13 de julio 2024
Dólar El Observador | Auspicio BROU Cotizaciones
Compra 39,00 Venta 41,20
19 de marzo 2023 - 18:33hs

Apenas terminado el partido, que Larre aseguró con libres de Leandro García Morales, un número muy importante de hinchas de Goes penetraron al campo de juego. 

La mayoría se fue a increpar directamente a los árbitros Gonzalo Salgueiro, Martín Fernández y Andrés Haller, quienes rápidamente se fueron a su vestuario. 

Otros se la agarraron con el pequeño grupo de hinchas de Larre Borges que había en Plaza de las Misiones. 

Mauro Zubiaurre fue increpado y Fernando Verrone fue empujado según imágenes que se vieron a través de VTV. 

Desde la cancha, un hincha de Goes le lanzó a los parciales visitantes una botella de color verde. 

Además, un parcial de Larre Borges recibió una pedrada en la espalda que le generó una herida menor, hubo caídas en las escaleras al querer abandonar la cancha rápidamente, un integrante del cuerpo técnico visitante recibió un manotazo en el rostro y los jugadores de Larre Borges debieron permanecer una hora en el vestuario para salir custodiados de un cordón policial formado por la Guardia Republicana. 

"Toda la serie fue igual, con la hinchada de Goes insultando mucho. Se notaba que el cima estaba bravo desde el viernes. Cuando terminó fueron contra los jueces, después siguieron contra los jugadores y la gente de Larre. No entiendo por que insultan tanto, por qué van tanto con nombre y apellido. Y después fueron a buscar la pelea cuando no tenemos nada contra la gente de Goes. Los jugadores convivimos con el insulto que es parte del espectáculo, pero cuando termina tiene que terminar ese folclore, lo que pasó es algo propio de la prehistoria", contó a Referí Gastón Semiglia, alero de Larre Borges.

"A García Morales sabíamos que lo iban a insultar y chiflar, pero eso fue generalizado con todos. El clima fue muy caliente, es entendible, te iban a tirar todo el repertorio. Ahí no hay drama, pero no sé por qué querer agredir y lastimar. El jugador entiende el insulto, a mí en lo particular me gusta jugar con gente y con gente en contra; es así esto, pero al terminar ya pasa de ser algo folclórico a ser algo fuera de contexto y que no puede pasar", agregó el goleador del partido.  

Foto: Leonardo Carreño. Gastón Semiglia

"No entiendo cómo después de lo que pasó en el partido anterior no fue la Policía para cuidar a los jueces sabiendo lo que había pasado y también para garantizar la seguridad al visitante. No lo entiendo, rifan a que se arme lío. Volaron piñas, botellas, le cortaron la espalda a un conocido mío que estaba en la hinchada. Un integrante del cuerpo técnico, por querer separar, se llevó un golpe. Vinieron muy fuerte a armar lio a nuestra zona", contó el basquetbolista.

"Nos quedamos una hora después del partidos y salimos respaldados por coraceros que estaban en la calle (Vilardebó) porque nos estaban esperando como 50 hinchas de Goes. Tuvieron que hacer un cordón policial con cuatro o cinco coraceros mirando a la gente de ellos para irnos. Nuestros autos estaban a la vuelta, por suerte no me pasó nada en el mío y no supe de compañeros que hayan tenido problemas porque los coraceros llegaron a la esquina y podían venir hinchas desde la plaza, algo que por suerte no pasó", dijo Semiglia.

Javier Assir, quien quedó como presidente de Larre Borges luego de que su padre Héctor pasara a ser el presidente de la Federación Uruguaya de Basketball (FUBB), reveló detalles de lo vivido desde la tribuna. 

"Fue uno de los batacazos más grandes que recuerde en la historia del club, estamos muy felices porque lo logramos en la cancha que tiene una de las localías más fuertes del básquetbol uruguayo, no creo que haya otra igual, pero fuimos más en la serie", contó. 

"De Larre éramos el mínimo de dirigentes que podían ir por lista, que son 15, y por venta de entradas fueron alrededor de 80 hinchas. Goes nos daba 150 entradas, pero el sábado fue menos gente que el viernes porque se jugaban solo tres minutos y mucha gente prefirió verlo por tele",  

"Estaba al lado del banco cuando terminó el partido. Hay que decir que el alargue se jugó por un fallo arbitral que perjudicó a Larre Borges, que no nos permitió ganar y que nos molestó, pero no por eso fuimos contra los jueces. En el pico, el clima se enrareció cuando le sancionaron a Joaquín Osimani una falta en ataque sobre García Morales, fue como si estallara una bomba. Ya cuando faltaban ocho o diez segundos nos encargamos con nuestra seguridad de que nuestra gente fuera saliendo porque era previsible que todo se fuera a desmadrar", reveló el directivo. 

"En la invasión entiendo que los hinchas iban detrás de los jueces y que nosotros cobramos porque estábamos en el medio. Pero no hubo grandes agresiones, se vieron empujones, manazos y no hubo lesionados. Cuando nuestra hinchada se iba, de afuera hacia adentro tiraron piedras y botellas y fue cuando lastimaron a un hincha en la espalda. Era cuestión de puntería que lastimaran a alguien más, pero no pasó, por suerte, por centímetros", agregó. 

"No sé si esa gente que agredió salió antes o estaba afuera esperando, pero lo cierto es que los proyectiles cayeron de afuera hacia dentro del estadio", puntualizó el titular del cuadriculado. 

Assir dijo que el hecho "no terminó en una tragedia" por tres razones: "Ningún jugador, hincha o familiar de Larre Borges reaccionó. Nuestra seguridad, la de Goes y la de la FUBB actuaron en forma rápida y responsable separando en todo momento. Además, dos jugadores de Goes ayudaron muchísimo para que no pasara nada: Mauricio Arregui y Bernardo Barrera".  

"La seguridad de Goes acompañó a nuestros hinchas para que llegaran a los autos. Actuaron muy bien", destacó. 

Tal como dijo Semiglia, Assir manifestó que jugadores y dirigentes se tuvieron que quedar una hora en la cancha hasta que llegara la Guardia Republicana para que montara un cordón de separación con los hinchas de Goes que seguían en la calle Vilardebó al frente del estadio misionero. 

El incidente ingresará en la semana en la órbita del Tribunal de Penas de la FUBB. 

Goes tiene dos antecedentes esta temporada por incidentes protagonizados por sus hinchas. Uno ante Biguá, por el que le quitaron un punto y le cerraron la cancha por tres encuentros, y otro contra Aguada, por el que recibió quita de cuatro unidades y un cierre de ocho partidos de su cancha. 

 

 

Temas:

Goes Violencia básquetbol

Seguí leyendo

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar

Más noticias de Argentina

Más noticias de España

Más noticias de Estados Unidos