo de celebración.

El punto culminante de los festejos llegó cuando, casi sobre la medianoche y terminada la conferencia de prensa de Lacalle Pou, los ministros salieron por la puerta delantera de la sede del Ejecutivo ante el "y ya lo ve y ya lo ve, es para el Frente que lo mira por tv" de los militantes.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...