Cargando...
España Rugby

Rugby > ANÁLISIS

La maniobra que dejó a España fuera del Mundial de rugby, y el mensaje para países como Uruguay

España se quedó fuera del mundial de rugby luego que se descubriera que había jugado con un extranjero inelegible; además de la irresponsabilidad española es una reivindicación para los países que apuestan por el talento local

Tiempo de lectura: -'

28 de abril de 2022 a las 11:57

Por segunda vez consecutiva, España se quedará afuera del Mundial de rugby por alineación indebida de jugadores extranjeros. Los Leones habían conseguido su pasaje directo al Mundial de Francia 2023 tras ser segundos detrás de Georgia en el Rugby Europe Championship (REC), el Seis Naciones B, en una de las mejores campañas de la historia. Pero la alineación del pilar sudafricano Gavin Van der Berg en una intrascendente serie ante Holanda, el colista del REC, terminó por desencadenar la irregularidad.

El Panel Judicial Independiente de World Rugby concluyó que Van der Berg era ineligible, confirmó la Federación España de Rugby (FER) en un comunicado y ratificó World Rugby. Eso les hace perder 10 puntos en la competición, lo que deja a Los Leones fuera de los puestos de clasificación. Rumania, que había sido tercero, sube al segundo lugar y clasifica directo, mientras que Portugal, que había quedado afuera, se clasifica al repechaje.

El fallo del panel judicial no es vinculante, sino que la decisión formal pasará por el Consejo Mundial de World Rugby, y la FER tiene 14 días para apelar. Pero es virtualmente imposible que España logre convencer al órgano, de 50 miembros, de algo contrario a lo que fallaron los jueces. España iba a jugar el Mundial en el Grupo C, junto a Sudáfrica, Irlanda, Escocia y Tonga.

Pasaporte adulterado

La clave de la descalificación está en que el pasaporte de Van Der Berg había sido falsificado para esconder salidas de España por más de 60 días, con lo que el criterio de elegibilidad para selecciones nacionales cae. La elegibilidad del jugador había sido presentada por su club español, Alcobendas, de modo de evitar que ocupara plaza de extranjero. En base a esa documentación España pidió autorización a World Rugby para usarlo, y recibió el Ok.

Tras la serie ante Holanda, desde Rusia llegaron las primeras denuncias de inelegibilidad contra el jugador, y la protesta formal la presentó Portugal una vez que quedó eliminado del Mundial. La investigación posterior concluyó que el pasaporte de Van der Berg había sido falsificado para incluir salidas de España durante más de 60 días, lo que propició la sanción.

El talento propio

Hasta allí los hechos. Lo que viene aún es desconocido, pero sin dudas es un golpe al corazón del rugby español, que volvía a los Mundiales tras 24 años y se esperanzaba con un impulso inédito al deporte en su país, que le daba la chance de dar un salto de calidad. Porque en el fondo, España tiene todo para ser uno de los países líderes del Tier 2, el segundo escalón del rugby mundial, y para competirle a los del Tier1: el tamaño, atractivo y centralidad del mercado (que no lo tiene Georgia, por ejemplo), los lazos con jugadores franceses de calidad, pero sobre todo la cantidad y calidad de jugadores, como muestra cada año su selección juvenil, que pelea palmo a palmo con Portugal por ser la mejor del segundo escalón europeo.

Sin embargo, la apuesta de España en todos estos años ha sido acopiarse de extranjeros. Lógico respecto a franceses con sangre española que juegan en primera o segunda de Francia, pero también otros de menor calidad que llegan a jugar en su liga semiprofesional, y que no son mucho mejores que los jugadores que año a año saca su cantera. La justificación ha sido explicita por parte de los entrenadores: en la selección absoluta juegan los que son los mejores ahora. Un argumento que, aunque cierto, oculta que el rugby español no ha sido capaz de crear una real estructura de alto rendimiento que le da la chance a los jóvenes de desarrollarse y transformar su potencial juvenil en realidad. La muestra más clara: Rugby Europe lanzó esta temporada una liga de franquicias profesionales, pero la FER no se sumó y el representante español terminó siendo una unión de tres clubes locales. De hecho, España llegaba al Mundial con un plantel envejecido, y con pocas señales de que fuera una plataforma para darle competencia a las generaciones post 2023.

Es un justo castigo a la trampa, y a la irresponsabilidad. Porque España podía apostar a un modelo basado en extranjeros, pero cumpliendo las reglas y la diligencia debida. No se sabe quién fue el que falsificó pasaportes: si el jugador, el club o la federación (que ahora quiere desembarazarse de culpas y apostar a los dos primeros). Pero en ese caso hay una absurda irresponsabilidad de la FER, que ya con un Mundial afuera no tuvo un mínimo de profesionalidad para corroborar que la documentación del jugador fuera la adecuada,

También es, aunque sea lateralmente, una revindicación a los que apuestan por el talento formado en casa. Para Georgia, Uruguay, Chile, incluso para Portugal, que recurre a algunos extranjeros pero apuesta fuerte a su cantera. Curiosamente Portugal fue el que presentó una de las reformas de reglamento que más puede hacerle daño a esa escuela de talento local: la posibilidad de que jugadores puedan jugar por dos países siempre que exista un hiato de tres años. Una decisión que favorecerá a las islas del Pacífico, en particular Tonga y Samoa, que tienen una nula apuesta a la formación de sus jugadores (de hecho ni siquiera juegan partidos de locales por falta de infraestructura), y que apelan a reclutar ex jugadores veteranos de Australia y Nueva Zelanda, con sangre samoana o tongana. Que ya no sean citados a sus selecciones.

Es duro el camino para países como Uruguay. Formar talento lleva mucho trabajo, tiempo y dinero, y no siempre se traduce en resultados. Pero es una buena forma de tener orgullo y tranquilidad de conciencia con el seleccionado nacional, y de no tener un perenne miedo a que alguien encuentre algo bajo alguna piedra. España tiene todo para apostar a ese camino. Deberá comenzar esa reconstrucción a partir de las ruinas que deje la bomba de hoy.

Comentarios

Registrate gratis y seguí navegando.

¿Ya estás registrado? iniciá sesión aquí.

Pasá de informarte a formar tu opinión.

Suscribite desde US$ 345 / mes

Elegí tu plan

Estás por alcanzar el límite de notas.

Suscribite ahora a

Te quedan 3 notas gratuitas.

Accedé ilimitado desde US$ 345 / mes

Esta es tu última nota gratuita.

Se parte de desde US$ 345 / mes

Alcanzaste el límite de notas gratuitas.

Elegí tu plan y accedé sin límites.

Ver planes

Contenido exclusivo de

Sé parte, pasá de informarte a formar tu opinión.

Si ya sos suscriptor Member, iniciá sesión acá

Cargando...