19 de mayo 2024
Dólar
Compra 37,45 Venta 39,65
6 de noviembre 2022 - 5:00hs

Este domingo, en su día 97 en el club, llega a su fin el sueño. Nacional festejará desde la hora 16 en el Gran Parque Central el título de campeón Uruguayo y despide a Luis Suárez.

Durante los últimos tres meses los hinchas tricolores disfrutaron al goleador histórico de la selección uruguaya, uno de los mejores delanteros del planeta en la última década, que volvió de una manera impensada, con el Clausura en marcha.

El 7 de julio, en una nota con Referí, Suárez planteó su sorpresa porque nadie de Nacional se había comunicado con él tras quedar libre de Atlético de Madrid. “Estoy sorprendido porque los dirigentes de Nacional ni siquiera me llamaron para saber mi situación”, contó el Pistolero en comunicación desde España.

Enseguida los hinchas comenzaron la campaña en redes sociales con el hashtag #SuarezaNacional y provocaron el viaje del presidente José Fuentes a Madrid para reunirse con el jugador. Unos días después, la quijotada se hizo realidad.

1.240
minutos sumó Luis Suárez en 16 partidos jugados: 14 por el Uruguayo y dos por la Sudamericana.

8
goles convirtió el Pistolero, seis en el Clausura y dos en la final.

El 31 de julio Suárez llegó a Montevideo con su familia, fue presentado en el Gran Parque Central frente a una multitud que lo acompañó en caravana desde el aeropuerto de Carrasco y se inició una locura que se coronó el domingo pasado con el título de campeón Uruguayo y se cierra este domingo con la fiesta del campeón.

La presencia de Suárez fue un plus para el equipo de Pablo Repetto que ya había ganado el Intermedio y logrado una ventaja importante en la Tabla Anual, pero además, fue un incentivo enorme desde el punto de vista social y de marketing.

Volaron las camisetas

Desde la llegada de Suárez todos los partidos de local en el Parque Central se desarrollaron con entradas agotadas, algo que no ocurría antes de su vuelta.

Los socios, que no pagaban entradas, arrasaban en minutos con los boletos.

La venta de camisetas creció de manera exponencial y se comercializaron cerca de 10.000 camisetas del Pistolero, según se informó a Referí desde el club.

En dos meses, se vendieron más camisetas con el número 9 de Suárez que de Nacional en todo el año.

Diego Battiste El amor de los hinchas de Nacional

Diez días después de la llegada de Suárez, aun con resultados negativos en la Copa Sudamericana, Nacional había vendido casi 1.000 butacas en el Parque Central y tenía más de 7.000 socios, entre nuevos y otros que se pusieron al día.

El nombre de Nacional se posicionó en todo el mundo. La FIFA y Conmebol destacaron la vuelta del Pistolero al fútbol uruguayo y especialmente a Nacional.

Periodistas extranjeros viajaron a Uruguay para cubrir el retorno del delantero. Sorprendidos por la decisión que tomó en su plenitud, a pocos meses del Mundial de Qatar y con propuestas para continuar en Europa y Estados Unidos.

En Goiania, donde el equipo viajó para jugar contra Atlético Goianiense por la Copa Sudamericana, decenas de brasileros se acercaron esos dos días al hotel donde se hospedó el tricolor con un solo objetivo: ver de cerca a la estrella mundial, al exdelantero del Barcelona, campeón de España con el Atlético de Madrid, que ahora juega en Nacional.  

Sin color de camiseta

En Uruguay la Suarezmanía se trasladó a los hinchas de otros equipos. Niños de Liverpool, de River Plate y hasta de Peñarol, se acercaron al delantero para pedirle una foto o una firma. Idolatría que se ganó con la camiseta de la selección uruguaya.

Para los rivales de Nacional durante el Clausura, el premio mayor al final del partido era quedarse con la camiseta de Suárez. Hasta en el clásico contra Peñarol, después de ganar 3-1 en el Parque con un golazo suyo, Walter Gargano intercambió su camiseta con el 9. Si bien compartieron años en la selección, esa actitud del Mota le generó críticas desde su equipo.

Instagram Luis Suárez con la Copa Uruguaya​​​​​​​

Suárez fue también un incentivo para sus compañeros de plantel. Felipe Carballo rechazó una propuesta para irse a México porque quería jugar con Suárez. Emmanuel Gigliotti no tuvo inconvenientes en cederle el número 9 y jugar con la 8. Ignacio Ramírez, el delantero más relegado por la llegada de Suárez, declaró: “Capaz que uno de los que más disfrutó la presencia de Suárez fui yo”.

Suárez fue también un ejemplo en la vida diaria, en los entrenamientos, a la hora de las comidas: les aconsejó que comer harinas antes de los partidos no es bueno.

Después, lo que aportó en la cancha. En 14 partidos del Uruguayo marcó ocho goles. Uno, para coleccionar, frente a Peñarol. Otros dos en la final contra Liverpool para coronar 90 días de un dulce sueño.

La fiesta del campeón

Nacional festeja este domingo desde la hora 16 en el Gran Parque Central el título de campeón Uruguayo. El club hará un homenaje a los hinchas por su participación decisiva en la vuelta de Luis Suárez. Las entradas para la fiesta cuestan $ 200 para los socios y $ 300 para público general. Los menores de 11 años ingresan gratis, mientras que los butaquistas y los palquistas pagarán $ 200. Estarán presentes los jugadores y el cuerpo técnico, quienes darán la vuelta olímpica con la Copa Uruguaya. Al final habrá un espectáculo musical.

 

Temas:

La fiesta del campeón Nacional festeja el Campeonato Despedida Luis Suárez

Más noticias de Referí

Te Puede Interesar