Cargando...

Fútbol > REGRESA EL FÚTBOL

Futbolistas mayores de 35 años: lo bueno y lo malo de la cuarentena

En Primera división hay 31 jugadores de entre 35 y 43 años que van a sentir el retorno, pero que también han sido claves durante el tiempo de cuarentena

Tiempo de lectura: -'

09 de junio de 2020 a las 05:03

El comienzo de los testeos de covid-19 a los equipos de fútbol de Primera división es una luz de esperanza para el retorno de la actividad, después de casi tres meses de suspendida por la pandemia. El siguiente paso será entrenar todos juntos (aunque al principio deberán estar separados) en un mismo lugar físico y ahí comenzará otra historia, como bien lo graficó Sebastián Abreu este lunes a Referí: "Me costó muchísimo volver a entrenar cuando permitieron salir a ejercitarse al aire libre. Los desplazamientos me generaron dolores musculares, en la parte aeróbica noté sensaciones diferentes a las de volver de vacaciones, mucho peor. No llega a ser ni el 60%, es como que tengo una mochila de cinco kilos arriba, vengo arrastrando el trineo".

La primera víctima de la inactividad fue Diego Scotti, el exjugador de Boston River quien anunció la semana pasada su retiro del fútbol debido a las dificultades para mantenerse en forma y por las obligaciones que asume como presidente de la Mutual.

El técnico y jugador de Boston River tiene 43 años, y la edad es un tema a tener en cuenta para los deportistas de élite, y sobre todo después de tanto tiempo de entrenar sin las condiciones adecuadas.

Entre los 16 clubes de Primera división hay 31 jugadores mayores de 35 años y solo Plaza Colonia y Cerro Largo no los tienen: en el arachán el mayor es Enzo Borges con 33 y en el patablanca Federico Pérez y Álvaro Fernández con 34.

“Es indiscutible que la edad de alguna manera va a influenciar” pero también hay muchos otros factores que lo harán en el regreso a los entrenamientos, indicó a Referí el preparador físico de Rentistas Alberto Hornos, y los repasó: “Hay gente que gana peso con facilidad, lo anímico también es diferente en cada uno de los jugadores. Cómo está, cómo se encontraba antes, el acceso que tuvieron para trabajar durante la cuarentena. La incógnita de todo es saber en qué dimensión y cómo los va a afectar a cada uno sobre lo específico, porque todos han ido trabajando de manera inespecífica, pero al volver al contacto con la pelota se va a saber cómo ha impactado. Es una incertidumbre para todos, como lo ha sido a nivel mundial”, señaló.

Carlos Grosmüller, jugador de Danubio, admitió a Referí que la cabeza en estos tiempos “labura el doble” y que a los 37 años como tiene él, “es diferente porque se te cruzan otras cosas, son tres meses de no tocar una pelota y en mi caso, por opción propia, de no salir de casa”.

El volante, que este lunes concurrió al Estadio Centenario para realizarse el hisopado junto a sus compañeros de plantel, dijo que ese fue un tema de conversación en el reencuentro con Mauricio Victorino y Diego Martiñones. “Lo hablamos porque no fueron unas vacaciones normales cuando vos entrenás por tu cuenta, esto fue duro porque van tres meses, sin salir de tu casa, con toda la familia adentro, no es lo mismo entrenar y son sensaciones muy raras, muy encontradas”, comentó.

Para el zaguero Victorino la vuelta a los entrenamientos no será fácil. 

“Es raro todo esto y nos va a costar, y más a los más grandes como yo, que si no te mantenés, te venís abajo. Hay que tener cuidado. Yo lo siento, así haga un trabajo fuerte o suave voy a sentir el sacudón. Los primeros días serán de cansancio, por suerte el físico tiene memoria y se empieza a acomodar rápidamente”, dijo el zaguero.

La tendencia en los futbolistas de mayor edad es que suelen perder masa muscular más fácilmente que uno joven, explicó un médico a Referí.

Por ese motivo es que durante el tiempo de cuarentena en que se entrenaron en sus domicilios, algunos preparadores físicos indicaron planes que insistían mayormente en la fuerza, poniendo énfasis todos los días en algunos de los factores que mejoran esa valencia, lo que ayudará a reducir el impacto cuando todos vuelvan a las prácticas normales.

“Un chiquilín que está en otra etapa, retoma más fácilmente los niveles”, señaló otro entrenador.

Mariano Bogliacino (40 años), futbolista de Deportivo Maldonado, reconoció en una entrevista radial que los preparadores físicos les envían “rutinas para mantener el estado físico pero entrenar solo no es lo mismo. El fútbol es un juego de equipo. Nada que ver con lo que estamos haciendo ahora”.

Si bien pueden sentir el impacto físico, los entrenadores destacan la importancia que tienen los jugadores mayores en otros aspectos del grupo: “Son resilientes y lo compensan con otras cosas, como por ejemplo son fundamentales para controlar el espíritu del plantel, promover el trabajo en sus compañeros y tener mentalidad positiva para salir de todo esto. En muchos casos han sido determinantes en motivación y equilibrio”, expresó Hornos.

El de la edad es un tema a contemplar, así como el biotipo promedio de un plantel, si es más liviano o más pesado, agregó: “En la fecha de regreso del fútbol alemán hubo nueve lesionados y es un factor importante, pero es todo muy particular, porque si bien ellos tuvieron menos tiempo para prepararse, cuentan con mejores condiciones. Para Rentistas, por ejemplo, estar arriba en la tabla es un factor emocional muy importante, los jugadores han trabajado realmente en este tiempo y ha sido fundamental que estén motivados. Tal vez los que no están en las mismas condiciones trabajaron de otra manera, con mayor ansiedad. Pero es multifactorial y hay poca evidencia científica para respaldarlo”. 

Es que se trata de un problema mundial que se da por primera vez y los profesionales del fútbol están aprendiendo sobre la marcha. 

El mercado uruguayo suele concentrar a futbolistas mayores que regresan a terminar sus carreras, que muchas veces son claves en la obtención de objetivos deportivos porque mantienen viva la llama de la calidad, que ayudan a la generación de grupos, pero también son más proclives a sufrir situaciones imprevistas como el virus actual, que ya paró el fútbol por casi 90 días.

Según un informe publicado por Referí el 6 de junio, en el mercado de pases de la AUF en 2019, el 24% (51 de los 207) jugadores que llegaron al torneo local fueron jugadores de 30 o más años y emigraron solo 14,6% (34 de 232 transferencias).

El dato curioso en cuanto a los jugadores que llegan a la AUF establece que en 2019 se concretaron 207 transferencias: 1 menor de 18, 64 de 18 a 23 años (30%), 91 de 24 a 29 años (44%), 46 de 30 a 35 años (22%) y 5 mayores de 35 años (2%).

Mayores de 35 años

BOSTON RIVER
Sebastián Abreu, 43
Carlos Valdez, 37
Pablo Álvarez, 35

DEPORTIVO MALDONADO
Mariano Bogliacino, 40
César Pereyra, 38
Walter Ibañez, 35

DANUBIO
Carlos Grossmüller, 37
Mauricio Victorino, 37
Diego Martiñones, 35

FENIX
Ignacio Pallas, 37
Juan Álvez, 36
Maureen Franco, 36

RENTISTAS
Héctor Acuña, 38
Damian Malrechauffe, 35
Claudio Rivero, 35

NACIONAL
Gonzalo Castro, 35
Gonzalo Bergessio, 35
Sebastián Fernández, 35

WANDERERS
Damián Macaluso, 40
Gastón Bueno, 35

RIVER PLATE
Juan Manuel Olivera, 38
Matías Alonso, 35

PROGRESO
Heber Méndez, 37
Mathías Riquero, 37

DEFENSOR SPORTING
Álvaro González, 35
Álvaro Navarro, 35

LIVERPOOL
Hernán Figueredo, 35
Ernesto Goñi, 35

CITY TORQUE
Sergio Blanco, 38

PEÑAROL
Krisztian Vadocz, 35

CERRO
José Tancredi, 37

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...