Cargando...
Artículo propone derivar a la ciencia el 0,1% de las exportaciones FOB.

Nacional > Rendición de Cuentas

La "detracción" al agro de US$ 2 millones en favor de la ciencia que genera nuevos roces en la coalición

Diputados defienden reasignar una "ínfima" parte de un tributo que va al INAC y dicen que es un "disparate" hablar de detracciones o de aumento de impuestos

Tiempo de lectura: -'

14 de septiembre de 2022 a las 05:04

El martes 10 de agosto, sin sobresaltos y con el voto de todos los partidos políticos, la comisión de Presupuesto y Hacienda de Diputados aprobaba el artículo 420 de la Rendición de Cuentas 2021.Ratificada pocas horas después por el plenario, también sin mayor discusión, es ahora la más reciente de una larga serie de discordias generadas en la interna del gobierno en relación al mensaje presupuestal. 

Allí se plantea que, una vez en vigencia, el Banco República (BROU) le transferirá a Rentas Generales el 0,1% del precio FOB neto de las exportaciones de animales bovinos y ovinos en pie. También de la venta al exterior de carnes, menudencias, productos y subproductos relacionados. 

La intención es que ese dinero vaya destinado a una serie de programas vinculados a la ciencia, la tecnología y la educación. Se trata de una de las fórmulas que los diputados de la coalición de gobierno encontraron para reforzar, vía reasignaciones, la escasa previsión presupuestal prevista para esas áreas. La decisión generó, sin embargo, una profunda molestia en el ámbito agroindustrial ya que esos recursos, estimados hoy en unos US$ 2 millones anuales, van hasta ahora al Instituto Nacional de Carnes (INAC). 

En diálogo con El Observador el titular de ese organismo, Conrado Ferber, dijo este lunes estar muy preocupado por lo que en el sector se califica como una eventual aplicación de detracciones en la exportación de carnes. "De confirmarse sería algo muy adverso", dijo Ferber. "En Uruguay esto no ha pasado, no debería pasar. Espero que esto sea solucionado en el Senado". 

Esto es kirchnerismo

"Esto es claramente una detracción" dijo sin vueltas el ministro de Ganadería, Fernando Mattos, que anunció que irá al Parlamento el 20 de este mes para dar su "opinión negativa" sobre lo votado por Diputados. Mattos, que responde al sector colorado Ciudadanos - cuyos representantes votaron el artículo cuestionado - sostuvo en Valor Agregado, de radio Carve, que se trata de una "señal muy negativa" dado que, técnicamente, es una trangresión a la prohibición legal de detracciones vigente actualmente. “Es claramente una detracción porque se transgreden dos aspectos", explicó. " Uno de ellos es aplicar detracciones a las exportaciones uruguayas en lo que tiene que ver a las carnes".

Técnicamente, no se trata de ningún gravamen suplementario a la carne. Solo se le otorga otro destino a una parte del impuesto de 0,6% de las exportaciones que hasta ahora va al INAC. Para el ministro, sin embargo, el hecho de que se tome parte de esa recaudación y se lo desvíe a otro sector constituye, técnicamente, una detracción. Además de una "pésima señal", dijo, constituye un muy mal antecedente. Mattos recordó además que el gobierno "prometió no gravar adicionalmente" a los sectores económicos del país. 

Un Solo Uruguay (USU) coincidió en el planteo. A través de un comunicado ese movimiento sostuvo que el artículo 420 constituye un "impuesto a la exportación" y lo igualó con la implantación de "detracciones" al agro. Una medida que equiparó al "kirchnerismo" argentino. 

El senador nacionalista Sebastián Da Silva se comprometió este martes a resolver este tema en la cámara alta. Lo hará, precisó, de acuerdo a su "compromiso" con la ciudadanía: "no más impuestos, y menos al campo". 

En diálogo con El Observador, Da Silva señaló que lo votado por Diputados parte de un concepto erróneo, dado que lo generado por ese tributo es "plata de los productores rurales" que no puede, por voluntad más loable que exista, derivarse a otros sectores. El senador anunció que trabajará para anular ese artículo y lo hará con una premisa: "la plata del campo debe quedarse en el campo". 

"Uruguay no puede transitar este camino, y menos copiando impuestos de Argentina", expresó. Da Silva admitió que, en realidad, no se trata de un aumento tributario. Sin embargo, apuntó a los "errores conceptuales" que ve detrás de esta medida. "Hoy el sector agropecuario puede tener una coyuntura favorable, pero cualquier persona con sentido común sabe que son momentos", expresó. 

Da Silva apeló a cifras para remarcar este concepto: cuando el artículo 420 fue aprobado en comisión, la tonelada de carne se vendía a US$ 5.336. Al cierre de agosto, había bajado a US$ 4.718. 

Un disparate

El artículo 420 no tiene una "paternidad definida". Fue consensuado entre los diputados de la coalición de gobierno. Luego recibió el apoyo del Frente Amplio, y su redacción final fue recomendada por la Contaduría General de la Nación (CGN), dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas. Así se lo precisó a El Observador el diputado Iván Posada (PI), que rechazó los cuestionamientos que la decisión viene recibiendo. "Todos sabemos cómo funcionan los lobbies en todos los organismos", dijo. 

"Es una disparate" aseguró Posada en referencia a que se trata de una detracción a la agroindustria. Tampoco un aumento tributario. Lo que sucederá, explicó, es que una pequeña parte de impuesto cambiará de destino. 

El nuevo destino quedó fijado en los artículos 421 y 422 de la Rendición de Cuentas, votados también en forma unánime. El dinero irá para la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII), que deberá repartirlo entre el Fondo María Viñas y el Fondo Clemente Estable, con un remante para Ciencias Agrarias y Biológicas, Ciencias Médicas y Salud, Ingeniería y Tecnología 

En el Frente Amplio, el diputado Gustavo Olmos justificó la decisión de reasignar esos recursos. En diálogo con El Observador, el legislador recordó que el INAC tiene hoy altos ingresos, producto del aumento tanto del volumen como de los precios de exportación de la carne. Y la investigación científica y tecnológica, precisó, termina redundando en beneficio de todos los sectores productivos. 

Olmos sotuvo que la resignación lejos estará de comprometer los recursos del INAC y coincidió en el "tremendo disparate" que significa hablar de detracciones. "No se agrega ni un solo centavo al aporte de los exportadores", dijo. Se cambia una ínfima parte del tributo que, insistió, también beneficiará a los agroexportadores. "Si alguien piensa que la trazabilidad se hizo sin innovación, está muy equivocado", concluyó el diputado. 

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...