Cargando...
Luis Suárez

Fútbol Internacional > LAS CUATRO ESTRELLAS

FIFA, la polémica sobre las cuatro estrellas de la selección y el aviso de Blatter: así será la defensa del pequeño país que dominó el mundo

La AUF prepara su defensa ante FIFA para mantener las cuatro estrellas en la selección; hace dos años Blatter advirtió en una entrevista con Referí la movida inglesa

Tiempo de lectura: -'

04 de agosto de 2021 a las 05:03

El preciado tesoro de la historia se sumerge otra vez en una confrontación de posturas en las que un pequeño país, que hace más de un siglo sorprendió al mundo con sus campeones, está dispuesto a dar otra batalla para defender sus conquistas.

Cuando este lunes las autoridades de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) recibieron información que FIFA intimó a la empresa Puma, grifa de la selección, a quitar dos de las cuatro estrellas que la celestes tiene sobre el escudo en su camiseta generó una pequeña revolución en sus entrañas y un movimiento para defender los títulos obtenidos.

Desde 1991, la camiseta de la selección lleva las cuatro estrellas

Para comprender la magnitud de lo que está ocurriendo es importante puntualizar que el fútbol ingresó en la década de 2020 en la que Uruguay tiene diferentes razones para celebrar el centenario de sus grandes conquistas.

Desde los títulos mundiales en los Juegos Olímpicos de 1924 y de 1928 a la organización de la primera Copa del Mundo y su conquista en 1930, en Montevideo, la AUF y Uruguay como país comenzarán a celebrar sus acontecimientos que quedaron marcados a fuego.

El secretario nacional del Deporte, Sebastián Bauzá, informó a Referí que está trabajando en un proyecto que tiene como objetivo la celebración de la conquista del primer título mundial en los Juegos de Colombes 1924.

Esto se enmarca en la aspiración de la AUF de conseguir la sede del Mundial de 2030, a 100 años de la primera edición, en una organización que llevará adelante con Argentina, Paraguay y Chile, y que cuenta con el apoyo de Conmebol.

Como forma de impulsar esta candidatura, en noviembre se disputarán las finales únicas de las Copa Libertadores masculina y femenina y la Copa Sudamericana masculina en el Estadio Centenario, donde hace 91 años se jugó el primer Mundial. Para que el estadio de Montevideo sea sede de las finales más importantes del año, Conmebol invirtió más de US$ 2.000.000 para mejorar infraestructuras del escenario que es reconocido Monumento al Fútbol Mundial por FIFA.

Edinson Cavani luce las cuatro estrellas

La efervescencia que comienza a generar la celebración de centenarios de acontecimientos históricos, que tuvo a la celeste como protagonista, y la aspiración de la AUF de ser anfitrión de 2030, se plantea como un obstáculo para otras potencias que aspiran a ser sede del Mundial en nueve años, incluido Inglaterra, quien como creador del fútbol procura llevar a sus tierras el torneo que nació en Montevideo.

Este martes el neutral de la AUF, Jorge Casales, anunció que fueron notificados que FIFA intimó a la empresa Puma a quitar dos estrellas de la camiseta por entender que los títulos mundiales en los Juegos Olímpicos de 1924 y de 1928 no reúnen la condición de conquista mundial.

Jorge Casales e Ignacio Alonso

A raíz de esta situación, la AUF inició la defensa de su historia y el próximo viernes mantendrá una reunión por Zoom con autoridades de FIFA para abordar el tema.

La AUF, que contará con apoyo y materiales históricos de la Asociación de Historiadores e Investigadores del Fútbol Uruguayo (AHIFU), procura revertir la decisión que, según explicó Casales en el programa Usted que Opina de Sport 890, se pondrá en marcha a partir del Mundial de Catar 2022, para el que Uruguay busca la clasificación en las Eliminatorias que están en curso.

Por su parte, el presidente de la AUF, Ignacio Alonso, expresó este martes en una entrevista que le realizaron en el programa Vamos que Vamos de 1050 AM y 94.7 FM que la AUF “no recibió ninguna notificación oficial de FIFA”, que lo que ocurrió fue un contacto de “un funcionario de Puma con uno de FIFA”, y que a raíz de la polémica que se planteó la AUF brindará sus argumentos para seguir luciendo las cuatro estrellas a la Federación Internacional, que fue la que “dio la autorización” hace 30 años.

Esto de alguna forma se transforma en una defensa de lo que la AUF entiende son sus derechos adquiridos.

¿Qué sugiere FIFA?

FIFA planteó a la empresa que viste a la selección, que Uruguay tiene solamente dos estrellas, la de los Mundiales de Uruguay 1930 y Brasil 1950, y que debe quitar las que luce por los títulos mundiales en los Juegos Olímpicos de Colombes 1924 y Ámsterdam 1928.

Juan José Melhos, integrante de AHIFU, explicó a Referí que, bajo la presidencia de Hugo Batalla en la AUF, en 1991, y por iniciativa del neutral Miguel Restuccia, se realizó una solicitud formal a FIFA para utilizar las cuatro estrellas en la camiseta. Desde entonces, Uruguay juega con las cuatro estrellas.

Según la información que tiene la AUF, en su página oficial FIFA había oficializado los títulos mundiales de 1924 y 1928, y desde 2005 había sido aprobado por la Federación Internacional.

La defensa de la AUF

A raíz de esta situación, la AUF está dispuesta a defender su prestigio y para ello intentará explicar a FIFA que los títulos mundiales de los Juegos Olímpicos de 1924 y 1928 fueron organizados por la Federación Internacional y que cuentan como tal para la historia.

“Tenemos que hacer valer nuestra historia”, dijo Casales para graficar la defensa que realizará la AUF.

Giorgian de Arrascaeta con la última camiseta celeste

“Si FIFA considera que las naciones que han obtenido títulos universales bajo su égida tienen derecho a destacarlos en su indumentaria, en este caso a través de la exhibición de las estrellas doradas que marcan cada título, Uruguay obtuvo bajo la organización de FIFA cuatro veces el título de mejor del mundo, por eso le sobran derecho de exhibir las cuatro estrellas. Lo que se cuestiona en estos días son los títulos de 1924 y 1928. Es importante precisar que en 1914 FIFA resolvió que mientras no organizara sus propios torneos reconoce como campeones del mundo a los campeones de los Juegos Olímpicos en los que FIFA participa directamente como organizador de la actividad deportiva del fútbol. Eso ocurre a partir de 1924, cuando FIFA organiza los Juegos de ese año y los de 1928”.

El periodista Sergio Gorzy publicó en su cuenta de Twitter algunos de los diarios de la época que destacan las conquistas de Uruguay.

Melhos, historiador de Nacional y de la selección, explicó que existe “documentación de la época, diarios franceses, de Uruguay y de Sudamérica que reconocen a la selección uruguaya como campeón del mundo en 1924 y en 1928, y si hay algo que tiene un peso muy importante cuando se analiza la historia es pararse en ese momento e interpretar el convencimiento que existía en aquel momento que los títulos tenían calidad de mundiales era absoluto y total. No existía discusión al respecto”.

También explicó que el escritor Pierre Arrighi “hizo una obra fantástica traducida en dos libros”, uno de ellos Fútbol Mundial: los archivos de 1924, “que echan luz sobre este caso”.

Blatter: el poder de Inglaterra y su aspiración de quedarse con el Mundial 2030

En una entrevista publicada en noviembre de 2019 por Referí al expresidente de FIFA, Joseph Blatter, advirtió que “los ingleses quieren quitar a Uruguay el Mundial de 2030”.

En la entrevista realizada por Arrighi, Blatter abordó diferentes temas, entre otros el poder oculto del fútbol inglés y el control que tiene sobre FIFA.

A continuación los pasajes más importante de la extensa charla.

-"Los británicos, especialmente los ingleses, no digirieron jamás el hecho que en 1974 su presidente, Sir Stanley Rous, fue depuesto en la FIFA por João Havelange, el brasileño. Siempre pensaron que el control de las operaciones del fútbol debía permanecer en sus manos, porque como ellos dicen, Inglaterra es el país que inventó ese gran juego (The beautiful game) y por lo tanto, solo ellos tienen derecho a dirigirlo. Pero no se dieron cuenta que la situación cambió también en el plano de la organización del fútbol. No juegan un gran rol pero piensan siempre que tienen un derecho preferencial o hereditario sobre la Copa del Mundo. Naturalmente, son muy fuertes a nivel mediático y, sobre todo, con la Premier League y la venta de los derechos de televisión, el fútbol inglés pesa mucho en cuanto a comunicación. Los ingleses siguen pensando que ellos son 'el mundo'. Eran los grandes colonialistas y creen todavía que tienen derechos especiales sobre el fútbol". 

En la entrevista le pregunta, usted dice que son “los europeos los que crean como siempre los problemas” y acusa a la UEFA de promover un golpe de estado contra la FIFA. Y responde:

-"Llegué a la FIFA en 1975, y ya en esa época, la UEFA estaba siempre contra la FIFA. La razón era que en aquél entonces la FIFA no era nada. Cuando Havelange llegó, la FIFA era muy chiquita. Tenía la Copa del Mundo con 16 países, y punto. No había programas de desarrollo, ni campeonatos juveniles o femeninos, nada de todo eso. La UEFA decía entonces: “Nosotros tenemos que financiar la FIFA, y si tenemos que financiar la FIFA, entonces queremos también dirigirla”. Las cosas cambiaron porque al cabo de un tiempo, nosotros, en la FIFA, gracias a la idea de Havelange de la “universalidad del fútbol” y al trabajo del secretario general que siguió (Blatter), se introdujo un verdadero “management”. La federación se abrió internacionalmente y hay que reconocer que, con la ayuda de la televisión, se dio un gran paso adelante en lo económico. Pero el problema con los europeos es que no se achicaron. Y pese a que hice entrar a mi amigo Platini -insisto: mi amigo- como colaborador de la FIFA, luego en el Comité de la UEFA y de la FIFA, y pese a que lo ayudé para obtener su presidencia en la UEFA, la animosidad entre la organización europea y la federación no cesó. Ahora estamos en una situación bastante incongruente, porque es el exsecretario general de la UEFA, que estaba siempre contra la FIFA, quien dirige la federación internacional. 

-¿Cómo se inscriben las Copas del Mundo de 2026 y 2030 en el marco de la situación actual? 

-"El complot inglés fue organizado porque el congreso no votó lo que ellos querían. Eso está claro. Lo hicieron sin ningún fair-play. Está bien que la Copa de 2026 haya sido atribuida a los Estados Unidos. Es normal. Es lo que debió suceder con la Copa de 2022. Pero lo que quieren los ingleses ahora es asegurarse la Copa del 2030. Sacársela a Uruguay, que debería poder festejar los 100 años de la primera Copa del Mundo en Montevideo". 

-Después del despido de los historiadores franceses, el Museo de la FIFA sacó un libro Historia oficial de la Copa del Mundo. ¿Lo ha leído?

-"Creo que ese libro se equivoca un poco. El nacimiento del Campeonato del Mundo en 1908… Volví a ver ese Museo, y hay cosas que han cambiado. Han querido cambiar la historia. Pusieron incluso que Alemania había sido miembro fundador de la FIFA, cuando en realidad los alemanes dieron su apoyo por telegrama. Los fundadores presentes eran siete, no ocho. En 1908 hubo un campeonato de fútbol, es verdad, pero en el marco de los Juegos Olímpicos, y no lo dirigió la FIFA. Por otra parte, el primer gran presidente de la FIFA no fue Woolfall sino Robert Guérin. Los historiadores deberían rebelarse ante tales falsedades. Todo esto es muy inglés. Esa historia del fútbol resulta de esa tenacidad de Inglaterra en decir que fueron ellos los que hicieron todo para el fútbol. Fue así y hoy continúa".

-Si aceptamos sus interpretaciones, el actual presidente de la FIFA estaría actuando como un agente inglés en el seno de la FIFA.

-"Todavía no. Pero empleó al gran jurista inglés Alasdair Bell, que estaba en la UEFA, y que es ahora el jefe del servicio jurídico y del control de los Estatutos. Por lo tanto, Inglaterra está muy bien implantada en la FIFA. Y si no hay oposición, son las opciones inglesas que van a imponerse en 2030, el centenario de la Copa Mundial"

-No se ve aparecer ninguna oposición…

-"Si las asociaciones nacionales que son miembros de la FIFA no se rebelan, ¿quién lo va a hacer? La prensa se rebela a veces. A veces escriben algo contra la FIFA y contra los ingleses. Pero en la dirección actual de la FIFA en Zurich… ¿quién ha visto o leído una vez libros sobre la historia de la FIFA o sobre la historia del fútbol y las reglas de juego? No leen esas cosas. Lo único que les interesa son los dólares, las grandes competiciones, y cómo complacer a tal o cual persona o asociación. “Iremos a Inglaterra en 2030”, es la pregunta. Los ingleses consideraron siempre su British Home Championship como el verdadero campeonato del mundo. Dejaron de organizarlo cuando vieron que perdían fechas de competiciones más importantes. En realidad, lo redujeron. Dejaron de invitar a Gales y a Irlanda del Norte. Eso es también el fair-play inglés. Los ingleses inventaron el fair-play pero se olvidaron de aplicarlo".

Comentarios

Espacio habilitado solo para suscriptores. Suscribite y viví la experiencia más completa de información.

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...