Cargando...

Fútbol > ENTREVISTA

Forlán: "En Los Aromos se respira paz"

¿Cómo es el día a día en Los Aromos? El DT habló sobre la vida del club puertas adentro, busca el gol para ver el Peñarol que quiere; piensa votar en diciembre

Tiempo de lectura: -'

18 de julio de 2020 a las 05:02

"Si fue positiva o negativa la detención de las actividades durante cuatro meses lo sabremos con los resultados. Quiero rescatar lo positivo del aspecto futbolístico. Por la dinámica del trabajo y del día a día, no te daba tiempo para parar y sentarte a analizar lo que hiciste bien o lo que había para corregir, aunque llevábamos poco tiempo en esta nueva función. Sin embargo, lo que increíblemente se planteó a nivel mundial, que todo se detuviera de un día para otro, nos dio tiempo para parar, revisar todo”, comenzó reflexionando el entrenador de Peñarol, Diego Forlán, en una charla con Referí.

En ese lugar medido y sin estridencias de siempre, pero ahora en un rol más reflexivo por su nueva función de entrenador, Forlán avanza sobre el tema que inició la charla, su nueva función en el fútbol en la que debutó en enero y se detuvo en marzo por la pandemia de coronavirus.

“Fue todo rápido y corto. No quedó mucho para analizar en profundidad, porque en definitiva estamos en una tarea en la que lo que quedan son los resultados, que son los que te mantienen en el cargo. Pero sí quedó una conclusión: hubo puntos bueno en aquellos primeros partidos, y en los que jugamos bien no logramos la victoria, y en otros en los que sucedió lo contrario ganamos. Uno debe estar por encima de esas cuestiones y tratar de lograr un rendimiento estable y constante para llegar a un objetivo, porque si durante el camino no hacés las cosas bien, al final el resultado se verá reflejado. El tema de este cargo, en esta profesión, es el tiempo, y a veces necesitás tiempo para ese tipo de cosas, que no lo tenés. Así son las reglas de juego, que no las vamos a cambiar, y tenemos que saber cómo navegar en esas aguas", agrega.

¿Cómo se siente navegando en estas aguas?

Bien, pero tampoco hubo tanto para experimentar. Obviamente todos sabemos lo que es Peñarol y la dimensión que toma todo lo que sucede en el club, la repercusión de lo que uno hace, para bien y para mal. En ese sentido debo estar tranquilo, y puedo decir que estoy muy tranquilo con mis aciertos y mis errores, porque ocurren cuando intento dar lo mejor. Entonces, en esto es muy importante ser autocrítico y estar rodeado de personas que te puedan ayudar a modificar si algo está mal y a mejorar.

¿Sus colaboradores le dicen a todo que sí?

No. No tendría esos asistentes. Mi hermano (Pablo) tiene un conocimiento enorme del fútbol, me acompañó en toda mi carrera, y tiene sus experiencias en su etapa como jugador. Tenemos una relación muy buena, muy cercana, pero nos decimos las cosas de frente por más que a uno o a otro no le guste. Lo mismo sucede con Santiago (Alfaro), Juan y Manuel (Ojalvaro). A pesar de ser nuestra primera experiencia todos juntos, nos llevamos muy bien.

Si pudiera pedir algo para esta etapa en su trabajo como entrenador, ¿pediría paciencia?

No puedo pedir algo que no voy a tener. Sé perfectamente cuáles son las reglas de juego. Cambió todo el día que dejé de jugar y elegí ser entrenador. Hoy mi rol es totalmente diferente. Como jugador de fútbol sabía que firmaba un contrato a tres, cuatro o cinco años con un equipo. A veces se podía interrumpir ese vínculo por decisión del club, y si yo aceptaba podía cambiar de equipo. En este caso te mantenés en un equipo en base a rendimiento y resultado. Son las reglas. Entonces, ¿qué puedo pedir? Nada. Porque tampoco puedo ser ingenuo de pretender algo que sé que no será posible, y que no va a ocurrir. Era consciente de lo que vendría en el momento que decidí recorrer el camino en esta profesión como entrenador de Peñarol. Tengo que saber navegar por estas aguas y hacer lo que entiendo está bien para lograr el mejor rendimiento posible que te va a llevar a los mejores resultados.

Peñarol es una caja de resonancia importante, le puede brindar todo, pero también le puede quitar todo.

Lo sé. No es nuevo para mí. Estuve en muchos clubes, en algunos con más repercusiones que en otros, como sucede con Peñarol, pero también lo tomo desde este lado, como un privilegio. Soy un privilegiado por estar en este lugar que me confió Jorge (Barrera), con responsabilidad, tratando de hacer lo mejor para seguir entrenando en un lugar en el que casi todos los entrenadores quisieran tener una experiencia de esta magnitud.

¿También como hincha se involucra de otra forma?

Soy un profesional de este deporte. Hablaría muy mal de mi como tal si diera un poco más o si hiciera las cosas mucho mejor que en cualquier otro equipo. Eso está mal. Doy el 100% en el club que sea. La única diferencia con Peñarol y es algo que nadie me puede quitar, es que disfruto mucho más todo, me alegro o me entristezco en otra dimensión, como hincha.

¿De qué forma influye el contexto político de Peñarol en el equipo?

Yo me tengo que preocupar de mi tarea y de todo eso en lo que tengo poder de decisión. Lo que suceda en el club en torno a las elecciones, mientras no perjudique ni afecte mi trabajo, me tiene sin cuidado. Debo llevar a Peñarol a ser campeón, que es lo que marca la historia. Luego el hincha decidirá a quién llevará al frente de la institución y se resolverá a través de un voto democrático. El juego mediático que pueda llegar a registrarse en las diferentes corrientes políticas del club y lo que pueda salir en la prensa, será responsabilidad de cada uno que lo diga. Yo me preocupo por entrenar, y lo reitero: mientras el entorno no interfiera en el día a día del equipo, es algo ajeno, porque en Los Aromos está todo igual y tranquilo como siempre.

¿Qué se respira en Los Aromos?

Paz y tranquilidad. Los dirigentes vienen poco, más ahora con la pandemia. Todo lo demás y eso que planteás son temas mediáticos, de puertas hacia afuera, porque en Los Aromos, de puertas hacia adentro, el clima que nos acompaña es de armonía, tranquilidad, mucho trabajo y haciendo lo que debemos hacer, y para lo cual los dirigentes nos dan nuestro espacio. Lo digo con total sinceridad, vivimos en paz, entrenamos, disfrutamos y somos privilegiados del lugar en el que estamos.

¿Qué le falta a este Peñarol para que se transforme en la expresión futbolística que quiere?

El gol.

¡El gol! Lo que lo destacó en toda tu carrera.

Increíblemente sí, pero tenemos que trabajar para pulir los aspectos que nos permitan llegar a lo que queremos. Cuando empezás un partido vas generando situaciones, una, dos, tres, y no convertís, entonces la ansiedad crece, se multiplica el nerviosismo en la cancha y en el aficionado, eso deriva en una situación más caótica y el juego desplegado deja de ser lo que ofreciste en los primeros minutos. El gol, por lo que significa y la confianza para el jugador que convierte, para el equipo y para la hinchada, es lo que nos faltó en los primeros partidos.

¿Está frenando el Peñarol que quiere?

Tuvimos buenas asociaciones y evoluciones de cara al arco rival, y no pudimos convertir.

¿Le faltó suerte?

No se me ocurre en este momento decir que no hemos tenido suerte. No hemos convertido, no estuvimos bien de cara al arco y hay que seguir trabajando. Vamos bien, solo que no conseguimos los goles, y tenemos que seguir hasta conseguirlo. Me pasó a mi como jugador, no es nuevo, porque buscás ese primer gol y no llega, no llega, te desespera, pero después que entra el primero vienen 50 más. Lo importante es seguir generando situaciones. Eso es lo que me deja tranquilo.

¿El capitán va a seguir siendo Cebolla Rodríguez?

Sí. Sin dudas. 

¿Habló con el futbolista sobre el tema?

No, porque nunca estuvo en cuestión su capitanato. Jamás me plantee esa situación. Hablo mucho con el Cebolla, de todo. La repercusión que tiene un jugador y figura como él, en cualquier cosa que sucede va a tener un impacto mediático mayor, y es lógico que así sea.

¿Qué espera del Cebolla en este semestre de dos fechas por semana?

Lo que sé que puede llegar a dar. Todos los sabemos. Es un jugador desequilibrante, que brinda mucho al club. Esperemos disfrutarlo y tenerlo en condiciones para que el hincha y nosotros podamos disfrutar de toda su calidad.

¿Deberá dosificar sus minutos por la fragilidad física?

Es algo sobre lo que no puedo hablar ahora. Veremos más adelante cómo está y cómo se encuentra. Pero no es solo el Cebolla, sino que en muchos otros casos por la maratón de partidos vamos a tener que cuidar los minutos.

¿Va a rotar el plantel?

Por sentido común te diría que habrá rotación porque son muchos partidos. Tenemos plantel para eso y es importante para que todos puedan tener minutos.

¿Cuánto impacta arrancar sin público en la tribuna? ¿Puede preparar a sus jugadores para que no queden atrapados en esa peligrosa sensación que están jugando amistosos?

Lo que sucede en estos casos es que cuando esta situación se plantea para un partido es más complicado de absorber, pero cuando ya tenés muchos partidos por delante bajo la misma forma, cambia la cabeza. Para graficarlo de alguna forma: somos animales de costumbre, así que quieras o no te vas a adaptar a la nueva realidad que seguirá hasta fin de año. Habrá que ver si no sigue así también en 2021.

¿Amerita charlar con los jugadores para enfocarlos en esos temas en torno a la concentración?

Tuvimos charlas, tuvimos un amistoso en el CAR, este sábado en el Campeón del Siglo, donde se encontrarán con un entorno más parecido a lo que vamos a jugar, y nos iremos preparando para eso.

¿Va a usar los cinco cambios?

¿Ya está aprobado?

El 23 de julio lo votará el Congreso.

En ese caso, dependerá de cada partido.

¿Es partidario de cinco cambios? 

Esto es como aquello de las generaciones que no llegaron a experimentar los dos puntos para la tabla de posiciones por partido ganado, y crecieron en la de los tres puntos. En mi caso, yo dirigí cinco partidos con los tres cambios, por tanto en mis comienzos como entrenador recorro el camino de los cinco cambios.

¿Va a salir a jugar el clásico como si estuvieran en la décima fecha, con un rodaje diferente, o tiene que cuidarse porque está en etapa de ablande, en la primera fase  del regreso al fútbol?

Peñarol es un equipo en el que estás obligado a jugar y ganar. Tomaremos los recaudos necesarios, pero la idea es tener protagonismo.

Pero, no es lo mismo que el partido de la décima fecha… ¿le pasa por la cabeza empatar?

No.

¿Le pasa por la cabeza no salir a perder?

Yo quiero salir a ganar, después depende de cómo se da el partido, te diré qué sucedió en la cancha, pero hoy y siempre voy a ganar.

Usted fue un jugador profesional destacado toda tu vida, y el fútbol uruguayo andaba a otro ritmo. ¿Ahora que está en un rol de entrenador, mantiene charlas con los jóvenes para orientarlos y aconsejarlos en el cuidado personal?

Hablamos de todos sobre todos los temas, pero consejo no doy. No soy quién para hacerlo. Lo que sí sucede es que a través de anécdotas, curiosidades o comentarios que los jugadores hacen sobre algunas imágenes de mi etapa de jugador, de alguna forma charlamos sobre los temas. Estamos teniendo una muy buena comunicación. Broma va, broma viene van quedando mensajes. También es necesario reconocer que en este tiempo ha operado un cambio en el fútbol uruguayo. Te lo puedo decir porque lo vi en la forma en que la mayoría regresó a los entrenamientos, con un gran trabajo de mantenimiento físico a pesar de las dificultades de infraestructura.

¿Gargano está para el clásico?

Hoy es difícil asegurarlo. Está trabajando para eso.

¿Comenzando el 8 tiene más chances?

Sí, tiene chances. Tenemos que ir viendo cómo evoluciona.

¿Cebolla llega al clásico?

El caso de él diferente. No viene de una lesión como la de Gargano. Hay que tener cuidado, pero tiene grandes chances de estar.

¿Piquerez será el lateral izquierdo?

Es uno de los laterales. Estamos probando también con Busquets, con Juan Acosta. Hay varias opciones. Veremos quién llega en mejor rendimiento a ese momento. Tenemos la ventaja de un plantel amplio y varios en esa posición.

¿Dónde consigue sacar lo mejor de Xisco?

Es un típico 9 que ya no se ve mucho, que llega por dentro, por banda, que remata. Hay que aprovecharlo así.

Debe rodearlo de jugadores veloces.

Cuando está Xisco son importantes para tener profundidad.

¿Le genera ansiedad el poco tiempo que pueda tener a Pellistri, la nueva figura juvenil del club?

¿Ansiedad? No. Sé las cartas que hay sobre la mesa, y es lo que te toca. Capaz que se va, capaz que no. Hoy está con nosotros, es desequilibrante y lo disfrutamos. El fútbol hay que vivirlo así.

Sigue impulsando el cambio en juveniles. ¿Se siente cómodo?

La apuesta a los juveniles es algo que el club viene realizando desde hace tiempo. Lo hizo con Diego López con Brian (Rodríguez), Darwin (Núñez), juveniles como Pellistri, Matías de los Santos y muchos más. Estoy acompañando algo que el club lo viene haciendo bien, me gusta trabajar con jóvenes.

¿Es más fácil jugar con futbolistas experientes que tomar el riesgo de formar?

Sí, pero la experiencia te da una cosa y los jóvenes otra. Hay que ver y poner en la balanza qué priorizás en cada momento. 

¿Cómo se imagina al final de su primer año como entrenador?

Falta mucho. Hay que ir paso a paso, pero me imagino peleando el campeonato. Con eso me ilusiono y tengo esperanzas de lograrlo.

¿Alguna vez votó en las elecciones de Peñarol?

Nunca.

¿Irá en diciembre?

Capaz que sí, porque voy a estar en Uruguay.

¿Quién es su candidato?

No. Veremos quién se presenta, y allí decidiré.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...