Nacional > MEDIOS

Federico Fasano puja por un nuevo canal de televisión; La República, Canal U y los cables del interior también compiten

La Ursec llamó a un concurso para tres señales nacionales de cable que obligatoriamente deberán estar en los servicios de TV paga de todo el país

Tiempo de lectura: -'

11 de diciembre de 2019 a las 05:02

El empresario de medios Federico Fasano, histórico dueño del diario La República, está cerca de poder regresar por sus fueros, ya que se presentó a un concurso convocado por el Poder Ejecutivo para operar un nuevo canal de televisión que todos los servicios de televisión para abonados del país deberán incorporar en sus grillas. Junto con él, otros tres canales ya existentes –pero ausentes en la mayoría de las empresas de TV paga– pujarán por este espacio, en el que entrarán hasta tres señales nacionales.

La denominada ley de medios, que fue aprobada por el Parlamento en 2014, incluía en uno de sus artículos la obligatoriedad de parte de las más de cien empresas de televisión para abonados que operan en el país de incluir hasta tres señales nacionales, que se elegirían mediante un concurso público. Ese llamado fue lanzado el 10 de octubre por la Unidad Reguladora de Servicios de Comunicaciones (Ursec), el 14 de noviembre se abrieron los sobres con las propuestas y el próximo lunes 16 deberán presentarse en audiencia pública los cuatro interesados. Las carpetas serán evaluadas por una comisión asesora independiente del Poder Ejecutivo.

Además del proyecto de Fasano, que implicaría montar un canal desde cero, se presentaron tres emisoras que actualmente se transmiten en algunos sistemas de cable: TV Libre (del Multimedio La República, que ya no pertenece a Fasano), Canal U y Cardinal TV, representante de los cableoperadores del interior.

De acuerdo con lo estipulado en la normativa, las señales se seleccionarán cada cinco años, deberán tener al menos 80% de producción nacional y no pueden tener vinculación de ningún tipo con otros servicios de televisión abierta.

De esta forma quedaron afuera señales como A+V (ligada a canal 10) o la extinta Pop TV, cuya productora trabaja con los canales privados abiertos. Tampoco podían presentarse señales como NSTV o Canal 21 de Montecable.

La historia de Fasano y su aspiración a tener un canal de televisión potente se remonta a casi dos décadas atrás. En 2001 compró el que era por entonces el único canal de cable uruguayo, Señal 1, que se emitía por TVC (hoy Cablevisión) y algunas empresas en el interior del país. Al año siguiente logró el hito de adquirir los derechos de televisación de la Copa del Mundo de Corea-Japón, por los que pagó US$ 2 millones. Le revendió esos derechos a los canales de aire, pero en agosto TVC revocó el contrato que tenía con Señal 1 para incluirlo en su grilla y el canal cerró. Según Fasano, era "imposible para el Multimedio Plural continuar con la operación de Señal 1 sin tener pantalla en la capital del país".

Señal 1 fue un canal de cable uruguayo que existió entre 1999 y 2002

Un año más tarde, en mayo de 2003, el empresario de los medios fundó TV Libre. Con bombos y platillos, Fasano lanzó una grilla periodística que iba desde las primeras horas de la mañana hasta la medianoche y que incluía al argentino Jorge Lanata con un programa semanal. Logró ser incluido en TVC, pero las demás empresas de televisión paga de Montevideo lo dejaron afuera una vez más.

Con la llegada al poder del Frente Amplio, Fasano aspiraba a poder llegar finalmente al gran público a través de la pantalla. Su idea, con la que insistió en numerosas oportunidades desde las páginas de La República en ese entonces, era que le otorgaran la frecuencia correspondiente al canal 8 de Las Piedras. Según él estaba disponible y, con una antena potente, podía tener una señal que abarcara la capital del país y el área metropolitana. Pero esa posibilidad el Frente Amplio nunca se la dio.

El Multimedio Plural fue decayendo como negocio, la programación de TV Libre –así como también la de AM Libre– se fue empobreciendo, hasta que finalmente Fasano en 2011 vendió el grupo –gracias a la intermediación de Mujica– al empresario argentino Gustavo Yocca.

Su siguiente intento fue en 2013, cuando el Poder Ejecutivo lanzó un llamado a dos nuevos canales de televisión abierta digital. Fasano volvió a presentar un proyecto, pero quedó cuarto y perdió. Ursec determinó que el llamado lo habían ganado VTV y Pop TV y así se adjudicó, pero ante un recurso presentado por el consorcio Giro (La Diaria) y quejas públicas, la decisión fue revisada por el entonces presidente José Mujica y las licencias fueron otorgadas a Giro y VTV. Ninguno de los dos canales llegó a emitir nunca en abierto.

Este será, entonces, su quinto intento por llegar a los televidentes de Montevideo.

¿Cómo es el canal que propone Fasano?

De concretarse el proyecto de Fasano, el nuevo canal se llamaría Eutopía TV. Según los documentos presentados ante la Ursec, "la palabra eutopía proviene de dos palabras griegas: 'eu', que se puede traducir como adecuado, bueno, conveniente o feliz, y 'topos', que quiere decir lugar. Entonces, una eutopía es un lugar bueno, un lugar conveniente o un lugar feliz".

Si bien el empresario mediático –que también es propietario del sitio web LR21– será el director del canal, la titularidad será compartida con Ruben Villaverde, exdirector del Instituto Cuesta Duarte, del PIT-CNT.

La grilla estará compuesta básicamente por programas periodísticos, y aspira a ser una "opción diferente al modelo comunicacional y empresarial dominante", "una televisión sin afán de lucro" que se distinga frente a un sistema de medios “todavía reducido a un puñado de ofertas uniformizadas por un solo patrón ideológico y cultural”. Tendrá un presupuesto mensual de unos US$ 128 mil.

El propio Fasano estará en pantalla con un periodístico los miércoles a la hora 21, Cosa juzgada, y Sonia Breccia volverá a estar en televisión los viernes a la noche con Mesa de debate. Durante 16 años condujo ese día y a esa hora el programa Hoy por hoy, en canal 5.

El canal “aspira a que sus políticas sean fijadas por un amplio consejo de dirección donde estén representadas la sociedad civil, la sociedad política, el mundo del trabajo, la cultura, el arte, la educación y los propios ciudadanos  (...) porque es un proyecto de una señal comprometida en la defensa de los postergados derechos de la ciudadanía, a una información sin tutelas, a un entretenimiento con valores y a la plena participación de los televidentes en la construcción de la televisión universalmente accesible que quiere y tiene derecho a ver".

El retorno de TV Libre

Luego de la salida de Fasano como accionista del Multimedio Plural, el canal que había fundado el grupo en 2003, TV Libre, pasó a llamarse RTV. Su programación desde entonces ha sido muy pobre, con repeticiones de programas de canales extranjeros como Telesur y el ruso RT, y escasa producción local.

Pero el ahora denominado Multimedio La República, en el que Yocca ya no está más y del que el empresario Néstor Molina es su director, se presentó al concurso para que su canal pase a estar en todos los cables del país, nuevamente con el nombre de TV Libre.

De acuerdo a los documentos presentados en el llamado, el canal pretende ser "un medio audiovisual que investigue, profundice, que dé pantalla a quienes no la tienen, que abogue por los derechos, por la libertad, la verdad, que se comprometa en dar la mejor información disponible para formar opinión (y) ser opinión".

Según el proyecto, el canal volvería a tener informativos diarios (varias ediciones), periodísticos y magazines. Además, dedicaría la franja de la hora 20 a emitir videos de youtubers uruguayos. Su presupuesto mensual ronda los US$ 70 mil.

Canal U

El Canal U inició sus transmisiones por cable a mediados de 2013 y desde entonces ha estado en la grilla de Cablevisión, además de empresas de cable del interior. Su acuerdo con Cablevisión, del grupo Clarín, le ha permitido llegar a los sistemas de cable de Argentina y Paraguay. De acuerdo a los documentos presentados ante la URSEC, el canal maneja un presupuesto mensual de unos US$ 65 mil.

La señal está vinculada al empresario frenteamplista Pablo Scotellaro.

Los cables chicos, unidos

Las empresas de televisión por cable que no pertenecen al grupo mayoritario –el controlado por los canales 4, 10 y 12– están agremiadas en la Cámara Uruguaya de Televisión para Abonados (CUTA). Una de las exigencias de la ley de medios era que las empresas de TV paga tuvieran un canal de producción propia, y por ello surgió el año pasado el canal Cardinal TV.

Su cometido es difundir la identidad del interior del país y sus tradiciones, con transmisiones en vivo de eventos culturales y deportivos, entre otros. 

Esta propuesta se nutre de diferentes programas que hacen los socios de CUTA, además de que transmite en vivo de 8.30 a 10.30 la señal de video del programa radial En Perspectiva (Radiomundo) y tiene un informativo propio.

De acuerdo a la documentación presentada, el canal no tiene costos fijos mensuales por su modalidad de coproducción.

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...