Mundo > VIOLENCIA

Fortaleza delictiva: el caos que generó el crimen organizado en el destino turístico brasileño

En la capital del estado de Ceará, las bandas criminales dejaron sus enfrentamientos de lado para resistir las medidas del nuevo gobierno con atentados

Tiempo de lectura: -'

16 de enero de 2019 a las 05:02

La ciudad brasileña de Fortaleza, a donde concurren año a año a vacacionar cientos de uruguayos es, desde el año pasado, la séptima ciudad más violenta del mundo. Estas primeras semanas del 2019 la situación se agravó más aún y generó un caos difícil de controlar en el noreste del país vecino.    

Los ataques incendiarios contra los autobuses hicieron que las pocas unidades de transporte público que todavía circulan, lo tengan que hacer con escolta policial. Las calles están repletas de basura, que dejó de ser recogida después de que los camiones recolectores fueran atacados. Y los comercios tienen prohibido abrir, bajo amenaza de represalias del crimen organizado, que las autoridades señalan como el principal culpable de todo este desconcierto. A su vez, las bandas criminales han volado con explosivos dos viaductos y un puente.

Este es el primer desafío en materia de seguridad que enfrenta el nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro y su ministro de Justicia, Sergio Moro.

Los ataques comenzaron la primera semana del año y el domingo 6 de enero Bolsonaro tomó la decisión de enviar más de 300 agentes de la Fuerza Nacional de Seguridad a la región para contener la situación.

Las tropas federales fueron alojadas en Fortaleza, la capital regional, y uno de los principales puntos de turismo en el noreste brasileño que se encuentra en temporada alta gracias a sus playas.

Las autoridades sospechan que los atentados fueron ordenados desde el interior de diferentes prisiones, que están virtualmente controladas por bandas del crimen que disputan territorios para la venta de drogas y otros delitos en todo Brasil.

La presunción responde a que los ataques comenzaron después de que el gobierno regional anunciara medidas que apuntan a endurecer los controles de los presos para ponerle fin a las actividades ilegales que dirigen los jefes de las bandas desde el interior de las cárceles.

Las autoridades penitenciarias de ese estado bloquearon las señales de teléfonos móviles dentro de las cárceles y cesaron una política de separar a los reclusos por su afiliación a pandillas, según informó BBC.

Según la Policía Civil de Ceará, el número de detenidos alcanzó los 358 -según El País de Madrid- y los atentados contabilizados que han llevado el caos a 46 ciudades del estado llegan a los 187.

El despliegue de tropas federales parece haber tenido algún efecto, pues desde su llegada el número de ataques disminuyó y además todos fueron perpetuados en regiones del interior del estado.

El gobernador de Ceará, perteneciente al Partido de los Trabajadores (PT), Camilo Santana, aseguró que las autoridades no cederán en su lucha contra el crimen organizado. “Es momento de unir todas las fuerzas: de los Gobiernos, el Poder Legislativo, la Justicia, el Ministerio Público y la sociedad civil, para ser duros contra el crimen”, dijo.

Respuesta

Una de las principales medidas para reforzar el combate al crimen que prometió Bolsonaro es liberar el comercio de armas e inhibir la acción de los delincuentes con una población que pueda ejercer la “autodefensa”.

Esa promesa electoral la cumplió este martes al firmar un decreto para flexibilizar la posesión de armas en casa, que según el mandatario, garantiza a las "personas de bien" el derecho a la "legítima defensa".

Según dijo Bolsonaro, la policía debe “resolver” el problema del crimen y si “mata a diez, quince o veinte (delincuentes), con diez o treinta tiros a cada uno, un agente debe ser condecorado, no procesado”.

Con más de 700.000 presos, más de la mitad con prisión provisional, la población reclusa es uno de los principales desafíos a enfrentar para el nuevo gobernante. Prácticamente se duplicó en seis años, junto al aumento de los índices de delincuencia, según informó El País de Madrid. 

Los ataques redujeron los índices de ocupación hotelera en el estado de Ceará que pasó de un 85% a un 65%, según informó O Globo en su sitio web.

"Ya he instado a la cúpula de seguridad a que dedique todos los esfuerzos necesarios. Los líderes de las bandas están siendo identificados y los traslados a centros penitenciarios federales están en marcha. No habrá tolerancia con el crimen ", aseguró el gobernador petista Santana en una nota en Facebook, el medio que utiliza de forma regular para comunicarse con la población.

Santana criticó a su partido con dureza por no haber discutido el problema de la seguridad pública de forma adecuada, ni en las últimas elecciones presidenciales ni durante las administraciones de los expresidentes Lula y Dilma Rousseff. "Brasil ha sido dominado por bandas criminales por omisión de los Gobiernos. Hasta el Gobierno que fue presidido por mi partido fue omiso", sostuvo esta semana en una entrevista a BandNews.

El Ejecutivo invirtió 1.800 millones de reales en seguridad pública entre 2015 y 2018, pero de todas formas hace años que el Estado sufre un aumento de la delincuencia con estrategias criticadas por especialistas.

Fuentes: EFE y El Observador

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...