27 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,35 Venta 39,85
31 de octubre 2017 - 23:29hs
Lanús escribió este martes una de las páginas más gloriosas de su historia al ganarle 4 a 2 a River Plate como locatario clasificándose por primera vez a la final de la Copa Libertadores.

El granate debía remontar el 1 a 0 de la ida pero en 23 minutos estaba 2 a 0 abajo producto de goles de Ignacio Socco a los 18', de penal, y del defensor Gonzalo Montiel a los 23' al capitalizar un rebote tras una jugada de pelota quieta.

El equipo de Jorge Almirón descontó en el tiempo agregado del primer tiempo por intermedio de José Sand quien picó habilitado para definir potente y al primer palo para recortar distancias.

En 43 segundos del complemento, el propio Sand igualó el partido tras una jugada en la que encontró la pelota en el segundo palo y volvió a definir con potencia. Fue la primera vez en su carrera, a los 37 años, que hizo dos goles por Copa Libertadores.

El complemento fue vibrante. Con rasgos típicos de Copa Libertadores, Con tensión y emoción. Con juego recio y épica. Con goles y fútbol.

Lautaro Acosta, siempre picante, desniveló el marcador a los 62' con gran asistencia del uruguayo Alejandro Silva en una acción que arrancó Sand por derecha ganándole en potencia a Javier Pinola, a quien le ganó toda la noche.

Igualada la serie global, Lanús seguía eliminado por la cantidad de goles de visitante. Pero a los 69' el colombiano Wilmar Roldán acudió al sistema de videoarbitraje (VAR) para ver un penal de Montiel sobre Román Martínez.

No lo pateó Sand quien luego le dijo a FoxSports que no estuvo fino en la práctica del lunes en los penales. El que tomó semejante responsabilidad tenía que ser uruguayo: Alejandro Silva. El ex Fénix y Peñarol definió con enorme categoría y el granate pasó 4 a 2.

Con 20' minutos por jugar, el River de Marcelo Gallardo quemó las naves. Entró el uruguayo Nicolás De La Cruz que puso un par de centros peligrosos (en uno Pinola impactó el palo) y dispuso de una chance que remató al primer palo.

El uso del VAR dejó sus polémicas, más allá de que el penal a Lanús fue bien cobrado. Con el partido 2-0 hubo penal a River por mano en el área tras jugada de Scocco y no fue sancionado. También hubo agresión de Román Martínez a Ariel Rojas en la jugada previa a un gol de Lanús que tampoco fue revisada. Los goles de Sand, en cambio, fueron bien validados porque no hubo fuera de juego.

Lanús, campeón argentino en 2007 y 2016, campeón de la Supercopa argentina 2016, campeón de la Conmebol 1996 y de la Copa Sudamericana 2013, está ahora en la final de la Copa Libertadores, Su rival se conocerá este miércoles cuando en Porto Alegre jueguen la revancha Gremio y Barcelona de Guayaquil. En la ida ganaron los gaúchos 3 a 0.
Temas:

Copa Libertadores Lanús River Plate

Seguí leyendo

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar