Cargando...
Gerardo De Souza, presidente de la gremial de productores de leche de Paysandú.

Agro > GERARDO DE SOUZA

“Hay reinvindicaciones sindicales desmedidas, falta más madurez”

Gerardo De Souza, presidente de la Asociación de Productores de Leche de Paysandú, dijo que hay veces en las que la rentabilidad no es tan clara, "pero veo optimismo"

Tiempo de lectura: -'

23 de julio de 2022 a las 05:00

¿De qué modo explica el perfil de la gremial que preside?

Somos 50 socios, con productores familiares chicos, hay medianos y otros de escala considerable. Nuestra gremial brinda servicios muy variados, para socios y no socios, tenemos venta de todo tipo de insumos, todo lo que el productor precisa para su actividad y si no lo tenemos lo conseguimos y nos ocupamos de la gestoría de las empresas, estamos vinculados con muchas instituciones y articulamos entre los productores.

 

¿De qué modo define el tamaño de los tambos vinculados y a qué industrias remiten la leche?

Hay extremos de productores con 40 vacas masa a 600 vaca masa. La remisión está muy diversificada, a tres industrias, se manda a Claldy, Lactalis y Conaprole.

 

¿Eran todos remitentes a Pili hasta que cerró en 2018?

Cuando Pili se creó en 1962 la gran mayoría de los socios remitían a Pili. Con el correr de los años, sobre todo desde fines de la década de los 90, se empezaron a diversificar y a remitir a otras industrias. Pili industrializó hasta el 28 de noviembre de 2018 y en ese momento el 60% de los socios actuales remitíamos a Pili.

 

Ese cierre produjo un impacto que seguramente sigue.

Sin duda, fue un impacto enorme. Siempre destaco la solidaridad de los productores de gran escala para ponerle la espalda a la gremial, que sufrió por el cierre de Pili. La industria así como no le aportaba a los productores tampoco hacía los aportes a la gremial, aportes que correspondían porque los productores levantaban insumos en la gremial y la industria les descontaba, pero al no tener fondos no le aportaba eso a la gremial. Los años 2019 y 2020 fueron muy difíciles y hasta el día de hoy las complicaciones siguen.

 

¿Y cómo está el relacionamiento con las industrias actuales?

Es un vínculo sano, con buen relacionamiento. En el caso de Clady, muchos la elegimos porque había un vínculo de trabajo de Claldy con Pili. Hoy hay un buen vínculo con las tres industrias. Lactalis es una multinacional, tiene espalda, está bien, le faltaría algo más de desarrollo en el extensionismo. Claldy tiene en ese sentido un relacionamiento más directo con los productores, haciendo extensionismo, con la gremial mismo.

 

¿Los tienen en cuenta por la eventual reactivación de Pili?

Sabemos lo que se ha manejado por la prensa, pero no nos han participado de las últimas negociaciones. Hasta el año pasado teníamos una relación fluida con el síndico, cada vez que venía algún interesado nos participaban para que aportemos datos e insumos. Sabemos que no es que vayan a industrializar leche del entorno nuestro, pero lo vemos auspicioso porque la verdad es que se necesitan fuentes de trabajo, sea la empresa que sea y el rubro que sea.

 

¿Cómo ven el conflicto sindical en la industria láctea?

Lo seguimos de cerca, es algo que nos preocupa, como productores somos parte de un todo. Creo que no hemos madurado, como sociedad lo digo, en cuanto a que todos dependemos de todos y nos necesitamos. Quiero destacar que cuando pasó lo del cierre de Pili hubo un relacionamiento muy maduro entre los productores y los sindicatos de trabajadores. Ahora vemos con preocupación que hay reinvindicaciones sindicales desmedidas para la realidad del sector, creo que en eso nos falta más madurez para llegar a los acuerdos.

 

¿Cómo aprecia a las empresas tamberas que están vinculadas a la gremial?

Un diferencial de nuestros socios es que no solo están en lechería, muchos tienen otros rubros y eso ayuda. Los veo en general bien. Sabemos que los costos de muchos insumos han subido, hay veces en las que la rentabilidad no es tan clara, pero veo optimismo.

 

¿Cuánto recibe hoy el productor por la leche?

Unos $ 18,50 por litro, promedio.

 

¿Eso cubre el costo productivo?

Hoy sí, hay un pequeño margen incluso, que difiere según las características de cada unidad productiva. Pero no fue la realidad durante muchos años recientes.

 

Dijo que la mayoría de los socios tienen otra actividad, ¿cuál?

Hay tamberos que son productores en ganadería de carne, hacen agricultura o prestan servicios. Hay casos donde en las empresas la lechería es un 60% y la ganadería de carne el resto. El peso de la lechería varía, hay casos muy distintos. De los 50 socios, exclusivamente tamberos son un 30%.

 

¿En qué están trabajando para mejorar?

Se creó un curso sobre gestión en predios lecheros, a través del Centro Pyme de Paysandú, con docentes de primer nivel que son los que dan los cursos de gestión agropecuaria en la Estación Experimental Mario Alberto Cassinoni de la Facultad de Agronomía. Participaron entre 15 y 20, recién terminó y quedamos muy conformes. Los productores tenían una deficiencia en registrar, desde lo más básico como datos productivos o el manejo de sus animales. El curso le brinda al productor herramientas para mejorar a nivel del predio, para que con manejos simples, que no suponen costos elevados, se tomen mejores decisiones. También tenemos otro convenio, en ese caso con la la Universidad Tecnológica (UTEC) para el estudio de sólidos en la leche y células somáticas, para beneficio de los pequeños productores lecheros.

 

¿La capacitación es un debe?

Sí, por eso veníamos trabajando también con la Escuela Agraria de Lorenzo Geyres, para que haya una formación en lechería. La idea era que los alumnos pudieran formarse en temas de producción de leche. En junio del año pasado se firmó un convenio de comodato entre cinco instituciones: la Intendencia de Paysandú, la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande, Claldy, UTU y nosotros. Fue algo que en una reunión en la gremial le propusimos al secretario de Presidencia de la República, Álvaro Delgado, hace dos o tres años. Esto demanda tiempo y trabajo, pero por suerte en el tambo de la escuela está instalada la máquina, los animales están, capaz este año se puede comenzar.

 

¿Qué pasa con el recambio generacional en esa cuenca?

Acá escapamos de la realidad nacional, el promedio de edad de los productores está por debajo de los 50 años. Otro dato es que hay muchas mujeres titulares, un 25% creo. En la directiva somos siete y tres son mujeres, eso es algo a lo que le damos mucho valor.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...