Cargando...

Nacional > PERFIL

Gonzalo Moratorio: el zaguero recio y cazador de virus que corre olas en tablón

El virólogo de 38 años fue destacado por la revista Nature por liderar el equipo que desarrolló en Uruguay tests de detección de covid-19

Tiempo de lectura: -'

26 de diciembre de 2020 a las 05:04

Por Ramiro Pisabarro y Santiago Soravilla

“Estoy celebrando algo que todavía no puedo decir por cuestiones legales. De todos modos, muchas gracias a todos los maestros que me aconsejaron desarrollar las habilidades científicas que me trajeron hasta acá”, decía el texto publicado en Twitter por Gonzalo Moratorio en la tarde del jueves 10 de diciembre. Las palabras estaban acompañadas por una foto de una botella de whisky escocés de 12 años con la que insinuaba que algo grande le había sucedido.

El misterio se develó más de 72 horas después. La prestigiosa revista internacional Nature lo había elegido como uno de los diez científicos más destacados del año, por liderar el equipo que desarrolló en Uruguay el kit de diagnóstico de covid-19 mediante la técnica de PCR.

Moratorio –el único latinoamericano de la lista– estaba junto a su colega y amigo Diego Simón en el laboratorio de Evolución Experimental de Virus que dirige en el Institut Pasteur de Montevideo cuando recibió el correo que lo informaba de semejante distinción. Dijo !woow! ¡qué bueno! ¡qué impacto! y se aprontó para brindar, sin abandonar la redacción de un proyecto que debía entregar con urgencia. 

El reconocimiento generó una avalancha de saludos que espera poder terminar de contestar antes de fin de año. Uno de ellos fue el del presidente Luis Lacalle Pou, a quien le pidió que apoye el desarrollo de la ciencia y la tecnología. 

Es que más allá del destaque individual, la distinción fue para el trabajo colectivo que tuvo a Moratorio y Pilar Moreno al frente, y que se transformó en un nuevo aval de la calidad de la ciencia uruguaya, que en este caso dotó de soberanía al país mediante kits de diagnóstico de producción nacional, lo que permitió ahorrar tiempo y dinero frente a un virus impredecible.

Moratorio, que viene trabajando con virus desde hace 18 años, descubrió su pasión por estos al ver la película Epidemia, protagonizada por Dustin Hoffman y Rene Russo. Ya en el liceo sus amigos le empezaron a decir Donatello, como el científico de las tortugas Ninja. 

Se crió en Parque del Plata, un balneario al que ahora vuelve para despuntar uno de sus hobbies: el surf. El otro es el fútbol. A ese deporte juega como zaguero, aunque también es entrenador. 

El científico Jorge Rodríguez, compañero suyo en el Pasteur, con quien surfa y ha jugado al fútbol, lo compara con el ex volante central del seleccionado uruguayo, Diego “Ruso” Pérez, por el físico y la forma de jugar. Dice que reúne las condiciones para ser un “excelente científico” porque es “muy inteligente” y “metedor”, una combinación “perfecta”.

Carlos Batthyány, el director del Pasteur, agregó que cuando se convence que algo debe hacerse “derriba montañas” y en declaraciones a BBC lo comparó con Don Quijote.

En el último verano, mientras los surfistas miraban el tiempo y trillaban playas en busca de olas, este científico de 38 años comenzó a preocuparse cada vez más por lo que le decían sus pares de todo el mundo: el coronavirus era una amenaza seria que tarde o temprano iba a extenderse por todos los países. 

Fue entonces cuando Batthyány, su jefe, lo llamó a una reunión virtual con directivos de los Institutos Pasteur de diferentes países. La conversación le encendió la mecha: Uruguay tenía que ponerse a la vanguardia y desarrollar su propio kit de detección porque tenía el conocimiento y los recursos. 

El destino hizo que en el Pasteur también trabajara Gustavo Salinas, un PhD en Bioquímica y Biología Molecular que está al frente del Laboratorio de Biología de Gusanos. 

Gustavo es hermano de Daniel Salinas, y fue quien hizo el contacto para que a los pocos días el por entonces designado ministro de Salud Pública del gobierno de Lacalle Pou, estuviera sentado en uno de los salones de la Facultad de Ciencias, escuchando termo y mate en mano como un alumno más a Moratorio y Moreno.

“Uruguay entero te lo agradece a ti, a tu equipo con Pilar Moreno Abyn y colaboradores del Institut Pasteur de Montevideo y Udelar. PD: Gracias Gustavo”, escribió el ministro en un tuit en el que también reconoció el rol de su hermano.

El 13 de marzo, en el mismo momento en que Lacalle Pou declaró la emergencia sanitaria tras detectarse los primeros cuatro casos positivos de coronavirus, Moratorio y Moreno se encontraban realizando la primera reunión de voluntarios para desarrollar el kit. Ya tenían el aval político para realizarlo, necesitaban el compromiso de la comunidad científica y estaban en gestiones –a través de Luis Barbeito– para obtener fondos del Mercosur para financiarlos. 

El objeto, un arma fundamental para vigilar los avances de los contagios, cabe con comodidad en una mano. Contiene cuatro mezclas de reactivos para analizar las muestras tomadas a pacientes con una técnica de biología molecular llamada PCR.

“Revisamos un montón de protocolos académicos. No reinventamos la rueda sino que pudimos encontrar una formulación con lo que teníamos para detectar el virus de forma muy precisa”, contó el virólogo. 

“Todo el sistema público testea con kit del logo de la Udelar y (el laboratorio privado) AtGen”, graficó. “En vez de importar una caja negra que no sabemos lo que tiene, elegimos sus componentes, los diseñamos, los optimizamos, y en esa proporción los entregamos”, agregó el científico.

El hallazgo lo llevó a estar en la misma lista que líderes mundiales como el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Thedros Adhanom, y la primera ministra neozelandesa Jacinda Ardern. Pese a esto, uno de sus regocijos es estar “tan cerca” del titular del Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de los Estados Unidos, Anthony Fauci, con quien ya había tenido la chance de compartir una charla en 2017. 

"Ganar mucho tiempo"

Moratorio ya había estado en las grandes ligas cuando cursó su posdoctorado desde 2012 a 2018 en el Laboratorio de Virología en la sede parisina del Institut Pasteur, donde pocos años antes se habían consagrado dos premios Nobel.

Regresó a Uruguay porque soñaba con volver a ver a su familia y amigos, liderar su equipo de trabajo, y desarrollar líneas de investigación en su país. 

El consagrado virólogo destacó haber democratizado el testeo para toda la red pública uruguaya durante la pandemia. “Sirvió para ganar mucho tiempo, lo que es irónico, viendo que la ola nos está tapando”.

Moratorio sostuvo que Uruguay puede llegar a los 12 mil tests diarios, pero consideró que hoy llega hasta donde lo permite la “logística”, que tiene “diferentes cuellos de botella”.

A nivel de laboratorio consideró que el uso de robots puede aumentar “significativamente” la capacidad. Como ejemplo relató que en las instituciones los científicos hoy deben llenar con una pipeta 96 pocillos de placas con muestras, vertiendo el material ocho veces sobre doce líneas. “Imaginate que lo haga un robot”, planteó aunque reconoció que falta financiamiento.

Pero eso significaría no atacar el meollo del asunto. “Creo que habría que haber ido un poco más fuerte”, señaló sobre los anuncios del gobierno.

Quienes estuvieron en la primera reunión convocada por Moratorio y Moreno cuentan que lo que los atrajo a una causa que implicaba trabajar los fines de semana de forma honoraria en plena incertidumbre por un nuevo coronavirus fue la “pasión” y la “alegría” del referente.

En el comienzo, los tests fueron distribuidos por los propios científicos en sus autos. El asistente Álvaro Fajardo llevó de a 500 muestras al Hospital de Clínicas, mientras que Matías Maidana y Bernardina Rivera hicieron lo mismo para montar el laboratorio en el Hospital Maciel. 

Es que una vez que lograron demostrar la fiabilidad del producto, el equipo se puso un nuevo desafío: integrar una red de laboratorios públicos en todo el país. En un momento llegaron a hacer el 40% de los test de Uruguay; llevan más de 100.000 realizados, y tienen la posibilidad de hacer otros 100.000.

En las olas

Al presentar los kit, en un evento en el que estaba el director de la OPP, Isaac Alfie y autoridades del Mercosur, Batthyány bromeó con que si se lo permitían, Moratorio estaba dispuesto a “manejar un ómnibus” que se transforme en un “laboratorio portátil” donde fuere necesario.

Más allá de la broma de su jefe, en el montaje de la red diagnóstica se definieron puntos estratégicos para poner laboratorios: los hospitales Pasteur, Maciel, el Instituto Nacional del Cáncer, y el Centro Universitario Regional Este (CURE) en Rocha, entre otros. Este último destino le permitió conjugar pasiones: correr olas por la mañana y poner a punto el laboratorio durante las tardes.

Moratorio armó para el viaje un equipo de científicos surfero y pidió que a Fajardo le consigan un traje y una tabla porque era el único que no corría olas. Durante la puesta a punto del laboratorio, el grupo se levantaba a la hora del amanecer, surfaba hasta las 11 de la mañana para luego transferir el conocimiento a los científicos locales. “Tirarme al agua es lo que me da más paz, es lo que disfruto más”, admitió. Para el agua, elige Punta Negra, Punta del Este, Balneario Argentino, Cuchilla Alta o Parque del Plata, donde recuerda su niñez. 

Mide más de un metro ochenta y pesa 92 kilos, por lo que corre un tablón. Entre risas reconoció que Batthyány, su jefe, le dice que necesita un Buquebus para surfar porque sino no lo llevan las olas. “Me divierto mucho y corro un montón”, se defendió.

Está en pareja con Natalia, una nefróloga a quien “admira muchísimo” y le agradece por “bancarlo” este año. Tiene un perro, Omar, con quien suele sacarse fotos y es quien lo acompaña a los partidos de fútbol del Arquitectura Juniors, el cuadro “de barrio humilde” con el que se identifica y dirige hace dos años. “Con el arqui la vida”, es una frase que acuñó y ahora repiten como un mantra sus amigos. 

Este año, su equipo se quedó en la divisional C de la Liga Universitaria de Deportes y no pudo seguir ascendiendo. Perdieron algunos partidos y, a su entender, a varios de sus jugadores “les ganó la noche”.

En la Facultad de Ciencias también lo comparan con Diego el “Ruso” Pérez, debido al juego físico de ambos, mientras que sus compañeros del club lo recuerdan como un “recio zaguero” de “pies redondos” que fue campeón en el año 2008. Para ellos es simplemente “Morita” o el “Pelado Mora”. El apodo se lo puso Rodolfo Zaragoza, a quien quiere como un padre y lo acompaña en la dirección de Arquitectura Juniors. “Siempre me decía Morita vos tenés los pies redondos. Era muy rápido, tiempista, pero era más fuerza que otra cosa. También jugué de cinco pero Zaragoza me cortó la carrera”, dice sobre sí mismo.

Moratorio vuelve al laboratorio para reconocer que la vida ahí dentro le costó “caro”, que nunca nada es fijo y los tiempos son cambiantes. El domingo 20 llegó al Institut a las 9 de la mañana y se fue a la medianoche. Solo salió una hora y media para almorzar. 

Dice que los $85 mil que cobra como profesor grado 3 de dedicación completa de la Universidad de la República son “el salario más decente que tiene un profesor universitario” y se anuncia como un “producto genuino” de los programa de becas. “Empecé estudiando en el 2001. En 2005 me licencié; en 2008 defendí mi maestría en biología cerebro-molecular. En 2012 me doctoré yéndome en 2010 a San Francisco; en 2013 me fui a París a hacer un posdoctorado, volví en 2018. Tengo 18 años de formación ininterrumpida, he sido un producto genuino de becas. El Estado invirtió muchísimo dinero en mí, y hoy me siento contento de poder retribuir algo”.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...