Nacional > Mafia calabresa

La historia de Rocco Morabito, el "rey de la cocaína en Milán" que se escapó de Cárcel Central

En Uruguay se lo acusa por falsificación de cédula de identidad, de pasaporte y falsificación ideológica

Tiempo de lectura: -'

24 de junio de 2019 a las 09:17

Hacía 13 años que Rocco Morabito vivía en Punta del Este con un documento falso y allí había pasado inadvertido hasta 2017. Mientras en Uruguay vivía como un ciudadano más, en Italia era uno de los cinco hombres más buscados por tráfico internacional de drogas.

Desde hacía casi 20 años era Francisco Capeletto, un brasileño de 49 años radicado en Uruguay en 2002 y que se dedicaba a negocios de compraventa, y al rubro de la soja. Por eso se sorprendió cuando la policía lo llamó por su verdadero nombre, ese que intentaba olvidar desde mediados de la década de 1990: Rocco Morabito.

La policía lo detuvo en 2017 luego de que el hombre, señalado como el líder de la mafia calabresa, inscribiera a su hija en un colegio de Maldonado con su nombre real. Morabito era hijo del también llamado Rocco Morabito, un histórico jefe mafioso, y de Carmela Modaffari. A pesar de querer enterrar su pasado, su apellido le pesaba. Y prueba de ello era que lo llevaba su hija.

En Uruguay se lo acusa por falsificación de cédula de identidad, de pasaporte y falsificación ideológica. Este lunes de madrugada escapó de Cárcel Central junto con otros tres presos

Rocco Morabito, que ahora tiene 52 años, fue líder del cartel Ndrangheta de la mafia calabresa dedicado al tráfico internacional de drogas. Integró la organización desde 1988 hasta 1994 y era conocido como el rey de la cocaína en Milán. Por esta razón, el mafioso tenía una notificación roja emitida por Interpol Internacional desde 1995.

Desde que Morabito inscribió a su hija en un colegio con el nombre real, se lo identificó y comenzó una operación que duró varios meses. Luego de tareas de vigilancia, equipos de la Dirección General de Policía detuvieron al italiano en un hotel céntrico de la Montevideo. 

A pesar de la notificación de Interpol, el mafioso se estableció en Uruguay, donde vivió, al menos, 13 años. Morabito se instaló en Punta del Este y logró obtener documentación uruguaya luego de presentar un documento brasileño en el que figuraba como Francisco Capeletto.

Morabito se encargó de organizar el transporte de droga en Italia, su distribución en Milán e intentó realizar un envío desde Brasil con 592 kilos de cocaína en 1992 y otro de 630 kilos en 1993.

A pesar de la notificación de Interpol, el mafioso se estableció en Uruguay, donde vivió, al menos, 13 años. Morabito se instaló en Punta del Este y logró obtener documentación uruguaya luego de presentar un documento brasileño en el que figuraba como Francisco Capeletto.

El italiano comenzó a ocuparse de hacer llegar la droga desde Sudamérica al norte italiano, aseguraron investigadores a EFE. Según el Ministerio del Interior, Morabito vivía en una lujosa mansión en una zona cercana al exclusivo barrio Beverly Hills.

En el lugar de Punta del Este se encontraron 12 tarjetas de crédito, 13 celulares, cheques por importantes sumas de dinero y varias armas.

Altercado en Cárcel Central

El italiano tuvo en 2018 un altercado mientras estaba detenido en la cárcel y tuvo que ser internado en el Hospital Español debido a una trifulca que protagonizó en el comedor. El recluso terminó con una costilla rota y dos fisuradas, según dijo él mismo en ese momento a El Observador.

Durante la cena, un funcionario del Instituto Nacional de Rehabilitación se acercó a Morabito y de mala gana le ordenó que apagara el cigarro que llevaba entre sus dedos. El mafioso, en ese momento de 51 años, se llevó el tabaco a la boca, le dio una última pitada y desafió al efectivo policial echándole el humo en la cara.

En ese instante, el funcionario le recriminó la actitud y comenzó el enfrentamiento físico.

Fue durante el partido amistoso de Uruguay contra Uzbekistán el 6 de julio de 2018.

"Se ve que el hombre tenía ganas de publicidad. Encontró la persona justa para hacerse publicidad", dijo el italiano acerca del efectivo que lo increpó por fumar. "Me dijo: '¿No ve que acá está prohibido fumar?'. Tampoco estábamos fumando habanos. Eran cigarrillos. Yo no fumo habanos", dijo en aquel momento en referencia a datos que fueron publicados en crónicas de prensa.

Según el preso italiano, el guardia lo había golpeado con su palo y le tiró gas pimienta. "Empezó a armar un lío de la nada. No sé qué pasó", relató.

"Yo me defendí. Él sacó el palo para darme. Justo arriba de la mesa había una tabla de madera donde se cortaba la carne y yo me la puse como escudo. Él partió la madera con el palo y ahí empezó", dijo el italiano sobre los hechos. "Me esposó y me forcejeó la costilla y me la quebró", agregó sobre las razones que lo llevaron a estar internado.

El acusado de ser parte de la mafia italiana se había mostrado molesto con la denominación "presos vip" que se les atribuye a los reclusos de alto perfil que se encuentran en Cárcel Central. Morabito compartía el recinto con otros reclusos que esperaban ser extraditados, como el argentino Marcelo Balcedo, el turco Osman Naim (conocido por ser el dueño de la Ferrari de Malvín Norte) y cuatro investigados por la Operación Lava Jato en Brasil.

"Esto es una cárcel. No es que seamos vip. Es una cárcel", había dicho Morabito. "En nuestros países no estaríamos ni siquiera presos porque estamos aquí por un error administrativo. No tendríamos ni que estar en una cárcel con otros presos", afirmó en comunicación telefónica con El Observador el año pasado

REPORTAR ERROR

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 245 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 245 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 245 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...